Barriendos, la mujer que quita lazos y combate al independentismo en la clandestinidad

Lasvocesdelpueblo
ESPAÑA, año 2018. Vista de la valiente Pilar Barriendos, madre de familia española, vecina de Cataluña, quien desde el año 2006 lucha contra el secesionismo en Cataluña y actualmente desde la «Brigada de Limpieza Segadors del Maresme» donde ejerce el cargo de responsable de comunicación, en una imagen reciente. Ñ Pueblo Lasvocesdelpueblo

Redacción – Pilar Barriendos con 54 años, madre de dos hijos, Pedagoga Terapeuta y logopeda, Doctorado en Ciudadanía y Valore, es una de las miles de mujeres españolas, vecinas de Cataluña que se levantaron contra el pulso secesionista del Gobierno de la Generalidad de Cataluña y entidades separatistas contra el Estado de la Nación española y su democracia. La catalana forma parte del corazón y de los pulmones de la llamada “Resistencia Española” en Cataluña. Pilar Barriendos es la  responsable de comunicación de una de las plataforma de lucha contra la simbología independnetista más importante de Cataluña: «Brigada de Limpieza Segadors del Maresme». Lausana (Suiza), sábado 24 de noviembre de 2018. Fotografía: ESPAÑA, año 2018. Vista de la valiente Pilar Barriendos, madre de familia española, vecina de Cataluña, quien desde el año 2006 lucha contra el secesionismo en Cataluña y actualmente desde la «Brigada de Limpieza Segadors del Maresme» donde ejerce el cargo de responsable de comunicación, en una imagen reciente. Ñ Pueblo Lasvocesdelpueblo

Durante la entrevista, en la que han participado fuentes de la plataforma de la resistencia suiza de François Meylan (Cataluña Pueblo de España) desde Lausanne (Suiza), este jueves 22 novembre 2018, la vecina de Cataluña explica que los independentistas “empezaron a marcarse poniéndose un lazo amarillo en el pecho. Así se reconocen visualmente. Es una manera de discriminación. El que no lleva el lazo no es de los míos. Marcaron los balcones de los ayuntamientos, de las instituciones públicas, y también marcaron las calles. Es una manera de demostrar que se domina el territorio. De ahí la importancia de recuperar las calles. Porque no serán suyas, ni nuestras. Han de ser de todos”.

La española agrega que el separatismo cuenta con un aparato de propagando muy poderoso por lo que puede pegar a las mujeres y los niños en plena luz del día y los medios del poder corrupto lo callarán o le quitarán siempre la importancia. Mientras para las personas que apoyen la legalidad en Cataluña es todo el contrario. 

Por lo que Pilar Barriendos llamara a seguir con la lucha en los dos frentes para hacer oír la voz d ela legalidad. “Los secesionistas atacan con violencia a los que intentan quitar los lazos amarillos. Hablan de libertad, pero sólo respetan la suya de poner. La libertad de quitar no la respetan. Los secesionistas tienen un eco mediático muy grande, y en cambio los catalanes constitucionalistas hemos de luchar para conseguir que se nos oiga”

Entrevista

Pregunta: ¿Pilar, quién es usted?

Respuesta: Nací en Barcelona hace 54 años. Madre de dos hijos. Pedagoga Terapeuta y logopeda. Doctorando en Ciudadanía y Valores. He trabajado siempre para colectivos vulnerables y especiales, especialmente infanto-juveniles. Actualmente soy responsable de comunicación de la Brigada de Limpieza Segadors del Maresme. Desde 2006 he participado activamente en movimientos políticos constitucionalistas y en asociaciones civiles. Europeista convencida y amante de las libertades. Detesto las imposiciones y las injusticias. Superaremos esta crisis catalana, española y europea, si los partidos políticos dejan de contar votos y valoran personas y futuro común.

Pregunta: ¿Puede explicar por qué es tanto importante quitar regularmente los lazos?

Respuesta: Para ello hay que saber la evolución del independentismo catalán. Los secesionistas han ido consiguiendo las instituciones, los medios de comunicación, las escuelas, las asociaciones, los colegios profesionales, los sindicatos, …hasta la Iglesia. Todo con dinero público y adoctrinamiento.

Durante años, los constitucionalistas, hemos escuchado como afirmaban: Su lengua, Su nación, Su sentimiento, Su país, Su gobierno, Su pueblo, Su cultura, Su escuela, Su sociedad, Su policía… Mientras el gobierno español de turno nos abandonaba. Pero los secesionistas dieron un paso más. Además de querer convertirnos en Septiembre del 2017 en extranjeros en nuestro país, afirmaron que las calles eran suyas. Empezaron a marcarse poniéndose un lazo amarillo en el pecho. Así se reconocen visualmente. Es una manera de discriminación.

El que no lleva el lazo no es de los míos. Marcaron los balcones de los ayuntamientos, de las instituciones públicas, y también marcaron las calles. Es una manera de demostrar que se domina el territorio. De ahí la importancia de recuperar las calles. Porque no serán suyas, ni nuestras. Han de ser de todos. Espacios públicos neutrales y de convivencia. Y lo mismo debe pasar en las instituciones o en los colegios dónde los profesores rompen la regla de la neutralidad, estando en clase con lazos en las solapas. Por ello es importante la resistencia. Para demostrarles a ellos, a nosotros mismos y a la comunidad internacional que no somos un solo pueblo y que no todos pensamos igual.

Durante años hemos estado callados. Ahora que hablamos dicen que provocamos. Lo que ocurre es que les molestamos. Porque detrás de todo este movimiento hay un profundo supremacismo y clasismo. Es nuestra manera de defendernos de su marcaje y discriminación.

Pregunta: Hay periodistas extranjeros que dicen la gente qué quitan los lazos son políticos de extrema derecha o de Ciudadanos, ¿ es verdad ?

Respuesta: Entre las personas que retiran lazos y demás simbología secesionista, hay representadas diferentes sensibilidades políticas. El abanico de partidos y de ideas es muy amplio, desde lo que podríamos denominar derecha conservadora, hasta izquierda federalista. Los secesionistas catalanes utilizan el lenguaje para marcar al adversario. Si alguien se rodea de extrema derecha son ellos. Sólo hay que comprobar que han obtenido el apoyo de la Liga Norte y del partido de extrema derecha de Flandes.

Acusando de extrema derecha intentan desprestigiarnos. No hay nada más de derechas y conservador que ser nacionalista.
Entre las personas que salen a limpiar no se habla de política. Su único objetivo es que las calles no estén marcadas con sus símbolos. Por eso, no ponen otros contrarios. Las brigadas de limpieza piden neutralidad en las calles y respeto en los espacios públicos. Además de denunciar el uso de material contaminante como elemento de protesta.

En el Gobierno de la Generalitat y sus seguidores se considera un hombre de paz al dirigente etarra que dirigía la banda ETA cuando se realizó el atentado en Barcelona que ocasionó más de 20 muertos, y en cambio se considera un fascista, “un facha” o de extrema derecha a antiguos represaliados por Franco o incluso personas que fueron secuestradas por la banda. Es el mundo al revés. Sólo hay que observar sus desfiles con antorchas de fuego, utilizados por primera vez por Mussolini, o sus concentraciones con adoración al jefe supremo mientras realizan como si un solo cuerpo se tratase movimientos o cantos al unísono. Una sola voz, un solo pueblo, un solo líder.

Que esas afirmaciones las realice la prensa catalana viene motivado porque viven de las subvenciones de dinero público que les da la Generalitat. Cuando esas afirmaciones las realiza la prensa extranjera, tiene una doble explicación. La primera es que durante muchos años todos esos corresponsales han sido mimados por los diferentes gobiernos de la Generalitat sin que el Gobierno central y cuerpo diplomático hiciera nada por contrarestar las infamias y calumnias sobre el tema catalán. La segunda causa es por acomodación del periodismo internacional que ha dado por válidas lo que han ido publicando los primeros sin contrastar las informaciones que les llegaban.

Afortunadamente en estos últimos meses hemos recibido la visita de numerosos medios internacionales que han salido con los grupos de limpieza y han podido comprobar la realidad de Cataluña. Los secesionistas atacan con violencia a los que intentan quitar los lazos amarillos. Hablan de libertad, pero sólo respetan la suya de poner. La libertad de quitar no la respetan. Los secesionistas tienen un eco mediático muy grande, y en cambio los catalanes constitucionalistas hemos de luchar para conseguir que se nos oiga.

Pregunta: ¿Cómo están organizados y se coordinan los valientes qué participan en los grupos de limpieza?

Respuesta: Hay personas que actúan como lobos solitarios. Otros prefieren trabajar en equipo. En mi caso pertenezco a la brigada Segadors del Maresme, ayudando en los aspectos de comunicación y de preparación de acciones.

El lema de Segadors es limpiar, nunca ensuciar ni buscar confrontaciones. Por eso actuamos a horas intempestivas y siempre se prepara el operativo con mucha antelación. Sólo unas pocas personas saben las poblaciones que se limpiarán esa noche. Y el material necesario.

En el grupo se informa de una acción el día X con hora de inicio y de acabado. Esa misma tarde se da el punto de encuentro. Y allí en ese momento se informa qué poblaciones de la zona se van a limpiar. Hemos de ser muy cuidadosos. Hay grupos secesionistas que buscan confrontación y los evitamos. En ocasiones hacemos acciones conjuntas con otras brigadas del resto de Cataluña. El Septiembre nos fuimos a Madrid con un camión de tres toneladas y media lleno de plástico y un autocar con 55 personas.

Fuimos a mostrarles a Greenpeace lo que ocurre con los plásticos en Cataluña y al Ministerio de Medio ambiente que acabe con este uso contaminante. En Cataluña hay muchos valientes que salen todas las noches a limpiar las calles. Nosotros lo hacemos enmascarados. Hay miedo por posteriores acosos. Los secesionistas colocan sus plásticos con ayuda de los alcaldes y de los trabajadores municipales. Es decir, esos plásticos y trapos, los pagamos todos.

Pregunta: ¿De dónde viene tanto plástico? ¿No es un riesgo ecológico?

Respuesta: No sabemos de dónde viene ese plástico. Además, hemos de añadir las pancartas plastificadas con simbología independentista colgadas también en todos los espacios posibles. Están destrozando el medio ambiente, llenando bosques, puentes, farolas, carretas, vías de tren, todo, absolutamente todo de plástico. Pintan el suelo con lazos amarillos con el peligro de resbalar al no ser una pintura especial de asfalto.

Hasta han pintado de amarillo troncos de árboles. También utilizan material de rejilla amarilla, con el peligro para los animales y en especial para las aves de verse atrapados. O cruces de madera en las playas o en las montañas. En Mayo, acudimos a la conferencia sobre la nueva normativa europea de usos de plásticos de la Comisión Europea que se celebraba en Barcelona. Les entregamos dossiers especiales informativos. No hemos obtenido posicionamiento.

No tiene sentido las campañas para erradicar el plástico y concienciar de su efecto contaminante y en cambio la permisividad sobre el uso del plástico como elemento de protesta político en Cataluña. Imaginen si se pone de moda en el resto del mundo protestar utilizando este método.

compartir
Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot
Share
Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies