Bruselas no teme una crisis migratoria por Afganistán similar a la de Siria

.”Es una crisis militar, no migratoria”, señaló una fuente comunitaria este martes ante el rápido avance talibán, sin precedentes en los últimos veinte años de conflicto, que ha hecho temer un incremento en las llegadas de inmigrantes irregulares a la Unión Europea

FOTOGRAFÍA. BRUSELAS (BELGICA), Fachada de la sede de la Comisión Europea, en Bruselas. Efe

Efe.- Bruselas (Bélgica), martes 10 de agosto de 2021. La Comisión Europea no teme que la complicada situación en Afganistán, donde los talibanes han capturado siete capitales de provincia en menos de una semana, provoque una nueva crisis migratoria de la magnitud de la de 2015 a raíz de la crisis griega, y considera que el escenario en el país asiático “es difícil, pero no desesperado”.

“Es una crisis militar, no migratoria”, señaló una fuente comunitaria este martes ante el rápido avance talibán, sin precedentes en los últimos veinte años de conflicto, que ha hecho temer un incremento en las llegadas de inmigrantes irregulares a la Unión Europea.

La fuente recalcó que la situación es “en general, bastante buena”, con las cifras de llegadas irregulares desde Afganistán en mínimos desde la crisis de 2015. Desde el inicio de este año han entrado unas 4.000 personas de manera irregular desde el país, un 25 % menos que en 2020.

Bruselas cree que estos niveles se mantienen bajos gracias a la cooperación iniciada hace cuatro años con el propio Gobierno de Kabul en aspectos como la prevención de las salidas, la lucha contra el tráfico de seres humanos y el apoyo a las actividades de rehabilitación y operaciones de retorno.

Las fuentes se refirieron también a la carta que seis Estados comunitarios han enviado a la Comisión Europea para pedir que se mantengan las repatriaciones a Afganistán de personas cuya solicitud de asilo haya sido rechazada, sobre todo las de aspirantes de asilo que han cometido delitos en el país de acogida.

En julio, el Gobierno de Afganistán había pedido oficialmente a los Estados comunitarios que suspendieran por tres meses esas deportaciones a causa de la virulenta ofensiva de los talibanes, algo a lo que se oponen Alemania, Dinamarca, Bélgica, Países Bajos, Grecia y Austria.

Según la Comisión, hasta un 80 % de las repatriaciones que se producen desde la Unión Europea son voluntarias, lo cual “muestra la cooperación estrecha con las autoridades afganas”. “Dada la situación actual, no esperamos que se produzcan operaciones de repatriaciones forzosas”, apuntaron las fuentes.

Bruselas sí teme en mayor medida, no obstante, un rápido deterioro de la crisis humanitaria que el país ya vivía desde antes de esta más reciente ofensiva talibán, con en torno a 18,4 millones de personas (un 45 % de la población) que necesitaba ayuda humanitaria a principios de 2021.

El plan de apoyo para estas poblaciones, advierte Bruselas, está “severamente subfinanciado”. “Estamos extremadamente preocupados por la rápida escalada de necesidades y del conflicto. Hay bombardeos en áreas urbanas densamente pobladas, pérdida de vidas, propiedades e infraestructura civil”, lamentó la fuente.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot