Ceuta y Melilla| JUCIL alerta de que la reapertura de fronteras con Marruecos puede ocasionar un «caos de nuevos saltos» de inmigrantes ilegales y pide «reforzar con el Ejército» las vallas

. La Asociación mayoritaria en el Consejo de la Guardia Civil pide al Gobierno que en una primera fase contemple la posibilidad de reforzar los pasos fronterizos con efectivos del ejército destinados en Ceuta y Melilla hasta que Interior aumente las plantillas de Guardia Civil

FOTOGRAFÍA. MELILLA (ESPAÑA), 02.03.2022. El salto a la valla fronteriza de Melilla (España) y Marruecos más numeroso de la historia deja más de 40 heridos, entre ellos 20 guardias civiles y policías nacionales. Efe

Redacción.- Barcelona (España), miércoles 20 de abril de 2022. La Asociación Profesional Justicia para la Guardia Civil (JUCIL) alerta del caos que puede ocasionar en Ceuta y Melilla la inminente reapertura de la frontera con Marruecos, cerrada desde hace algo más de dos años por la pandemia del virus Covid-19.

JUCIL, agrupación que defiende los derechos laborales y sociales de los guardias civiles, teme que esta reapertura de puestos fronterizos en tierra y del paso de viajeros y vehículos a través de los puertos de ambas ciudades autónomas se vea acompañada de nuevos saltos sobre las vallas fronterizas de miles de migrantes subsaharianos que permanecen desde hace meses al otro lado de las fronteras.

Al salto masivo en Ceuta, a través de la playa del Tarajal en mayo del 2021, se suma las acciones en Melilla, donde en marzo de este año se registraron dos asaltos violentos que se saldaron con medio centenar de guardias civiles y policías heridos y más de un millar de entradas irregulares en esta ciudad española del norte de África.

JUCIL resalta que, tanto el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, como la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, prometieron en su visita a Melilla tras estos acontecimientos, tanto el incremento de efectivos como la adecuación del material antidisturbios a este tipo de situaciones junto con la reparación de la valla en aquellos tramos donde resulta más fácil el salto por la falta de elementos que obstaculicen este paso.

«Ninguna de esas cosas se ha llevado a cabo. Ni se ha reparado la valla, en la que hay zonas donde faltan los peines invertidos por las que el salto es más fácil, ni se ha ampliado la plantilla que ahora deberá dividirse entre los que llevan a cabo su servicio en Seguridad Ciudadana y quienes tienen que controlar en el Servicio Fiscal en el puerto»,abundó.

«Una situación que, como se vio en marzo último con el paso violento de inmigrantes subsaharianos sobre la valla de Melilla, prácticamente impide la aplicación de la ley y la defensa de los ciudadanos de Melilla y de la frontera sur de la Unión Europea», resume el portavoz de JUCIL, Agustín Leal.

Más de 3.000 subsaharianos a la espera de una oportunidad

Leal indica que más de 3.000 inmigrantes subsaharianos se concentran en el monte Gurugú, al otro lado de la valla de Melilla, a la espera de una oportunidad para intentar un nuevo salto masivo sobre la valla de esta ciudad autónoma.

«Queremos dejar bien claro que JUCIL no está en contra de la inmigración. Creemos, eso sí, que este proceso migratorio debe llevarse a cabo de una manera ordenada, documentada y con la aplicación de medidas y condiciones que eviten un efecto llamado sobre aquellas personas que ahora saben que, si ejercen violencia y consiguen su objetivo de cruzar la valla, lograrán con esta actitud el premio de poder moverse con libertad por toda España», puntualiza el portavoz de JUCIL.

Falta de medios y de personal y despliegue del ejercito

Ante esta temida avalancha la falta de personal y de medios se califica de acuciante. «Tanto en Ceuta, donde hace un año se produjo una entrada irregular que exigió la intervención del Ejército, como en Melilla son necesarios no menos de 200 agentes más» -dijo y añadió- «en las actuales condiciones no hay personal para atender la vigilancia de la valla, el control de los pasos fronterizos por tierra y la llegada de viajeros al puerto a través de los ferrys que cruzan el Estrecho de Gibraltar*, enumera Agustín Leal.

«En estas circunstancias, además de la equiparación salarial de guardias civiles y policías con otros cuerpos policiales, en Ceuta y en Melilla es necesario proveer de más plantilla a la Guardia Civil, pero no con guardias comisionados desde otros lugares de España, sino con residentes en ambas ciudades», puntualiza el representante de JUCIL.

Cuando se abran los puestos fronterizos los agentes ahora destinados a vigilar los perímetros de las vallas tendrán que reincorporarse a sus funciones de control en los accesos de las fronteras, así como a las labores de control e inspección de pasajeros y vehículos en las estaciones marítimas de Ceuta y Melilla.

Ante estas circunstancias JUCIL pide que el Gobierno estudie desplegar al ejército para reforzar y garantizar la seguridad a través de los pasos fronterizos con efectivos destinados en la actualidad en Ceuta y Melilla.

«Pedimos al Gobierno que actúe con responsabilidad en la protección de los ciudadanos de Ceuta y de Melilla»

En torno a unos 10.000 inmigrantes, en su mayor parte menores, cruzaron sobre todo a nado hasta Ceuta desde Marruecos el 17 de mayo del año pasado, en la mayor avalancha registrada hasta el momento.

Muchos de esos inmigrantes fueron devueltos en las horas posteriores, pero aún hay más de un millar en las calles de Ceuta un año después.

«Estas situaciones pueden repetirse si las plantillas de la Guardia Civil, de por sí muy justas, tienen que dividirse entre la atención de las fronteras, de los pasos y del puerto, advierte.

Añadió que: «Pedimos al Gobierno que actúe con responsabilidad en la protección de los ciudadanos de Ceuta y de Melilla», concluye en portavoz de JUCIL, Agustín Leal.

SOBRE JUCIL

La Asociación Profesional de la Guardia Civil JUCIL se creó en el 2018 con el objetivo de defender los intereses y derechos de los agentes de la Benemérita y los del propio Instituto ante las instituciones y las administraciones públicas.

Nacida de Jusapol, el colectivo de policías y guardias civiles de toda España que demanda la equiparación salarial con las policías autonómicas, JUCIL cuenta en la actualidad con más de 13.000 afiliados y en las elecciones al Consejo de la Guardia Civil de los días 26 y 27 de octubre de 2021 se ha convertido en la asociación más votada de las que se presentaban y la única con representación en dos de las cuatro escalas existentes. JUCIL cuenta con 6 delegados de un total de 16 integrantes de este ente consultivo y está presente en todo el territorio nacional.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot