El concejal extremista podemita que tachó de “fascistas” a agentes de policías lo niega ante el juez

Lasvocesdelpueblo
(Madrid, 16 de febrero 2016) Unos 300 policías persiguiendo al concejal extremista podemita de grito de 'dictador' podemita durante una protesta. El concejal de Seguridad de Madrid, Javier Barbero. archivo Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias – Durante la declaración, el juez Adolfo Carretero recordó este lunes al extremista concejal de la formación de extrema izquierda en España, Podemos, en Madrid, Javier Barbero, que tenía la posibilidad de retractarse y pedir disculpas, lo que no ha hecho, según el letrado de CPPM, que ha asegurado que el edil ha insistido en que la actitud de algunos policías en aquella manifestación “le recordaba a maniobras por parte de grupos fascistas”. Barcelona, 26 de abril 2016. Fotografía: (Madrid, 16 de febrero 2016) Unos 300 policías persiguiendo al concejal extremista podemita de grito de ‘dictador’ podemita durante una protesta. El concejal de Seguridad de Madrid, Javier Barbero. archivo Efe.

El podemita Javier Barbero dijo este lunes 25 de abril 2016 en el juzgado que no llamó “fascista” a ningún policía de los que le increparon en febrero, por lo que pedirá que se archive la causa abierta contra él por eso, aunque ha mantenido que vivió una situación de “autoritarismo desproporcionado”.

Barbero ha declarado esta mañana como investigado en el Juzgado de Instrucción 47 de Madrid por la denuncia por injurias graves que interpuso contra él el sindicato mayoritario en la Policía Municipal (CPPM) a raíz de las declaraciones que hizo el pasado 16 de febrero en las que aseguró que los policías que le habían increpado horas antes en una concentración le recordaban a “grupos de fascistas”.

En aquella concentración, en la que los agentes municipales protestaban por el cierre de las conocidas como unidades de “antidisturbios” de la Policía Municipal, se produjeron incidentes por parte de algunos policías que obligaron a Barbero a refugiarse en una cafetería.

Este lunes Barbero ha anunciado que pedirá el archivo de la causa mientras que el abogado del Colectivo Profesional de Policía Municipal ha defendido que se abra juicio oral contra él y ha precisado que el pasado viernes transformó la denuncia presentada inicialmente contra el concejal en una querella por dos delitos: uno de injurias y otro contra las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Durante la declaración, el juez Adolfo Carretero ha recordado a Barbero que tenía la posibilidad de retractarse y pedir disculpas, lo que no ha hecho, según el letrado de CPPM, que ha asegurado que el edil ha insistido en que la actitud de algunos policías en aquella manifestación “le recordaba a maniobras por parte de grupos fascistas”.

Al salir de los juzgados, donde ha declarado durante media hora, Barbero ha dicho: “Yo lo que he hecho es describir una situación que se me asemejaba a un tipo de comportamiento concreto, pero en absoluto he hecho ningún tipo de calificación ni descalificación de personas ni de la policía ni de los cuerpos y fuerzas de seguridad”.

Preguntado por si se ha ratificado en que algunos policías mantuvieron actitudes fascistas, Barbero ha contestado que “nunca” ha dicho “en absoluto” que “hubiera actitudes fascistas de personas concretas”, pero sí ha ratificado “la descripción de una situación muy concreta” que vivió y que “parecía de un autoritarismo desproporcionado”.

El edil ha incidido en que ha descrito una “situación muy concreta” en la que recibió insultos, vio cómo zarandeaban su coche e incluso una periodista “fue agredida, tirándole el móvil con el que estaba grabando”. En cuanto al hecho de que CPPM haya presentado finalmente una querella por sus declaraciones, Barbero ha explicado que se ha enterado este lunes del trámite y ha sostenido que van a pedir el archivo de la causa porque “es la única hipótesis y escenario” que contempla.

En el escrito que Javier Barbero presentará al juez para archivar la causa, al que ha tenido acceso Efe, recuerda al magistrado el literal de todas las palabras que pronunció y defiende que estas declaraciones “no revisten carácter delictivo” y constituyen un “claro ejemplo” del ejercicio del derecho a manifestar una opinión “aunque sea crítica”.

En el texto el edil sostiene que las declaraciones permiten apreciar “la inexistencia de cualquier expresión objetivamente injuriosa”. A la pregunta de si considera que todos los escraches son fascistas, Barbero ha contestado al salir de los juzgados que “eso depende de lo que entendamos por escrache”.

El letrado de CPPM ha explicado a la prensa que consideran que Barbero tiene que ir a juicio porque, además de las declaraciones que hizo, saben que “los escoltas le dijeron que tenía otra alternativa de salida” pero él decidió pasar por donde estaban los manifestantes “con una actitud provocadora, buscando un poco el enfrentamiento”.

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies