Corrupción de Podemos. Iglesias contraataca: Irene y yo somos “gente honesta y valiente”

FOTOGRAFÍA. SENADO 8MADRID) ESPAÑA, 14.07.2020. El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de la alianza de extrema izquierda gubernamental (Unidas Podemos), Pablo Iglesias, interviene durante la sesión de control en el Senado, este martes en Madrid. Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencia – Pablo iglesias: “No va conmigo el victimismo”. “Hay gente que ha pagado con su libertad, con su vida o con torturas defender sus ideas y hacer política”. “No es nuestro caso”. “No hay derecho a que mis hijos tengan sufrir las consecuencias del compromiso y las tareas políticas de sus padres, pero hay millares de niños en situaciones mucho más vulnerables”. El vicepresidente de Gobierno Pablo iglesias estaba de vacaciones en Felgueras (Asturias), en casa del secretario general del Partido comunista de España, Enrique Santiago. Iglesias, que tuvo que huir a Galapagar ayer mismo, lunes 17 de agosto de 2020, ha dado las gracias a la Guardia Civil y Policía Nacional, reconociendo el trabajo de los policías que les acompañaron y dando las “gracias” a la ultraizquierda “de Felgueras”, al restaurante «Casa María» que les llevó a casa una fabada, y un vecino — el comunista “Ramón, minero jubilado y «rojo» (extrema izquierda) que está orgulloso de que su hijo sirva en la Guardia Civil”— que enseñó a sus hijos por primera vez “gallinas, patos, ocas y caballos”. Madrid (España), martes 18 de agosto de 2020.

El vicepresidente segundo del Gobierno de coalición de ultraizquierda, Pablo Iglesias, y su mujer, ministra de Igualdad, Irene Montero, que ayer, lunes 17 de agosto de 2020, suspendieron su estancia vacacional junto a sus tres hijos ante las “amenazas sufridas”, han agradecido las muestras de apoyo recibidas y han avisado de que seguirán cumpliendo con su trabajo pese al “odio y las amenazas”.

“Su odio y sus amenazas no frenarán nuestro trabajo. El ejemplo de la gente corriente, honesta y valiente que no tiene miedo al fascismo es para nosotros la mayor motivación para seguir”, ha escrito Iglesias este martes, un día después de cancelar su estancia vacacional en Felgueras (Asturias).

Por su parte, la mujer de pablo Iglesias, Irene Montero, ha considerado que el pueblo sabe que “solo con miedo y odio pueden frenar el avance de la democracia y los derechos sociales”, y ha llamado la atención sobre que la “agresividad” es también su “debilidad”.

“No perdemos la perspectiva y seguimos cumpliendo nuestra tarea. Los avances sociales y democráticos siempre tienen enemigos. Frente al odio: justicia social y democracia”, ha escrito Montero en la red social Twitter.

Iglesias y Montero tomaron la decisión de regresar a Madrid después de que apareciesen mensajes en las redes sociales -con la ubicación del lugar en el que se encontraban- en los que animaban a pasarse a “saludar”. Apareció además una pintada en la carretera en la que se leía “coletas, rata”.

Además, justo después de llegar a su chalet con jardín y piscina en Galapagar (Madrid), la familia comunista burguesa, Iglesias y Montero, fue recibida por otra concentración de varias personas indignadas por el robo organizado desde la formación morada, imputada por malversación de caudales públicos, que le hicieron un «jarabe democrático» (escrache) al vicepresidente y la ministra durante más de una hora, según han indicado a Efe fuentes de su entorno de la familia burguesa Iglesia e Irene.

Se trataba de los mismos vecinos de Galapagar que se concentran a diario desde el pasado 15 de mayo de 2020 frente a su chalet, de más de 600.000 euros con jardín y piscina, y contra cuyo organizador Iglesias interpuso una querella hace unos días, después de perder los papeles. Iglesias e Irene nunca condenaron los «jarabes democráticos» frente la casa de la exvicepresidente de Gobierno de España, Soraya Sáenz de Santamaría Antón, contra los padres y madres de familia española agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estados, atacados con objetos contundentes por las calles de España por colectivos afines al partido de iglesias e Irene. De hecho, Iglesias llegó ha decir que esos ataques le emocionaba y que los escraches a los políticos de las formaciones políticas adversarias a Podemos era solo un «jarabe democrático» y nada más.

Tras hacerse pública ayer, lunes 187 de agosto de 2020, la suspensión de su estancia vacacional, Iglesias ha escrito en las redes sociales un mensaje en el que asegura que lo que le hace a su familia “la extrema derecha y ciertos medios” es grave, pero pide “poner cada cosa en su contexto”.

“Hay gente que ha pagado con su libertad, con su vida o con torturas defender sus ideas y hacer política”. “No es nuestro caso”. “No hay derecho a que mis hijos tengan sufrir las consecuencias del compromiso y las tareas políticas de sus padres, pero hay millares de niños en situaciones mucho más vulnerables”. “No va conmigo el victimismo”, señala Iglesias.

En su mensaje, el vicepresidente reconoce el trabajo de los policías que les acompañaron y da las gracias “a la gente de Felgueras”, al restaurante “Casa María” que les llevó a casa una fabada, y un vecino —”Ramón, minero jubilado y rojo que está orgulloso de que su hijo sirva en la Guardia Civil”— que enseñó a sus hijos por primera vez “gallinas, patos, ocas y caballos”.

El vicepresidente agradece además al secretario general del Partido comunista de España en Asturias (PCE) y diputado Enrique Santiago su acogida en la casa familiar de Felgueras, y reconoce también a todos los que “no se dejan intimidar por la ultraderecha y sus medios”.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot