Dos funcionarias de Lugo, víctimas de acoso nacionalista

Una trabajadora del teléfono de emergencias 112 de Galicia. Archivo Efe

Redacción – Estas dos personas han sido gravemente difamadas y han estado soportando desde el pasado 26 de febrero, una campaña de acoso tras la denuncia y publicación en algunos medios de comunicación de una información remitida por comunicado y, posteriormente, en rueda de prensa, por parte de la Mesa Pola Normalización Lingüística. Reproducimos el comunicado de dos funcionarias de la Delegación de Presidencia de la Junta de Galicia en la ciudad de Lugo. Lugo (Galicia) España, martes 6 de marzo de 2018. Fotografía: Una trabajadora del teléfono de emergencias 112 de Galicia. Archivo Efe

La entidad defensora de la imposición de lengua las ha tachado de gallegófobas y las ha acusado de ensalzar a Franco y de pisotear los derechos de una ciudadana, presidenta de la asociación nacionalista (ADEGA), que, aparentemente, solo pedía ser atendida en gallego.

Asimismo, A Mesa ha solicitado a la Xunta que se abra expediente disciplinario a estas dos trabajadoras de la Delegación de Lugo. Como en otras ocasiones, esta entidad que promueve la imposición lingüística, manipula para trasladar a la opinión pública un nuevo “caso de discriminación”, con total falta de escrúpulos, sin importarles el daño causado a las personas, en este caso a dos funcionarias, que están viviendo una situación muy complicada.

Además de trasladar este comunicado a los medios de comunicación, Galicia Bilingüe, con el respaldo de la asociación de ámbito nacional Hablamos Español, les ha ofrecido todo su apoyo y asesoramiento legal, y hará llegar esta información a las autoridades autonómicas que, según se ha publicado, están estudiando el caso, y les recordará que en repetidas
ocasiones se solicitó a la Secretaría de Política Lingüística que dejaran de colaborar con esta entidad de deleznable comportamiento.

Comunicado

«Dos funcionarias de la Delegación de Presidencia de la Xunta de Galicia en Lugo,

Manifestamos:

Nuestra disconformidad por la información publicada en los últimos días en relación con los hechos acaecidos el día 26 de febrero de 2018, según la cual se nos acusa de negarnos a atender en gallego a una ciudadana.

Las quejas tramitadas por la Mesa pola Normalización Lingüística, faltan a la verdad de lo realmente sucedido, y dañan gravemente nuestra imagen pública y nuestro honor:

1.– La ciudadana que posteriormente presentó la queja se acercó al Departamento de Deportes fuera del horario de atención al público, buscando información para practicar “rúadas”, para constituir una asociación, y de ese modo, poder ahorrar el seguro de responsabilidad civil, ya que lo pagaría la federación correspondiente. Se le facilitó toda la información verbal y documental relacionada con el asunto.

2.- No fue hasta el final de la consulta, cuando esta ciudadana solicitó ser atendida en gallego, en un tono muy desagradable, que no se correspondía con el empleado hasta ese momento por ninguna de las partes.

3.- Seguidamente, y debido a que hablaba en gallego reintegracionista, como el que  después empleó en el escrito de queja, y dado que mostraba una actitud hostil, dificultando en gran media su comprensión, se le comentó que nos era difícil atender su petición, ya que nuestro conocimiento de gallego no alcanzaba ese nivel. Ambas somos, además, de origen no gallego. Le dijimos que si quería presentar una queja, estaba en todo su derecho.

4.- En ese momento, la ciudadana comenzó a faltarnos al respeto, con comentarios tales como que nos negábamos a hablar gallego porque éramos de la “sección femenina”, o que “queríamos que volviese Franco”. También nos dijo que nos marchásemos de Galicia.

5.- Al verla alterada, un compañero se ofreció amablemente a hablar con ella, accediendo a su petición de ser atendida en gallego; algo que ella ya no quiso aceptar.

6.- Es totalmente falso que le contestásemos que no nos daba la gana de atenderla en gallego, y que podíamos escoger el idioma de respuesta.

DENUNCIA ANTE LA POLICÍA NACIONAL

7.- En los siguientes días, y a partir de este incidente, comenzó una campaña de acoso hacia nuestras personas en las redes sociales e incluso telefónicamente, llegando a recibir llamadas de teléfono en nuestro centro de trabajo, con comentarios como “ya eres famosa en internet”, o “por fin le pongo voz a la facha”.

8.- Estos hechos nos obligaron a interponer una denuncia ante la Policía Nacional el día 2 de marzo de 2018. 

Dúas funcionarias da Delegación de Presidencia da Xunta de Galicia en Lugo,

Manifestamos:

A nosa desconformidade pola información publicada nos últimos días en relación cos feitos acontecidos o día 26 de febreiro de 2018, segundo a cal se nos acusa de negarnos a atender en galego a unha cidadá.

As queixas tramitadas pola Mesa pola Normalización Lingüística, faltan á verdade do realmente acontecido, e danan gravemente a nosa imaxe pública e a nosa honra:

1.- A cidadá que posteriormente presentou a queixa achegouse ao Departamento de Deportes fóra do horario de atención ao público, buscando información para practicar “rúadas”, para constituírse en asociación, e dese modo, poder aforrar o seguro de responsabilidade civil, xa que o pagaría a federación correspondente. Facilitóuselle toda a información verbal e documental relacionada co asunto.

2.- Non foi ata o final da consulta, cando esta cidadá solicitou ser atendida en galego, nun ton moi desagradable, que non se correspondía co empregado ata ese momento por ningunha das partes.

3.- Seguidamente, e debido a que falaba en galego reintegracionista, como o que  logo empregou no escrito de queixa, e dado que amosaba unha actitude hostil, dificultando en gran media a súa comprensión, comentóuselle que nos era difícil atender á súa petición, xa que o noso coñecemento do galego non acadaba ese nivel. Ambas as dúas somos, ademais, de orixe non galega. Dixémoslle que se quería presentar unha queixa, estaba en todo o seu dereito.

4.- Nese intre, a cidadá comezou a faltarnos ao respecto, con comentarios tales como que nos negabamos a falar galego porque eramos da “sección feminina”, ou que queriamos que voltase “Franco”. Tamén nos dixo que nos marchásemos de Galicia.

5.- Ao vela alporizada, un compañeiro ofreceuse amablemente a falar con ela, accedendo á súa petición de ser atendida en galego; algo que ela xa non quixo aceptar.

6.- É totalmente falso que lle contestásemos que non nos daba a gana de atendela en galego, e que podiamos escoller o idioma de resposta.

DENUNCIA PERANTE A POLICÍA NACIONAL

7.- Nos seguintes días, e a partir deste incidente, comezou unha campaña de acoso cara ás nosas persoas nas redes sociais e mesmo telefonicamente, chegando a recibir chamadas de teléfono no noso centro de traballo, con comentarios como “xa es famosa en internet”, ou “por fin lle poño voz á facha”.

8.- Estes feitos obrigáronos a interpoñer unha denuncia perante a Policía Nacional o día 2 de marzo de 2018».

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot