Cañones de agua y gases lacrimógenos contra piedras en la frontera serbo-húngara

Euronews- La tensión en la frontera entre Serbia y Hungría se ha transformado en choques entre refugiados y policías húngaros. Los agentes antidisturbios han utilizado cañones de agua y gases lacrimógenos en respuesta al lanzamiento de piedras, botellas y trozos de hormigón por parte de un grupo de migrantes atrapados en el paso fronterizo de Horgos-Röszke.

Las autoridades de Budapest informaron de que 20 policías húngaros y dos niños habían resultado heridos, aunque según la televisión pública magiar M1, además de los 20 agentes, hay al menos 150 refugiados heridos.

A pesar de que ha habido manifestaciones, este es el primer incidente desde que Budapest decidió cerrar a cal y canto su frontera con Serbia, la noche del lunes, dejando a miles de inmigrantes y refugiados bloqueados, en condiciones inhumanas, y sin poder continuar con su viaje hacia Europa occidental.

La Policía húngara ha dicho, en un comunicado, que un grupo de unos 200 migrantes había intentado romper la valla que separa ambos países.  El ministro húngaro de Exteriores ha instado a Serbia a actuar contra los migrantes “agresivos” que han atacado a los policías húngaros.

La actuación de la policía húngara ha provocado una queja formal del Gobierno serbio, por utilizar la fuerza en su territorio. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha calificado de “inaceptable” el trato que se está dando a los migrantes en Hungría.

Además de cerrar su frontera, con una valla de alambre de espino de 175 kilómetros, Budapest puso en marcha este martes una nueva legislación que prevé penas de cárcel de entre uno y tres años para quienes entren ilegalmente en el país. Ayer lo intentaron 367 personas, todas fueron detenidas.

La camarógrafa húngara se disculpa por su reacción frente a los refugiados

Petra Laszlo ha dicho “no reconocerse” al volver a ver las imágenes de su reacción frente a un grupo de refugiados sirios que intentaban huir de la policía y asegura que sufrió un ataque de pánico. “No soy una reportera sin corazón, sólo soy una madre sin trabajo” explica.

Las imágenes de sus patadas y zancadillas han dado la vuelta al mundo. Laszlo se ha explicado en una carta publicada por un diario conservador

La camarógrafa húngara se disculpa por su reacción frente a los refugiados. Foto Euronews
La camarógrafa húngara se disculpa por su reacción frente a los refugiados. Foto Euronews

húngaro.

Este es el contenido íntegro de la carta de Petra Lazslo “Me arrepiento sinceramente de lo ocurrido. Sólo ahora consigo encontrar la serenidad suficiente para escribir sobre lo ocurrido. De hecho estoy conmocionada por lo que hice y por lo que me han hecho. Estaba filmando con mi cámara cuando centenares de emigrantes saltaron el cordón policial en tromba hacia mi. Uno de ellos me empujó y me entró miedo. Me entró pánico cuando ví a esa muchedumbre corriendo hacia mi y de repente algo en mí se rompió.

Con mi cámara en la mano no conseguía ver quien venía hacia mi, solo sentí que me estaban atacando y que tenía que protegerme. Es difícil tomar las buenas decisiones en un momento en que todo el mundo está en estado de pánico y con cientos de personas corriendo hacia ti.

En aquel momento tomé la decisión equivocada. Siento mucho lo ocurrido y, como madre, me arrepiento especialmente de la desafortunada coincidencia de que una niña estuviera en mi camino en aquel momento, no me di cuenta en el momento. Me dio un ataque de pánico. Cuando veo las imágenes no me reconozco a mí misma, es como si no fuera yo. Me arrepiento sinceramente de lo que ocurrió y asumo la responsabilidad. No soy una camarógrafa racista sin corazón que patea niños.

No merezco la caza de brujas política contra mí, o las duras amenazas, a menudo amenazas de muerte que me llueven desde entonces. Sólo soy una mujer, desde entonces una madre desempleada que tomó una decisión equivocada en una situación de pánico.

Lo siento, verdaderamente. Petra Laszlo” – Traducción: euronews

Texto original en húngaro

“Őszintén sajnálom a történteket. Csak mostanra tudtam összeszedni annyira magam, hogy írjak. Gyakorlatilag sokkos állapotban vagyok attól, amit csináltam és attól, amit csináltak velem.
Kamerával forgattam, több száz migráns kitört, áttörték a rendőrkordont, egyikük nekem rontott és én megrémültem. Féltem, ahogy özönlöttek felém, és akkor elpattant bennem valami. Kamerával a kezemben nem láttam, hogy kik jönnek felém, csak arra gondoltam, hogy megtámadtak és meg kell védenem magam. Nehéz jó döntéseket hozni olyankor, amikor az ember pánikban van és sok száz ember rohan szembe vele. Nekem akkor, abban a pillanatban ez nem sikerült. Nagyon sajnálom a történteket és családanyaként külön sajnálom, hogy a sors pont egy gyereket sodort az utamba, ezt akkor nem is észleltem. Pánikba estem, ahogy látom magam a felvételeken, mintha nem is én lennék. Tettemet őszintén megbántam, és vállalom érte a felelősséget.

Nem vagyok szívtelen, gyermekeket rugdosó rasszista operatőr. Nem szolgáltam rá sem az ellenem folyó politikai boszorkányüldözésre, sem a mocskolódó, sokszor halálos fenyegetésekre. Csak egy nő vagyok, egy azóta munkanélkülivé vált kisgyerekes anyuka, aki egy pánikhelyzetben hozott egy rossz döntést. Őszintén sajnálom.

László Petra”

¿Quién es el refugiado sirio zancadilleado por una cámara húngara?

El refugiado sirio zancadilleado por una cámara húngara en Röszke cuando intentaba escapar de la policía el pasado martes 8 de septiembre, ha sido identificado. Su nombre es Osama al Abd al Mohsen, también conocido como Osama al Ghadab o Hajj Osama, y es natural de Deir ez Zor, al noreste de Siria, según han publicado las redes sociales sirias.

Una página comunitaria siria identificó a Osama al Abd al Mohsen con esta foto, en la que aparece con su hijo, a quien llevaba en brazos mientras

Su nombre es Osama al Abd al Mohsen, también conocido como Osama al Ghadab o Hajj Osama
Su nombre es Osama al Abd al Mohsen, también conocido como Osama al Ghadab o Hajj Osama

escapaba de la policía en Hungría. El hombre fue capturado en una ocasión por el régimen sirio y huyó del grupo Estado Islámico.

Los comentarios que aparecen en la web describen a Al Mohsen como “uno de los primeros revolucionarios” en ser capturados por el régimen. Sin embargo, la web, Storyful, no puede verificar exactamente cuándo se fue de Deir ez Zor y qué camino tomó posteriormente. Mohannad al-Mohsen es otro hijo de Al Mohsen. Ha sido entrevistado por diversos medios de comunicación, pero ha dicho no conocer el actual paradero de su padre y de su hermano de siete años.

Al Muhannad al Mohsen, el hijo mayor de Al Mohsen, que vive en Turquía según su perfil de Facebook, publicó una imagen de Röszke en su cuenta. El texto que acompaña la fotografía dice así: “Eres un gran hombre, un hombre ambicioso que no conoce lo imposible.

Has arriesgado tu vida y tu dignidad para darnos una vida digna y un futuro mejor para que continuemos con nuestra educación y ayudemos a construir una nueva Siria. Que Dios te ayude a tener la cabeza bien alta y a sentirte orgulloso. Que Dios te protega, te dé paciencia y te acompañe”. #You_Raised_Us_Well.

En esta fotografía de su cuenta de Facebook, Al Mohsen aparece como entrenador del equipo de fútbol Al Fotuwa, de Deir ez Zor. Muchos internautas han comentado las imágenes y han identificado a Al Mohsen como Hajj Osama, un trato de respeto para los hombres mayores que han completado su peregrinación. Asimismo, le han dado su apoyo. Como este comentario, que reza: “Hajj Osama, no desesperes”.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot