El Gobierno de Sánchez acuerda el traslado de otros 7 terroristas presos de ETA

.El tercer etarra que saldrá de Cádiz será Ignacio Javier Bilbao Goicoetxea, Basur, que ingresará en la prisión de Topas, en Salamanca. Cumple una condena de 68 años y siete días por asesinato, colaboración con banda armada, amenazas y daños

FOTOGRAFÍA. ESPAÑA,17.11.2016. El líder de la banda terrorista ETA durante la masacre de la ETA en Hipercor, Arnaldo Otegi (EH Bildu), en una sede del PSOE de Pedro Sánchez en la comunidad autónoma vasca (PSE), visiblemente contento con los suyos, los 'progres' (progresistas). Efe

Efe.- Madrid (España), jueves 1 de julio de 2021. Instituciones Penitenciarias ha acordado este jueves el traslado de otros siete presos de ETA a cárceles más próximas o en el País Vasco, cuatro de ellos procedentes de Cádiz y que son los últimos reclusos de la banda que cumplían condena en una prisión andaluza, mientras que son ya 51 los etarras ingresados en cárceles del País vasco.

De esta forma, Prisiones vacía de etarras las cárceles que estaban más alejadas del País Vasco, como la de Puerto III, a unos 1.000 kilómetros, y de la que en próximas fechas saldrán los últimos cuatro reclusos de la banda con destino a las cárceles de Topas (Salamanca), Zuera (Zaragoza), León y Logroño.

Los otros tres presos que serán trasladados lo harán a cárceles vascas, de forma que son ya 51 los reclusos de la organización terrorista que cumplen pena las cárceles en San Sebastián, Álava y Bilbao, cuya competencia ha sido trasferida al Gobierno vasco y se hará efectiva el 1 de octubre.

Fuentes penitenciarias han asegurado a Efe que los presos etarras más alejados del País Vasco están en la actualidad en prisiones de la Comunidad de Madrid.

Los cuatro reclusos que dejarán la prisión gaditana de Puerto III en el Puerto de Santa María son Jesús María Echevarría Garaicoechea, Daniel Pastor Alonso, Ignacio Javier Bilbao Goicoetxea y Oscar Barreras.

Los otros tres que serán conducidos a prisiones vascas son Andoni Murga Zenerruzabeitia, Jon Zubiaurre Aguirre y Liher Rodríguez.

LOS ÚLTIMOS ETARRAS EN PRISIONES ANDALUZAS

FOTOGRAFÍA. SALAMANCA (ESPAÑA), 01.07.2021. Prisión penitenciaria de Topas en Salamanca. Efe

Las nueve prisiones andaluzas contaban a principios de año con un 20 por ciento de los presos etarras. De los 197, 41 estaban internos en alguno de sus centros. El de Puerto III, en Cádiz, dejará en breve de tener reclusos de la banda.

Así, será trasladado a León Jesús María Echevarría, que ingresó en la cárcel en diciembre de 2002 y cumple una condena de 30 años por los delitos de asesinatos, colaboración con banda armada, detenciones ilegales, falsificación de documento público, tenencia de explosivos, tenencia de armas prohibidas, estragos e incendios.

En 2025 tendrá la satisfecha el 75% de su condena, entre otras los 36 años que le impuso la Audiencia Nacional por el asesinato a tiros de un guardia civil en 2002 cuando se disponía a identificarle en la A-6, a la altura de Collado-Villalba (Madrid).

A Zuera, en Zaragoza, será conducido el segundo etarra que sigue en Puerto III, Daniel Pastor Alonso. Ingresó en prisión el 4 de marzo de 2011 y cumple una condena de 40 años por los delitos de asesinatos, atentados, depósito de armas, estragos e incendios, y robo y hurto de vehículos.

Le resta un horizonte penal amplio, toda vez que cumplirá las tres cuartas partes de su condena en 2041.

La mayor condena que ha recibido fue los 45 años de prisión que le impuso la Audiencia Nacional en 2013 por el asesinato con una bomba-lapa del inspector jefe de la Policía Eduardo Puelles el 19 de junio de 2009 en Arrigorriaga (Vizcaya).

El tercer etarra que saldrá de Cádiz será Ignacio Javier Bilbao Goicoetxea, Basur, que ingresará en la prisión de Topas, en Salamanca. Cumple una condena de 68 años y siete días por asesinato, colaboración con banda armada, amenazas y daños.

Fue el presunto autor de los disparos que acabaron con la vida del concejal socialista de Orio Juan Priede en 2002.

El 17 de marzo de 2003 Ignacio Bilbao amenazó a Baltasar Garzón de muerte mientras le apuntaba con la mano en forma de pistola cuando el juez le comunicaba en su despacho su procesamiento en relación con el asesinato de Priede, unas amenazas que repitió con otros jueces posteriormente.

El cuarto y último etarra que saldrá de Cádiz es Oscar Barreras Díaz. Prisiones ha dispuesto su traslado a la cárcel de Logroño.

Ingresó en prisión el 3 de julio de 1996 y cumple una condena de 30 años por los delitos de asesinato y atentado. Cumplió las 3/4 partes de su pena en julio de 2020.

Fue condenado a 35 años de cárcel por el asesinato en 1997 en Bilbao del inspector de Policía Luis Andrés Samperio.

OTROS TRES ETARRAS A CÁRCELES VASCAS DONDE SON YA 51

Según informa Prisiones, Andoni Murga Zenarruzabeitia será trasladado desde ZAragaoza a la cárcel de SAn Sebastián. Ingresó en prisión el 18 de agosto de 1996 y cumple una condena de 25 años por los delitos de atentado, colaboración con banda armada, tenencia de explosivos y depósito de armas.

Según destaca el comunicado de Instituciones Penitenciarias, cumplió las 3/4 partes de la condena en mayo de 2015, acepta la legalidad penitenciaria, rechaza el uso de la violencia y ha remitido escrito en el que muestra su empatía hacia las víctimas de sus delitos.

A la prisión alavesa será conducido desde Burgos Jon Zubiaurre Aguirre, encarcelado desde 2001 y que cumple una condena de 30 años por los delitos de atentado, homicidio, estragos, asociación ilícita y tenencia ilícita de armas.

Cumplirá las 3/4 partes de la condena en septiembre de 2023 y al igual que Murga acepta la legalidad penitenciaria, rechaza el uso de la violencia y ha manifestado su respeto hacia las víctimas de sus delitos.

El tercer etarra que ingresará en un prisión de País Vasco es Liher Rodríguez, desde Burgos a la de Álava. Ingresó en la cárcel en 2017 y cumple una condena de 40 años por los delitos de asesinatos en grado de tentativa, estragos terroristas y tenencia de explosivos.

Cumplirá las 3/4 partes de la condena en julio de 2046 y, según destaca Prisiones, ha remitido un escrito en el que rechaza el uso de la violencia y se responsabiliza por los daños y el dolor causado a sus víctimas. Liher Rodríguez fue jefe del comando Imanol de la banda.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot