«Caso Palau»: Prisión para Convergencia-PDECA de Puigdemont y Artur Mas

Lasvocesdelpueblo
En la imagen, los herederos de Convergencia-PDECAT-Juntos Por Cataluña y expresidente d ela Generalidad de Cataluña, el fugado golpista Carles Puigdemont (i) junto al dimitido inhabilitado Artur Mas Gavarró, en la cámara autonómica catalana. Archivo Efe.

Lasvocesdelpueblo y Agencias – El separatismo ‘nos roba’ y nos engaña, ha sentenciado hoy, lunes 15 de enero de 2018, la Audiencia de Barcelona. La Audiencia de Barcelona ha condenado a nueve años y ocho meses de cárcel al expresidente del Palau de la Música Fèlix Millet, y a siete años y seis meses a Jordi Montull, su mano derecha, por el expolio que perpetraron en la entidad cultural entre 2000 y 2009. Barcelona (España), lunes 15 de enero de 2018. Fotografía: En la imagen, los herederos de Convergencia-PDECAT-Juntos Por Cataluña y expresidente d ela Generalidad de Cataluña, el fugado golpista Carles Puigdemont (i) junto al dimitido inhabilitado Artur Mas Gavarró, en la cámara autonómica catalana. Archivo Efe.

Ocho años y medio después de destaparse el caso de expolio del Palau, ya ha llegado la sentencia en medio de gran expectación.

El juez ha dictado 9 años y 8 meses de cárcel para Millet por un “delito continuado de malversación y apropiación indebida, un delito continuado de tráfico de influencias, de blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública”.

Millet deberá pagar también 2,8 millones de euros, que deberán ser entregados o hechos efectivos sobre su patrimonio.

Para el número 2 de Millet, Jordi Montull, el juez ha decretado 7 años y 6 meses de prisión y deberá abonar 700.000 euros.

En el caso de Millet y Montull, han sido condenados a penas inferiores a las que pedía la fiscalía, que eran respectivamente de 14 años y 9 meses y 10 años y 10 meses.

En el caso del ex tesorero de Convergencia Daniel Osacar, el juez le ha impuesto 4 años y 5 meses, y para Gemma Montull, ex directora financiera de la entidad, 4 años y 6 meses.

Los dos ex directivos de Ferrovial acusados, Pedro Buenaventura y Juan Elízaga, han quedado absueltos.

El juez, además, considera probado la financiación irregular de Convergencia, que tendrá que pagar 6,6 millones de euros, las “ganancias” que el Tribunal considera “obtenidos”.

El tribunal ha citado hasta 38 partes para dar a conocer la sentencia: todos los acusados, sus abogados, fiscales y las acusaciones particulares y popular, para darles a conocer la sentencia del caso de expolio del Palau cifrado en 23 millones de euros.

El acto de notificación de la sentencia no ha sido público.

JUICIO PALAU. HOSPITALET DE LLOBREGAT (BARCELONA) ESPAÑA, 16.06.2017.-El expresidente del Palau de la Música Félix Millet (i) junto al exdirector administrativo del Palau de la Música Jordi Montulll (2d), su hija, la exdirectora financiera del Palau de la Música, Gemma Montull (d), el exdelegado de Ferrovial en Cataluña, Pedro Buenaventura (i-detrás), y el extesorero de CDC Daniel Osàcar (al fondo), en el Auditorio de la Ciutat de la Justicia donde se celebra la última sesión del juicio por el expolio del Palau de la Música, que quedará hoy visto para sentencia, una vez la defensa de CDC exponga su informe final sobre la presunta financiación ilícita del partido y el tribunal conceda el derecho al uso de la última palabra a la quincena de acusados del saqueo. Efe

 

Todos los acusados, entre los que están los ex responsables de la institución Fèlix Millet y Jordi Montull y el ex tesorero de Convergencia Daniel Osacar, han entrado antes de las nueve y media de la mañana en el edificio del TSJC, siete meses después que terminara el juicio.

Fèlix Millet ha entrado empujado por un ayudante, con silla de ruedas, una imagen habitual durante los tres meses que duró el juicio. Jordi Montull lo ha hecho con su hija Gemma, y su abogado. Uno de los primeros en llegar fue Daniel Osacar.

Millet se enfrenta a una petición fiscal de 14 años y 9 meses de prisión y su mano derecha Montull a 10 años y 10 meses, la hija de Montull, Gemma, a 2 años y 12 meses. Para el tesorero de Convergencia, Daniel Osácar, el fiscal pide 8 años y para los ex responsables de Ferrovial, Pedro Buenaventura y Juan Elízaga, 5 años.

La sentencia también dejará claro si CDC se financió ilegalmente a través del Palau.

El caso se destapó en julio de 2009 con el registro por sorpresa de los Mossos en el Palau de la Música, pero se empezaron a tener sospechas a principios de siglo por algunos anónimos llegados a la Agencia Tributaria ya la fiscalía denunciando irregularidades contables en el entramado del Palau.

Inicialmente, en septiembre de 2009, Millet, aconsejado por su abogado, confesó un desfalco de 3,3 millones de euros.

El caso arrancó a raíz de una querella de la Fiscalía de Barcelona y dejó 65 cajas con 102 volúmenes, 60.784 folios más la documentación de las diferentes piezas separadas.

No es hasta 2010 que salen las primeras informaciones que apuntaban un posible desvío de dinero del Palau a CDC para financiar el partido de forma irregular, dinero que provendrían de la constructora Ferrovial, uno de los principales patrocinadores del Palau.

El juicio comenzó el 1 de marzo. Duró cuatro meses y medio en los que comparecieron 16 acusados ​​durante una cincuentena de sesiones.

Tanto Millet como Montull, como la hija de este, Gemma Montull, ex directora financiera, reconocieron durante el juicio el expolio de la institución y afirmaron que Convergencia Democrática cobraba comisiones a través de un patrocinio de la constructora Ferrovial al Palau.

Lo reconocieron tras un pacto con la fiscalía a cambio de una rebaja de las penas. Millet calificó de “error brutal” haber desviado fondos de la entidad en su beneficio.

Y Montull explicó que de las comisiones que embolsaban -una parte iba al partido y otra a él y Millet- pasaron del 3% al 4% porque “CDC quería más dinero”.

Gemma Montull lo ratificó aunque dijo que era el ex presidente del Palau el que lo controlaba todo.

Convergencia y su extesorero, Daniel Osácar, en cambio, siempre han negado cualquier financiación irregular llegando a asegurar durante el juicio que “aquí se ha mentido mucho”.

Con la sentencia de hoy el caso no queda cerrado. Se espera que, con toda probabilidad, las partes condenadas recurran la sentencia y pase al Tribunal Supremo, que puede tardar dos o tres años más en resolver los recursos.

Llega la sentencia del expolio de los 23 millones del caso Palau ocho años después

La sentencia aclarará también si, a través de la constructora Ferrovial, Convergencia Democrática se financió de forma irregular.

La Audiencia de Barcelona dará a conocer el lunes la sentencia del Caso Palau.

Siete meses después de terminarse el juicio y ocho años y medio después de que se destapó el caso, en el verano de 2009.

Un caso que conmocionó a la sociedad catalana cuando descubrió que una reputada institución como el Palau de la Música había servido para que un prohombre de la cultura catalana como Fèlix Millet y su mano derecha, Jordi Montull, se apropiaran de una ingente cantidad de dinero.

Un expolio cifrado en unos 23 millones de euros.

La sentencia también deberá aclarar si el Palau fue el centro de una ingeniería financiera que cobraba donaciones de constructoras como Ferrovial, las “centrifugar” y las distribuía a Convergencia Democrática y a Millet y Montull.

Tanto Millet como Montull, como la hija de este, Gemma Montull, ex directora financiera, han reconocido durante el juicio el expolio de la institución y han afirmado que Convergencia Democrática cobraba comisiones a través de un patrocinio de la constructora Ferrovial al Palau. Lo han reconocido tras un pacto con la fiscalía a cambio de una rebaja de las penas.

En palabras del incisivo fiscal del caso, Emilio Sánchez Ulled: “El Palacio era la tubería por donde transitaban dinero que Ferrovial quería hacer llegar a la formación política.”

Para Millet, la fiscalía pide 14 años y 9 meses de prisión. Para Montull, 10 años y 10 meses. Se les acusa de seis delitos:

Malversación, blanqueo, apropiación indebida, falsedad documental, tráfico de influencias y delitos contra la Hacienda Pública.
Para Gemma Montull, 2 años.

Para el extesorero convergente Daniel Osàcar, que siempre se ha declarado inocente, 8 años. Y para los dos ex directivos de Ferrovial, Pedro Buenaventura y Juan Elizaga, 5 años.

Según la Fiscalía, Millet y Montull desviaron 23 millones de €. Ellos se habrían quedado 8, Convergencia 6,6 y se ha perdido el rastro de los otros 9.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies