Arzobispo ante políticos en Cataluña: “No podemos criar seres ensimismados y egoístas”

Lasvocesdelpueblo
FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), 24.09.2019. El cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha pedido hoy, en su homilía de la misa de la Mercè, patrona de Barcelona, a la que han asistido representantes de todos los partidos políticos con representación institucional, excepto la CUP, que «todos construyamos una sociedad en fraternidad y comunión». Efe

Efe – El cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella: “No podemos criar seres ensimismados, egoístas, que tienen de todo y que nunca tienen bastante; sino hombres y mujeres capaces de ser adultos, capaces de ofrecer y de aceptar, capaces de valorar en Los otros y de compartir. Educar se también, pues, saber negar cosas, enseñar a renunciar, a asumir el fracaso, a dilatar en el tiempo la consecución de los deseos, para aprender a amar más, a amar mejor”, ha sostenido Omella. Barcelona (España), martes 24 de septiembre de 2019. 

El cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha pedido hoy, en su homilía de la misa de la Mercè, patrona de Barcelona, a la que han asistido representantes de todos los partidos políticos con representación institucional, excepto la CUP, que “todos construyamos una sociedad en fraternidad y comunión”.

También ha pedido vivir con una actitud de confianza “que nos abra a confiar siempre y en cualquier circunstancia en las personas que nos rodean”.

A la solemne misa celebrada en la Basílica de la Mercè, a la que han asistido una parte de la corporación municipal, políticos de la Generalitat y otras autoridades civiles y militares, el cardenal no ha hecho ninguna referencia explícita a la situación política catalana ni española, aunque ha dicho que en la sociedad actual “cuesta entender y, sobre todo, vivir con esta actitud de confianza”.

“Nuestra cultura nos hace creer que no existe nada más que lo que se ve y se puede tocar (…) el ambiente en el que vivimos nos empuja a desear y esperar que se cumpla inmediatamente todo lo prometido, y si no es así, somos impacientes y cambiamos de empresa, de partido político, de familia”, ha señalado el arzobispo.

“Santa María, como todas las verdaderas madres, sabe esperar y confiar. Cuando un hijo se equivoca, esperan que reflexione y cambie. Cuando un hijo se va de casa aguantan, sufren en silencio pero confían en que un día, no lejano, volverá como el hijo pródigo del Evangelio y, entonces, se producirá el tan deseado reencuentro familiar”, ha dicho el cardenal, muy aficionado a las metáforas.

Omella se ha dirigido especialmente a padres y educadores, responsables políticos, civiles y militares para señalar que “tenemos todos la gran tarea y responsabilidad de educar a las generaciones futuras” y esto “es ayudarles a sacar todos los valores y virtudes que llevan dentro”.

“No podemos criar seres ensimismados, egoístas, que tienen de todo y que nunca tienen bastante; sino hombres y mujeres capaces de ser adultos, capaces de ofrecer y de aceptar, capaces de valorar en Los otros y de compartir. Educar se también, pues, saber negar cosas, enseñar a renunciar, a asumir el fracaso, a dilatar en el tiempo la consecución de los deseos, para aprender a amar más, a amar mejor”, ha sostenido Omella.

El arzobispo ha concluido su homilía pidiendo que todo el mundo sea “constructor de una sociedad en fraternidad y en comunión” y que “Barcelona siga siendo una ciudad bella y habitable, no sólo por su atractivo histórico, arquitectónico, cultural, gastronómico y económico; sino también por su sensibilidad humana, fraterna, solidaria y respetuosa con las creencias religiosas”.

Al acto religioso, que ya no forma parte del programa oficial de actos de la fiesta mayor de la capital catalana, no ha asistido el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ni la alcaldesa Ada Colau, que está en Nueva York y que no lo hizo en ninguna ocasión en el mandato pasado.

En los bancos de autoridades estaba representantes de todos los grupos municipales, incluida BComú, para la mayoría de los cuales era la primera vez que acudían a la ceremonia como concejales.

En la primera fila estaban el primer teniente de alcalde, el socialista Jaume Collboni, hoy alcalde accidental; el concejal de Seguridad, Albert Batlle; el teniente de alcalde Joan Subirats y los presidentes de los grupos municipales de ERC, Cs, PP mientras que la portavoz de JxCat Elsa Artadi, se ha situado detrás.

Entre las autoridades estaban también el cardenal emérito Lluís Martínez Sistach, el Inspector General del Ejército de Tierra, general Fernando Aznar Ladrón de Guevara, y la secretaria general de Presidencia de la Generalitat, Meritxell Massó.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Noticias relevantes

Videos Hot