Con el 99,64 % escrutado, Colombia firma el NO “al chantaje de las FARC”, celebra VOX en España

Lasvocesdelpueblo
Del total de colombianos habilitados para votar, 18.047.321 son mujeres y 16.852.624 hombres, que podrán ejercer su derecho al voto en 81.925 mesas distribuidas en 11.034 centros de votación en todo el territorio nacional, según la Registraduría Nacional del Estado Civil, el organismo responsable de los procesos electorales. Efe.

lasvocesdelpueblo y rtve – El partido verde española ha celebrado la victoria del “no al chantaje” de los terroristas de las FARC. Los colombianos rechazan el acuerdo de paz alcanzado por su Gobierno de Colombia y los terroristas asesinos secuestradores de niños, jóvenes y ancianos colombianos: Las FARC. El “no” al acuerdo de paz se impone en plebiscito con el 99,64 % escrutado. Con más del 99% escrutado, el ‘no’ logra 60.000 votos más que el ‘sí’. El ‘no’ ha obtenido un 50,22% de los apoyos frente al 49,7% del ‘sí’. El acuerdo se firmó el lunes en Cartagena de Indias por Santos y Londoño. Bogotá (Colombia), domingo 2 de octubre de 2016. Fotografía: Del total de colombianos habilitados para votar, 18.047.321 son mujeres y 16.852.624 hombres, que podrán ejercer su derecho al voto en 81.925 mesas distribuidas en 11.034 centros de votación en todo el territorio nacional, según la Registraduría Nacional del Estado Civil, el organismo responsable de los procesos electorales. Efe.

VOX el único partido español y mundial, excepto la formación de la oposición el Colombia que rechazó el pacto de los traidores de la víctimas

VOX: “De Santos solo puedo decir una cosa buena. Sometió la indignidad de la rendición a refrendo. En España José Luis Rodríguez Zapatero (ZP) –PSOE– y Mariano Rajoy Brey –PP– nos la decretaron a oscuras”, ha sentenciado el presidente de VOX Santiago Abascal Conde, la única formación española  y casi la única en el mundo que se atrevió públicamente mediante un comunicado a pedir el ‘NO’ y mostrar su apoyo a la víctimas del terrorismo en Colombia.

VOX: “Hoy, los colombianos pueden decir con orgullo: ¡No nos rendimos al chantaje de las FARC! #ColombiaDecide“, sentenció el partido verde de España, esta noche tras conocer la victoria del NO al acuerdo chantajista del Gobierno colombiano y terroristas de FARC

Colombia ha rechazado este domingo los acuerdos de paz negociados entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC. Con más del 99% escrutado, el ‘no’ es la opción más votada y tiene una ventaja de casi 60.000 votos sobre el ‘sí’.

Un 50,23% de los colombianos ha votado ‘no’ a refrendar el acuerdo de paz con las FARC, un acuerdo que buscaba poner fin a más de 52 años de conflicto. Frente a los 6.424.385 de votos en contra, el ‘sí’ ha obtenido un apoyo del 49,76% con 6.363.989 votos. La consulta, además, ha estado marcada por una baja participación del 36%.

El resultado ha sido una sorpresa ya que todas las encuestas apostaban por una victoria clara del ‘sí’, con una intención de voto entre el 54% y el 52% mientras que la opción del ‘no’ se situaba en torno al 34%-38%. La cuestión a la que 35 millones de colombianos estaban llamados a responder era: “¿Apoya usted el acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera?”.

Duro varapalo para Santos

El rechazo a los acuerdos, que fueron negociados durante cuatro años en La Habana, supone un duro varapalo para el presidente Santos, firme defensor del pacto con la guerrilla, que ha convocado para este lunes una reunión urgente con los negociadores de la paz para decidir qué camino se debe seguir ahora.

Por contra, supone una victoria para el expresidente Álvaro Uribe, líder de la campaña por el ‘no’, quien sostenía que aunque la paz es “ilusionante”, los textos pactados en la capital cubana eran “decepcionantes”.

Incertidumbre y un país dividido

No obstante, Colombia se encuentra en un momento de incertidumbre ya que no hay una hoja de ruta diseñada para el caso de que el acuerdo fuese rechazado. Además, los resultados del referéndum muestran un país dividido.

Las FARC ya se han manifestado tras conocer el resultado de la consulta y en su cuenta de Twitter han escrito: “El amor que llevamos en el corazón es gigante y con nuestras palabras y acciones seremos capaces de alcanzar la Paz”.

Colombia y FARC firman el acuerdo de paz que pone fin a 52 años de conflicto: al menos 220.000 muertos

Efe – El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y el líder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias “Timochenko”, firmaron el pasado lunes 26 de septiembre un anhelado acuerdo de paz que pone fin a un conflicto armado que causó en los últimos 52 años al menos 220.000 muertos y casi siete millones de desplazados. Cartagena (Colombia), lunes 26 de septiembre de 2016.

Frente a las murallas de la caribeña Cartagena de Indias, a orillas del mar Caribe, Santos y “Timochenko” anunciaron ante unos 2.500 invitados, entre ellos el rey Juan Carlos y quince gobernantes, la paz con la que termina la guerra de guerrillas más antigua del continente.

“Al terminar este conflicto, termina el último y el más viejo conflicto armado del Hemisferio Occidental. ¡Por eso celebra la región y celebra el planeta!, porque hay una guerra menos en el mundo y es la de Colombia”, afirmó un Santos vestido de blanco y arropado por los aplausos del público y una amplia presencia internacional.

La histórica firma se concretó tras casi cuatro años de negociaciones celebradas en la Cuba de los hermanos Castro, que en los años 60 y 70 fueron un apoyo de las guerrillas de inspiración marxista-leninista, como las FARC, y que jugaron un papel fundamental en estos diálogos.

En el acto de hoy, Raúl Castro, estuvo sentado en una tarima principal junto a los dignatarios invitados, entre ellos el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, así como “Timochenko”, todos vestidos de blanco.

La emotiva ceremonia se inició con el ingreso de Santos, quien, acompañado por dos niños, se subió al escenario con una llave con la que abrió dos puertas gigantes instaladas en el centro la tarima y de las cuales salieron los invitados especiales. La apertura solemne corrió por cuenta de la banda musical de Baraona, un coro infantil que cantó el himno de Colombia.

Le siguió la interpretación de las “Alabaoras de Bojayá”, un grupo de mujeres del departamento de Chocó, uno de los más pobres de Colombia y de los más afectados por estas cinco décadas de confrontación.

Fue precisamente Bojayá escenario de una matanza ocurrida el 2 de mayo de 2002, cuando una bomba lanzada por las FARC durante un combate con paramilitares cayó en la iglesia en la que habían buscado refugio decenas de civiles que buscaban escapar del enfrentamiento. Este hecho causó la muerte a al menos 79 personas.

El acto central, tuvo lugar cuando las dos partes firmaron la paz con un “balígrafo”, balas convertidas en bolígrafos para la ocasión. Santos comenzó por dar la bienvenida a las FARC a la democracia y celebró su paso a partido político.

“Señor Rodrigo Londoño y miembros de las FARC: hoy, cuando emprenden su camino de regreso a la sociedad; cuando comienzan su tránsito a convertirse en un movimiento político, sin armas; siguiendo las reglas de justicia, verdad y reparación contenidas en el Acuerdo, como Jefe de Estado, de la patria que todos amamos, les doy la bienvenida a la democracia”, afirmó el gobernante.

El jefe de Estado enfatizó que “cesó la horrible noche de la violencia” que ha cubierto al país “con su sombra por más de medio siglo” y subrayó que “llega el día con todas sus promesas”. Indicó además que el acuerdo suscrito hoy es “algo más que el acuerdo entre un Gobierno y una guerrilla para terminar un conflicto armado”.

“Lo que firmamos hoy es una declaración del pueblo colombiano ante el mundo de que nos cansamos de la guerra, de que no aceptamos la violencia como medio para defender las ideas; de que decimos fuerte y claro: no más guerra”, añadió Santos.

El camino hacia el trascendental acuerdo se inició de manera pública el 26 de agosto de 2012, cuando delegados del Gobierno y de las FARC firmaron en La Habana el “Acuerdo general para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera”, con el apoyo de Cuba y Noruega como garantes.

Uno de los momentos más emotivos del día lo protagonizó “Timochenko”, cuando pidió perdón a “todas las víctimas del conflicto” y por “todo el daño” que hayan “podido causar en esta guerra”. La declaración del líder guerrillero fue respondida con una salva de aplausos y gritos de “sí se pudo” por parte de los asistentes.

“Hoy estamos en una nueva era de reconciliación y construcción de paz”, agregó el líder de las FARC, que pidió que los colombianos se preparen “para desarmar la mente y los corazones”.

“Timochenko” también pidió que nadie dude de que los miembros de esa guerrilla van “hacia la política sin armas” y que van a cumplir, lo que esperan que también haga el Gobierno. En su intervención, hizo un alegato pacifista para el mundo, especialmente para Siria.

Tras la firma de la paz, las FARC iniciarán desde mañana la desmovilización y entrega de las armas que durará seis meses y que se desarrollará en varias zonas convenidas con el Gobierno, cuya implementación será verificada por un mecanismo tripartito integrado por las partes y con el acompañamiento de la ONU.

Timochenko pasa susto en su discurso por el sobrevuelo de aviones en Cartagena

El líder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias “Timochenko”, pasó hoy un susto por el sobrevuelo de unos aviones caza de la Fuerza Aérea mientras daba su discurso en la ceremonia de la firma del acuerdo de paz con el Gobierno colombiano en Cartagena.

El máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño Echeverri, alias "Timochenko", habla en la ceremonia de la firma del acuerdo de paz en la ciudad de Cartagena (Colombia). EFE
El máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño Echeverri, alias “Timochenko”, habla en la ceremonia de la firma del acuerdo de paz en la ciudad de Cartagena (Colombia). Efe.

“Bueno, esta vez venían a saludar la paz y no a descargar bombas”, bromeó el líder guerrillero, que interrumpió por segundos su intervención durante el paso de los aviones. Y ante el sobresalto de “Timonchenko”, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo al iniciar su discurso, también en tono jocoso, que “definitivamente esos aviones eran un saludo a la paz”.

Durante el sobrevuelo y momentos después de que el sonido de los aviones cesara, los asistentes comenzaron a gritar “Sí se pudo” para celebrar la firma del acuerdo con el que el Gobierno y las FARC le pusieron fin a un conflicto armado que causó en los últimos 52 años al menos 220.000 muertos y casi siete millones de desplazados.

La ceremonia, que tuvo unos 2.500 invitados, entre ellos el rey Juan Carlos y al menos 13 jefes de Estado y de Gobierno, se inició con el himno nacional interpretado por un coro de niños, seguidos por la intervención de un grupo de mujeres y la firma del acuerdo. Además de “Timochenko” y Santos, intervino en la ceremonia el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Santos: “hay una guerra menos en el mundo y es la de Colombia”

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, celebró hoy la firma de un acuerdo de paz con las FARC que pone fin a 52 años de conflicto armado, y resaltó que “hay una guerra menos en el mundo y es la de Colombia”.

El máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño Echeverri (frente), alias alias "Timochenko", saluda tras firmar el acuerdo de paz frente al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (i), y los presidentes de Cuba, Raúl Castro (3-d), y de Argentina, Mauricio Macri (2-d), en la ceremonia de la firma del acuerdo de paz en la ciudad de Cartagena. EFE
El máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño Echeverri (frente), alias alias “Timochenko”, saluda tras firmar el acuerdo de paz frente al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (i), y los presidentes de Cuba, Raúl Castro (3-d), y de Argentina, Mauricio Macri (2-d), en la ceremonia de la firma del acuerdo de paz en la ciudad de Cartagena. EFE

“Al terminar este conflicto, termina el último y el más viejo conflicto armado del Hemisferio Occidental. ¡Por eso celebra la región y celebra el planeta!, porque hay una guerra menos en el mundo y es la de Colombia”, resaltó el jefe de Estado en su discurso en Cartagena de Indias, escenario de la histórica ceremonia de paz a la que asisten unos 2.500 invitados.

Después de estampar su firma junto a la del líder máximo de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias “Timochenko”, en el acuerdo alcanzado con las FARC tras casi cuatro años de negociaciones, Santos intervino en la emotiva ceremonia arropado por los aplausos de los asistentes y una nutrida presencia internacional. Santos comenzó por dar la bienvenida a la guerrilla de las FARC a la democracia y celebró su paso a partido político.

“Señor Rodrigo Londoño y miembros de las FARC: hoy, cuando emprenden su camino de regreso a la sociedad; cuando comienzan su tránsito a convertirse en un movimiento político, sin armas; siguiendo las reglas de justicia, verdad y reparación contenidas en el Acuerdo, como Jefe de Estado, de la patria que todos amamos, les doy la bienvenida a la democracia”, afirmó el gobernante.

El jefe de Estado enfatizó que “cesó la horrible noche de la violencia” que ha cubierto al país “con su sombra por más de medio siglo” y subrayó que “llega el día con todas sus promesas”. Indicó además que el acuerdo suscrito hoy es “algo más que el acuerdo entre un Gobierno y una guerrilla para terminar un conflicto armado”.

“Lo que firmamos hoy es una declaración del pueblo colombiano ante el mundo de que nos cansamos de la guerra, de que no aceptamos la violencia como medio para defender las ideas; de que decimos fuerte y claro: no más guerra”, añadió. Santos clamó “¡no más la guerra! que nos dejó cientos de miles de muertos, millones de víctimas y desplazados, y tantas heridas que tenemos que comenzar a sanar.

“No más intolerancia que nos exige doblegar o excluir al otro por el solo hecho de pensar diferente. No más a la violencia que sembró atraso, pobreza y desigualdad en campos y ciudades, y que ha sido un freno al desarrollo de Colombia y al aprovechamiento de todo su potencial. Este es el clamor de Colombia, esta es la decisión de Colombia”, resaltó.

La ceremonia se inició con el himno nacional interpretado por un coro de niños, seguidos por la intervención de un grupo de mujeres y la firma del acuerdo. Además de Santos y “Timochenko”, intervino el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies