Declaradas las Fallas del Pirineo español (Lérida): Patrimonio Cultural Inmaterial de Humanidad

Lasvocesdelpueblo

Agencias – El comité evaluador de la UNESCO reunido en Namibia (África) ya se ha pronunciado sobre la candidatura ‘Las fiestas del fuego del solsticio de verano en los Pirineos’ y ha declarado las fallas Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Barcelona, 1 de diciembre 2015. Fotografía: Las fallas de los Pireneus de Lérida (España). Lasvocesdelpueblo.

El gobierno andorrano ha sido el encargado de presentar esta candidatura que reúne 63 municipios de fiesta de fuego de España (Cataluña), Aragón, Francia y Andorra. La recta final para llegar hasta la declaración comenzó en febrero cuando se entregó el dossier de presentación y el comité evaluador emitió informes favorables donde se destacaba la transversalidad de la candidatura, que cuenta con el apoyo oficial de tres estados así como que la iniciativa surge de las entidades organizadoras de las fallas.

El Comité intergubernamental para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial está reunido desde el pasado domingo 29 de noviembre en Windhoek, capital de Namibia, y examina las 34 candidaturas aspirantes a la Lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Tras el anuncio de la declaración, está previsto que haya actos de celebración en los diferentes municipios donde se hacen fallas.

En el caso de los Pirineos catalanes, este miércoles por la tarde habrá un repique de campanas y encendido de hogueras. En Andorra, también el miércoles por la tarde hay previsto un encuentro de los fallistas del Pirineo con encendido de hoguera y muestra de cultura popular. El jueves día 3 de diciembre se reunirán en Andorra la Vella los representantes de todos los municipios de la candidatura en el que será el VII Encuentro de Fallistas del Pirineo. En este encuentro la comunidad fallista firmará la Declaración de Andorra la Vella.

La fiesta de las fallas

La fiesta de las fallas tiene a todos los pueblos donde se celebra una misma estructura: que se hace alrededor de San Juan o el mismo día de la verbena y que el fuego es el protagonista de la celebración.

A partir de ahí cada pueblo tiene su variedad. A Isil, un municipio español de la provincia de Lérida, situado en el este de la comarca del Pallars Sobirá, donde las fallas están declaradas Fiesta Cultural de Interés Nacional, se enciende un tronco de árbol de unos 15 metros (Falla Mayor) en medio de la hoguera. Esta es la señal indicador para que los jóvenes comiencen el recorrido con su falla encendido el cuello montaña abajo.

Desde la plaza del pueblo la hilera de fallas encendidas en el cuello de los fallistas bajando parece una serpiente de fuego que se mueve en zigzag montaña abajo. El esfuerzo de los fallistas el pueblo se reconfortado con música, torta y vino y danzas tradicionales en torno a la hoguera. Se trata de una celebración ancestral que nunca se ha dejado de celebrar.

Por otra aparte, las fallas de Alíns y la Puebla de Segur situado en la comarca española de Pallars Jussá en provincia de Lérida, son de nueva hornada pero tienen características similares. La demanda del reconocimiento por la Unesco ha coincidido con un resurgimiento de muchas asociaciones y la recuperación de muchas fiestas que se habían perdido.

Es el caso de Alòs de Isil, donde las fallas se recuperaron en 2014. Les, en la Val de Aran, se celebra la quema de El Haro (un tronco encendido en medio de la plaza). Los jóvenes bailan danzas tradicionales alrededor del Haro hasta que éste cae. Con cáscaras de abedul encendidas y atadas con alambre las hacen girar creando círculos de fuego visualmente muy atractivos. En Andorra la Vella las fallas son bolas muy ligeras y se hacen girar.

En Alta Ribagorza -que es una comarca pirenaica en la provincia de Lérida y limita con el Valle de Arán al norte, el Pallars Sobirá al este, el Pallars Jussá al sur y con la comarca aragonesa de Ribagorza al oeste-, hay muchos pueblos que celebran las fallas y no las “bajan” como el Pallars sino que las “corren”.

Los jóvenes al llegar al pueblo con las fallas encendidas empiezan a correr por las calles hasta llegar a la hoguera de la plaza mayor. En la Alta Ribagorza la celebración de esta tradición en varias poblaciones cercanas ha hecho que se hayan repartido a lo largo del verano, en un calendario de fallas que permite seguirlas desde principios de junio hasta agosto.

La temporada comienza la segunda semana de junio en el pueblo de Durro y la siguen Senet, Isil, Barruera, Boí, el Pont de Suert y cierra la temporada Vilaller.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies