C’s hace limpieza: También el marido de Eva Borox presenta su dimisión como concejal de C’s

Lasvocesdelpueblo
El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Valdemoro Raúl del Olmo, en unas imágenes archivo. lasvocesdelpueblo.

Lasvocesdelpueblo y Agencias – Ciutadans Partido d ela Ciudadanía Ciudadanos (C’s) va más allá de su código ético interno sobre la corrupción. La formación naranja de España limpia su casa de cualquiera sospecha de corrupción política que afecta hasta indirectamente a sus dirigentes. El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Valdemoro y marido de la exdiputada madrileña de Ciudadanos Eva Borox, Raúl del Olmo (C’s), ha anunciado hoy su dimisión como concejal para no entorpecer la “buena gestión” del Gobierno de la capital del país. Madrid, 18 de marzo 2016. Fotografía: El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Valdemoro Raúl del Olmo, en unas imágenes archivo. lasvocesdelpueblo.

Del Olmo ha anunciado su salida en una comparecencia en el salón de plenos de Valdemoro convocada unas horas antes, en la que ha recalcado que renuncia sin tener la condición de investigado en el caso. Lo ha hecho después de que la ya exdiputada de Ciutadans en la Asamblea renunciase ayer al acta parlamentaria para “no interferir ni perjudicar en el buen funcionamiento del partido” tras la declaración ante el juez de uno de los supuestos cabecillas de la trama Púnica, David Marjaliza, que la implicó en el caso.

Del Olmo no ha admitido preguntas de los medios de comunicación durante la comparecencia. Sí ha negado que el empresario David Marjaliza le haya regalado viajes o comprado billetes de lotería, o que haya recibido “jamás” comisión “de ningún tipo”. El ya exconcejal de Valdemoro ha añadido que tanto él como su mujer, Eva Borox, han sido víctimas de una campaña de acoso y derribo “implacable, sensacionalista y sin escrúpulos” por parte de ciertos medios de comunicación a los que se habrían unido “personajes de otros partidos políticos de baja catadura moral”.

Sobre este aspecto, no descarta emprender acciones legales para defender su honor y luchar “contra la difamación” a la que se han visto sometidos. El ex edil ha aclarado que nunca había pertenecido a un partido político y que su única relación con el Ayuntamiento la mantuvo como policía municipal, puesto del que fue jubilado por decreto en 2008, según ha dicho “en represalia por nuestras denuncias de corrupción e irregularidades cometidas por los gobiernos del PP”.

El ex concejal ha reconocido estar cansado de las presiones recibidas: “Nuestras familias están sufriendo lo indecible, asistiendo impotentes a estos ataques sin escrúpulos”, ha apostillado. Ciudadanos gobierna la ciudad de Valdemoro, considerado epicentro de la supuesta trama de corrupción investigada en el caso Púnica, tras vencer en las elecciones de mayo de 2015, cuando irrumpió como primera fuerza con el 20,72 % de los votos y 6 concejales.

Quedó entonces por delante del PP (cinco concejales) y el PSOE (5), partido del que Eva Borox llegó a ser portavoz municipal en 2005 y que finalmente la expulsó dos años después tras una polémica por las listas electorales. Tras la dimisión, el alcalde de Valdemoro, Guillermo Gross (Ciudadanos), ha agradecido el trabajo realizado por Del Olmo.

“Tras una campaña de acoso y derribo implacable y sin escrúpulos que le ha afectado en el terreno personal y familiar, a pesar de no estar imputado ni investigado, (Del Olmo) ha preferido hacerse a un lado para no perjudicar la confianza en el trabajo que estamos realizando por Valdemoro”, ha argumentado el alcalde.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies