El gobierno catalán abrirá una cárcel de mujeres en la Zona Franca de Barcelona

Lasvocesdelpueblo
Los separatistas del Gobierno catalán, Carles Puigdemont (presidente) (i) y Raúl Romeva (consejero de exterior) (d), en un paseo en el palacio del gobierno autonómico de Cataluña. Archivo Efe.

Agencias – El gobierno catalán abrirá una cárcel de mujeres en la Zona Franca de Barcelona. Además de ese centro, en un solar de 20.000 metros cuadrados de la Zona Franca que el Ayuntamiento de Barcelona ha cedido al gobierno catalán, está previsto que en 2025 se inaugure una prisión para mujeres -que acoja también a sus hijos de hasta tres años-, con un espacio para albergar a los presos preventivos del área del Barcelonés, cerca de 300 internos que suponen el 40 % de los que ahora están recluidos en la Modelo. Barcelona (España), miércoles 15 de febrero de 2017. Fotografía: Los separatistas del Gobierno catalán, Carles Puigdemont (presidente) (i) y Raúl Romeva (consejero de exterior) (d), en un paseo en el palacio del gobierno autonómico de Cataluña. Archivo Efe.

El gobierno separatista catalán tiene previsto abrir en 2025 en la Zona Franca de Barcelona una nueva cárcel de mujeres, que permitirá cerrar el centenario centro de Wad Ras y albergará también a los presos preventivos del área del Barcelonés, que suponen el 40 % de los reclusos actuales de la Modelo.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Gobierno de Cataluña, el dirigente de Izquierda Republicana de Cataluña (ERC) y el consejero de Justicia del gobierno de la Generalidad de Cataluña, Carles Mundó, ha anunciado este jueves 9 de febrero de 2017 el calendario de su plan penitenciario, que prevé el cierre de la histórica cárcel Modelo de Barcelona y de la Trinitat, que será sustituida por un centro de régimen abierto que abrirá sus puertas también en la Zona Franca.

Además de ese centro, en un solar de 20.000 metros cuadrados de la Zona Franca que el Ayuntamiento de Barcelona ha cedido al gobierno catalán, está previsto que en 2025 se inaugure una prisión para mujeres -que acoja también a sus hijos de hasta tres años-, con un espacio para albergar a los presos preventivos del área del Barcelonés, cerca de 300 internos que suponen el 40 % de los que ahora están recluidos en la Modelo.

El proyecto permitirá cerrar la cárcel Wad Ras de Barcelona, que funciona desde 1915, y también la de Trinitat, que a lo largo de sus 55 años de historia ha ido cambiando usos y ha albergado a mujeres, jóvenes y reclusos en régimen abierto.

El gobierno catalán ha aprobado en su reunión de hoy una inversión de 31,8 millones para construir el nuevo centro de preventivos de la Zona Franca de Barcelona, cuya apertura -prevista para 2021- es condición indispensable para cerrar la prisión de Trinitat Vella, de acuerdo con el convenio firmado por el consistorio.

A finales de 2018, comenzarán las obras de construcción del nuevo centro de régimen abierto, que con una superficie de 13.000 metros cuadrados (m²), tendrá capacidad para 800 internos, que ahora están distribuidos entre la Modelo, la Trinitat y Wad Ras.

Una vez esté construido el nuevo centro penitenciario y la Trinitat haya cerrado definitivamente sus puertas, el Ayuntamiento de Barcelona derribará el edificio y construirá en él una nueva promoción de vivienda social.

En otro solar de 20.000 m² de la Zona Franca también cedido por el consistorio barcelonés, se levantará la nueva cárcel de mujeres, que, según Justicia, se diseñará con “visión de género” y contará con unas instalaciones específicas destinadas a recluir a presos preventivos.

Con un presupuesto estimado de 75 millones de euros y una superficie construida de 55.000 metros cuadrados, la nueva cárcel, que según el conseller se inaugurará a lo largo del primer trimestre de 2025, tendrá capacidad para 700 personas.

Antes de este verano, el gobierno catalán convocará un concurso de ideas para recoger las mejores propuestas arquitectónicas para diseñar la nueva prisión, cuyas obras está previsto iniciar en 2021.

Asimismo, el Departamento de Justicia ha preparado un plan de choque para reformar los equipamientos penitenciarios de Cataluña entre los años 2017 y 2020, que prevé inversiones de hasta 26 millones de euros en las cárceles Quatre Camins de La Roca del Vallès (Barcelona) y Ponent de Lleida, así como Brians 1 y Brians 2, de Sant Esteve Sesorives (Barcelona).

En 2018, está previsto empezar la construcción de un nuevo centro abierto en Tarragona, que ya dispone de una financiación plurianual aprobada por el Govern en octubre de 2016, con un presupuesto de 9,6 millones, y entrará en funcionamiento a finales de 2019.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies