El consejo de la Generalidad de Cataluña de origen marroquí Chakir El Homrani da pisos a inmigrantes ilegales, ex MENAS y vagos

.Según el Gobierno de la Generalidad de Cataluña, “aunque se trata de un proyecto dirigido a todos los jóvenes de entre 18 y 24 años en situación de calle, cabe destacar que uno de los principales perfiles a los que está previsto asistir es el de un chico inmigrante recién llegado a Cataluña, sin documentación y con poca capacidad de acceso a servicios sociales u otros proyectos de atención a los jóvenes”, concretan desde la Generalidad de Cataluña
El programa, que llegará a 140 ex MENAS, inmigrantes ilegales y los ni ni en diferentes puntos de Cataluña

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), AÑO 2019. El consejero de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, del Gobierno separatista en funciones que ocupa la Generalidad de Cataluña, con padres de origen marroquí, Chakir El Homrani Lesfar (d), junto al xenófobo presidente de la Generalidad de Cataluña, Joaquim Torra Pla, alias Quim Torra (i), durante una rueda de prensa. Efe

Redacción – El consejero de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, del Gobierno separatista en funciones que ocupa la Generalidad de Cataluña, Chakir El Homrani Lesfar; junto al alcalde de Manresa (Barcelona), Marc Aloy; y el subdirector general de la Obra Social “la Caixa”, Marc Simón, presentaron la tarde del viernes, 19 de marzo de 2021, en la capital de Bages, Manresa, el proyecto «Techo360º» (Sostre 360º), que es un programa de apoyo personalizado a “jóvenes vulnerables”, mayores de 18 años, que se encuentran a la calle sin techo. “El acompañamiento termina una vez” que el ex Menor Extranjero No Acompañado (MENA) o inmigrante ilegal “alcanza su emancipación e integración social, o cuando es aconsejable remitirlos a otros recursos más específicos”, dice la Generalidad de Cataluña Barcelona (España), martes 23 de marzo de 2021.

El Gobierno de ERC, JxCAT, con apoyo de la CUP, precisa que el plan está dirigido principalmente a los ex Menores Extranjeros No Acompañados (MENAS) y a los inmigrantes ilegales recién llegados a Cataluña que no tienen donde ir.

“La falta de vivienda” -destacó el separatista de origen marroquí Chakir el Homrani- “ha cambiado en los últimos años y necesitamos nuevas herramientas para abordarla; herramientas basadas en la colaboración entre las administraciones y el tejido social. Se necesita un trabajo intensivo con estos jóvenes, más flexible, es necesario generar confianza, acompañarlos para que puedan desarrollar su proyecto de vida”.

El proyecto, promovido por la Consejería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, espera llegar a un mínimo de 140 jóvenes de toda Cataluña, a los que ofrecerá apoyo social y de vivienda: un marco estable de referencia para ayudar a construir un proyecto de vida autónomo y autosuficiente para las personas atendidas, abordando sus necesidades desde una perspectiva social y educativa.

La iniciativa cuenta con una inversión de 2,02 millones de euros de la Consejería, y con la importante colaboración de la Obra Social “la Caixa”, que aportará una inversión de 808.501 euros para los proyectos específicos de Tarragona y Manresa.

En concreto, en el caso del capital de Bages, la financiación de la Obra Social “la Caixa” es de 202.125 euros.

Chakir el Homrani subrayó que “España debe cumplir con su compromiso y modificar las regulaciones de la ley de inmigración”.

“Cada día que pasa tenemos jóvenes en este país que terminan condenados a una mayor vulnerabilidad por decisión de la administración”, dice el consejo separatista.

Para el separatismo, los vagos “que han acogido, que pueden tener proyección, pero que no pueden renovar los permisos cuando son mayores de edad”. “También deja sin sentido el trabajo que hacemos entre todos, administraciones y entidades. 6000 jóvenes pueden permanecer en la calle si en 2021 no se modifican las regulaciones de la ley de inmigración”.

El proyecto está impulsado por el trabajo en red con las autoridades locales, así como multidisciplinariamente para satisfacer las necesidades básicas, superar situaciones conflictivas y evitar la cronificación de la situación de vulnerabilidad y en algunos casos de deterioro físico y salud mental.

También se prevé la complementación de una alternativa de vivienda en los casos en los que siga siendo necesaria.

Según el Gobierno de la Generalidad de Cataluña, “aunque se trata de un proyecto dirigido a todos los jóvenes de entre 18 y 24 años en situación de calle, cabe destacar que uno de los principales perfiles a los que está previsto asistir es el de un chico inmigrante recién llegado a Cataluña, sin documentación y con poca capacidad de acceso a servicios sociales u otros proyectos de atención a los jóvenes”, concretan desde la Generalidad de Cataluña.

Con el enfoque multidisciplinar, el programa ‘Techo 360º’ del separatismo ofrecerá a los ex MENAS, vagos e inmigrantes ilegales:

1-. Acompañamiento a la autonomía personal: Apoyo a la vida cotidiana, rutinas domésticas y hábitos saludables; garantizar la convivencia dentro y fuera del recurso habitacional, y vincular al joven con los recursos del medio ambiente.

2-. Apoyo en procesos administrativos, jurídicos y judiciales: acompañar a los inmigrantes ilegales en la obtención de documentación legal y procedimientos de regularización administrativa, y vincular al joven con asistencia jurídica.

3-. Apoyo en formación e inserción sociolaboral: acompañamiento en el proceso de formación y inserción laboral; promoción de la consecución de competencias lingüísticas e instrumentales que permitan un buen desarrollo social y raíces, y que facilite el acceso al mundo laboral, y promueva su autonomía en la búsqueda de empleo.

4.- Salud: facilitar el acceso a la red de salud estandarizada, acompañar al inicio de los procesos de inhabitación a sustancias adictivas y promover la salud emocional y física.

5.- Prospección de vivienda: Buscar vivienda alternativa.

Los servicios sociales de los municipios serán la puerta de entrada al programa, con la participación para la evaluación y diagnóstico inicial de la situación de los ex MENAS e inmigrantes sin papeles y sus necesidades, a través de un comité interdisciplinario de gestión de casos, que supervisará el proyecto, identificará los recursos de la red y apoyará en la derivación a otros servicios y proyectos cuando sea necesario.

“El acompañamiento termina una vez” que el ex MENA o inmigrante ilegal “alcanza su emancipación e integración social, o cuando es aconsejable remitirlos a otros recursos más específicos”, dice la Generalidad de Cataluña.

“El proyecto ya ha comenzado a ejecutarse en las comarcas de Maresme y Gironés, y en las ciudades de Gerona, Lérida, Tarragona y Manresa, y próximamente en Barcelona, Mataró, Masnou y Tarrasa”, según la Generalidad de Cataluña.

El proyecto promueve el networking, la colaboración y la coordinación con los servicios y recursos que ofrece el medio ambiente y son esenciales para lograr este acompañamiento integral a los jóvenes.

También promoverá el uso y la vinculación de los usuarios a los servicios de red comunitaria que son más adecuados para sus dificultades o necesidades en todo momento, y sensibilizará.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot