Afganistán y Navarra

.Asombroso por no decir deprimente y vergonzante el comentario radiofónico del 10 de septiembre de la SER sobre la escuela diferenciada en Navarra
.Es probable que los reporteros de la cadena SER lo han hecho con otra intención, pero en esto sí que les doy la razón: en ambos casos hemos caído bajo el régimen de los totalitarismos.

FOTOGRAFÍA. KABUL (AFGANISTÁN), 01.09.2021. La gente hace fila para retirar dinero de los bancos que solo permitieron el retiro de $ 200 por semana de una cuenta en sus sucursales centrales en Kabul, Afganistán, hoy 1 de septiembre de 2021. Efe

Redacción.- Pamplona (Navarra) España, viernes 10 de septiembre de 2021. Asombroso por no decir deprimente y vergonzante el comentario radiofónico del 10 de septiembre de la SER sobre la escuela diferenciada en Navarra, comparando y haciendo paralelismo entre la segregación educativa de Afganistán y la de nuestra Comunidad Foral. En primer lugar dirigirme al área de comunicación de la Ser, sería interesante que hablen con un poco de conocimiento y de propiedad y saber la diferencia esencial entre la obligatoriedad y la imposición de Afganistán y la opción libre de Navarra.

Aún defendiendo el derecho a la libertad de expresión de todos los medios de comunicación y en concreto el suyo, creo que la apuesta mediática por su parte para buscar notoriedad en una realidad que acaece estos días y que afecta la susceptibilidad de todo el planeta, está fuera de lugar comparando un país democrático y libre como España con un Estado radical y opresivo como Afganistán.

Nuestro modelo nacional cuyos ejes son la calidad y la adaptación a la capacidad de cada alumno y los valores que ostentamos en nuestro País, se sostienen en los principios de: el derecho a la libertad de educación que recoge nuestra Carta Magna. El parágrafo 27.3 de la Constitución española nos dice “los poderes públicos garantizan el derecho que asisten a los padres para que sus hijos reciban toda formación de acuerdo con sus propias convicciones”.

Según recoge el art. 26 de la Declaración Universal de Derechos humanos del Consejo de Europa y en la Carta de Derechos Fundamentales “los padres tienen el derecho a elegir la educación que prefieren para sus hijos y que es un principio de Estado que No puede negar ni manipular”. La LOECE regula en el artículo 34.1 el principio que establece que “los titulares de Centros Privados tienen el derecho a establecer un ideario educativo propio, debiendo respetar los principios y declaraciones de la Constitución”.

Estos puntos de la Constitución ni en sueños podrán ser vistos, hoy por hoy, en un Estado como Afganistán. No equiparen los sistema educativos ni las praxis en las instituciones de enseñanza.

De todos modos, ahora sí que se puede hacer un paralelismo entre el régimen totalitario de Afganistán y Navarra, porque ahora en ambos casos el Gobierno impone y obliga usando su poder, lo que habitualmente se conoce como abuso de poder, para imponer, para hacer cumplir bajo pena de sanción, tanto a los padres como a la patronal de esos colegios un modelo educativo completamente opinable, válido y eficiente; y de hecho existente en más de un país democrático donde sí que existe la libertad; no como aquí que no existe más que bajo eslóganes teóricos pero que a la hora de la verdad se impone, se obliga a los padres, a los ciudadanos, a tener que comportarse según modelos ideológicos de un puñado de personas.

Es probable que los reporteros de la cadena SER lo han hecho con otra intención, pero en esto sí que les doy la razón: en ambos casos hemos caído bajo el régimen de los totalitarismos.

Judith Sarrablo

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot