El español Mario Mola se acomoda en el trono

Lasvocesdelpueblo
HAMBURGO (ALEMANIA), 14.07.2018. El español Mario Mola (c), doble campeón del mundo de triatlón, reforzó su liderato en el Mundial al ganar este sábado la quinta prueba del mismo, disputada en la localidad alemana de Hamburgo, donde festejó su tercera victoria seguida. Efe.

Efe – ‘SuperMario’ se acomoda en su trono. Con su compatriota Javier Gómez Noya, único quíntuple campeón mundial de la historia del triatlón, centrado en la larga distancia y apuntando al Ironman de Kona (Hawai), al igual que el inglés Alistair Brownlee -único doble campeón olímpico-, el astro balear no iba a dejar su oportunidad de seguir engrosando un ya de por sí brillante palmarés. Y este sábado dio un paso gigante con miras a anotarse un tercer título seguido. Hamburgo (Alemania), sábado 14 d ejulio de 2018. Fotografía: HAMBURGO (ALEMANIA), 14.07.2018. El español Mario Mola (c), doble campeón del mundo de triatlón, reforzó su liderato en el Mundial al ganar este sábado la quinta prueba del mismo, disputada en la localidad alemana de Hamburgo, donde festejó su tercera victoria seguida. Efe.

El español Mario Mola, doble campeón del mundo de triatlón, reforzó su liderato en el Mundial al ganar este sábado la quinta prueba del mismo, en la localidad alemana de Hamburgo, donde, tras un espectacular último ‘cinco mil’, festejó su tercer triunfo seguido en los últimos tres años.

Mola logró, después de la de Yokohama (Japón), su segunda victoria de una temporada en la que fue segundo en Abu Dabi y en la localidad inglesa Leeds; y en la que su peor resultado no baja del cuarto puesto que firmó en abril en Bermudas. Tan sólo dos días después de conocer el grave accidente de su novia, la también triatleta olímpica Carolina Routier, arrollada por un coche mientras entrenaba en bici y que, por fortuna, se recupera de forma positiva.

‘SuperMario’ se acomoda en su trono. Con su compatriota Javier Gómez Noya, único quíntuple campeón mundial de la historia del triatlón, centrado en la larga distancia y apuntando al Ironman de Kona (Hawai), al igual que el inglés Alistair Brownlee -único doble campeón olímpico-, el astro balear no iba a dejar su oportunidad de seguir engrosando un ya de por sí brillante palmarés. Y este sábado dio un paso gigante con miras a anotarse un tercer título seguido.

Mola festejó un nuevo triunfo en la ciudad hanseática al cubrir el recorrido, en distancia sprint -la mitad de la olímpica-, de 750 metros a nado, 21 kilómetros en bicicleta y cinco más de carrera a pie, en 53 minutos y 18 segundos, cinco menos que el francés Vincent Luis, que fue segundo; y con ocho de ventaja sobre su antiguo compañero de entrenamientos, el surafricano Richard Murray.

La prueba arrancó con una salida en falso del australiano Ryan Bailie, que se lanzó antes de tiempo (y fue, por ello, penalizado) al Binnenalster -el pequeño de los dos lagos artificiales que llenan las aguas del Alster, afluente del Elba, el gran río de Hamburgo-, que acogió, como es habitual, el primer segmento de la prueba.

En el que se produjo una noticia. Porque en esta ocasión no fue el eslovaco Richard Varga -que, a pesar de la presencia de Jonathan, pero con Alistair centrado en el gran fondo, ya no trabaja para los hermanos Brownlee- el primero en salir del agua. Lo hizo a un segundo del belga Marten Van Riel, ganador de la natación este sábado, y del francés Vincent Luis.

El galo, que, tras dos terceros, en Abu Dabi y en Leeds, entraba segundo en la general en Alemania, venía con ganas de guerra. Y en los 21 kilómetros del tramo en bici se asoció con ‘Jonny’ Brownlee, el menor de los hermanos ingleses (bronce en Londres 2012 y plata en Río’16, los dos Juegos en los que Alistair se proclamó campeón); y con el noruego Kristian Blummenfelt, bronce en el pasado Mundial.

El trío llegó a tener 22 segundos antes del último de los cinco giros al circuito ciclista sobre el grupo. En el que iban, entre otros, el australiano Jake Birtwhistle -quinto este sábado- el danés Andreas Schilling -noveno-, los galos Pierre Corre y Dorian Coninx -sexto- y el noruego Casper Stornes, sorprendente ganador en Bermudas. Junto a Mola pedaleaba su compatriota el talaverano Fernando Alarza, que retornó a la competición, tras dos meses de parón, con un meritorio decimoquinto puesto.

Mola, como siempre, firmó su triunfo con remontada. Salió a 16 segundos del agua y trabajó a tope en bici, de la que se bajó junto al grupo a 18 del trío aventurero. Del que se ‘desplomó’ Blummenfelt -que acabaría cuadragésimo cuarto-, y al que pronto se unió Murray.

Mario no dudó en apuntarse a la fiesta, por lo que el trío reducido a dúo se acabó convirtiendo en cuarteto.

A menos de dos kilómetros, Mola tomó la cabeza antes de lanzar un primer latigazo al que respondió inicialmente Jonny, que no aguantó, antes de conformarse con el cuarto puesto.

A poco menos de kilómetro y medio, el campeón mallorquín ya enchufó la directa hasta la meta, donde se presentó en solitario, tras marcar de nuevo el mejor parcial a pie, siendo el único que bajó de los catorce minutos en los cinco kilómetros que decidieron la prueba. ‘Tripitiendo’ victoria en Hamburgo y metiéndose medio Mundial en el bolsillo.

Con su habitual humildad, Mola indicó a Efe en la zona de meta que había dado “un paso más en el buen camino, pero” que “aún queda mucho” para el cierre del campeonato. Faltan dos pruebas, en Canadá -las de Edmonton y Montreal-, antes de la Gran Final, que se disputará a mediados de septiembre en Gold Coast: Mario tiene a tiro su tercer título Mundial.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies