Aragonès inicia el debate de investidura pidiendo hacer “inevitable” la amnistía de los presos y un referéndum de independencia de Cataluña

.En caso de que Aragonès tampoco consiguiese ser investido en segunda votación, se abriría un periodo de dos meses -a contar desde este viernes- para intentar de nuevo una investidura y, si no fuese posible, el 26 de mayo serían convocadas automáticamente nuevas elecciones para al cabo de 54 días, ya en julio

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), 26.03.2021. El candidato de la ultraizquierda separatista ERC a la presidencia de la Generalidad de Cataluña, Pere Aragonès, en el Auditorio del Parlamento de Cataluña, durante su primera intervención en el debate de investidura. Efe

Efe – El candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, ha iniciado este viernes el debate de investidura mostrando su disposición a un “acuerdo sólido y estable” y comprometiéndose a buscar una solución al conflicto catalán que haga “inevitables” la amnistía y un referéndum de autodeterminación. Barcelona (España), viernes 26 de marzo de 2021.

El Govern que quiere presidir, ha explicado, “tendrá tres objetivos”: afrontar “las urgencias y desigualdades” generadas por la crisis, impulsar la “reconstrucción económica” y “encaminar la resolución del conflicto político haciendo inevitable la amnistía y la autodeterminación”.

“Estoy preparado y tengo toda la energía para afrontar el conjunto de urgencias” de Cataluña y para “dar forma a la nueva Generalitat republicana”, ha remarcado.

Aragonès se ha comprometido a hacer que “la resolución del conflicto entre el Estado español y Cataluña pase inevitablemente por la amnistía y la autodeterminación, por un referéndum de independencia y por la libertad de los presos y el libre retorno de los exiliados”.

El pleno, encabezado por primera vez por la presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha arrancado con 45 minutos de retraso -a las 10.45 horas, debido a las reuniones de la Mesa para discutir el voto delegado del diputado de JxCat Lluís Puig- en el Auditorio de la cámara catalana, más espacioso y ventilado que el hemiciclo.

Tras la intervención sin límite de tiempo del candidato a la investidura para exponer su programa de gobierno, será el turno de los líderes parlamentarios, de mayor a menor, que dispondrán cada uno de 30 minutos, y después de la réplica y las contrarréplicas se procederá a la votación, en la que los diputados serán llamados uno a uno a decir desde su escaño cuál es su voto: sí, no o abstención.

Para ser investido este viernes en primera votación, Aragonès necesita la mayoría absoluta, pero todo apunta a que no la conseguirá, ya que solo ha podido atar el voto a favor de los 9 diputados de la CUP, además de los 33 de ERC, sin poder convencer de momento a los 32 de JxCat para que le ofrezcan también su apoyo.

Si se confirma el fracaso de la primera votación, Aragonès dispondrá de una segunda oportunidad -previsiblemente el martes, dos días hábiles después- en la que le bastará la mayoría simple, aunque igualmente necesitará los votos a favor de JxCat para ser investido.

En caso de que Aragonès tampoco consiguiese ser investido en segunda votación, se abriría un periodo de dos meses -a contar desde este viernes- para intentar de nuevo una investidura y, si no fuese posible, el 26 de mayo serían convocadas automáticamente nuevas elecciones para al cabo de 54 días, ya en julio.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot