El Gobierno pide a Puigdemont que rectifique comparar el proceso separatista y ETA; el Gobierno catalán se niega

Agencias – La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha instado hoy al president Carles Puigdemont a que rectifique su comparación entre la lucha contra ETA y el proceso separatista catalán, algo que el Govern ha rechazado porque cree que se está haciendo una “polémica interesada”. Barcelona (España), martes 20 de junio de 2017. Fotografía: La vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría,contesta a las preguntas de los periodistas. Efe

Puigdemont provocó ayer una polémica cuando, en una jornada en que se conmemoraba el 30 aniversario del atentado de ETA en Hipercor, el más sangriento de la banda terrorista, llamó ante los miembros de la Comisión Jurídica Asesora de la Generalidad de Cataluña a “persistir” en el proceso separaista catalán y, para ello, aludió a la “persistencia” que hubo antes en el combate contra ETA.

Puigdemont dijo que, “si no hubiera sido por la persistencia, este combate -contra ETA- no se hubiera ganado”. “En unos años diremos lo mismo: que hemos conseguido lo que el pueblo de Cataluña se ha propuesto porque persistimos, porque no nos resignamos”, añadió en alusión al referéndum separatista que la Justicia, Comisión de Venecia y el Gobierno de España han vetado.

Antes de participar en un acto en la Real Academia de la Lengua, la vicepresidenta, Sáenz de Santamaría, ha calificado las afirmaciones de Puigdemont de “desafortunadas, desgraciadas y absolutamente impertinentes” y le ha pedido que rectifique.

“El presidente Puigdemont no puede frivolizar con un tema tan grave como el terrorismo, no puede frivolizar con el sufrimiento de tanta gente”, ha añadido.

Para la vicepresidenta, “si ha metido la pata, conviene que la saque, y, si no, queda absolutamente desenmascarada su estrategia de provocación utilizando cualquier cosa”.

A juicio de la vicepresidenta, el sufrimiento de las personas, la vigencia de los valores democráticos y la lucha contra el horror que es el terrorismo no merece que ningún responsable político lo banalice y lo frivolice.

Por su parte, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha tildado de “infamante” el discurso del presidente catalá, en una entrevista en Antena 3, ha criticado que utilice la misma “presión” de la lucha contra ETA para “declarar el proceso unilateral de referéndum (ilegal) en que se ha metido para vulnerar la ley”.

Y ha mencionado que los abucheos que sufrió Puigdemont en uno de los actos de ayer, lunes 19 de junio de 2017, el celebrado ante el monumento a las víctimas en la avenida Meridiana de Barcelona, son consecuencia de estar “metido en una obsesión por el proceso (separatista)”.

Asimismo, el portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, ha considerado “odioso y repugnante” que el presidente catalán compare el sentimiento de las víctimas de ETA con el de los defensores de la separación y le ha pedido que aproveche “un rato hoy para pedir perdón”.

También el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha salido al paso de la polémica y ha acusado al presidente de la Generalidad de Cataluña de intentar “humillar” a las víctimas del terrorismo.

Rivera, en una intervención en abierto ante el grupo parlamentario de Cs, ha dicho que Puigdemont cometió ayer una nueva “falta de respeto” al hacer esta comparación.

Pero además, ha apuntado, el símil que utilizó el presidente de la Generalidad de Cataluña es contradictorio, porque, según ha explicado, la derrota de la banda terrorista se hizo “dentro de la ley” y lo que algunos pretenden hacer ahora es saltarse la Constitución y la legislación para “romper España”.

Ha insistido en pedir a Puigdemont que deje de “faltar al respeto” a millones españoles, que muchos de ellos “se han jugado literalmente la vida o se la han dejado” para que hoy ETA ya no esté matando.

Desde las filas socialistas, la dirigente del PSC y miembro de la ejecutiva del PSOE de Pedro Sánchez Núria Parlon ha afirmado, en declaraciones a Rac1, que las aseveraciones de Puigdemont fueron “desacertadas” y un “error”.

“Hay que evitar determinadas asociaciones -ha manifestado- que quizá no se hacen de mala fe, pero son malinterpretables y contaminan de ruido el reconocimiento a las víctimas, al volver a hablar del ‘proceso’ fuera de lugar”.

El gobierno catalán no rectificará

Pese a todas estas críticas y reclamaciones de rectificación, la portavoz del Gobierno catalán, Neus Munté, ha evitado enmendar las palabras del presidente catalán ha considerado que se ha hecho una “interpretación injusta” y una “polémica interesada” sobre esas declaraciones.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Gobierno catalán, Munté ha calificado de “desafortunada e injusta” la reacción del Gobierno, con la que cree que busca “desviar la atención” sobre el conflicto por la Junta de Seguridad de Cataluña.

Ante las preguntas de los periodistas sobre si las declaraciones de Puigdemont fueron desafortunadas, Munté ha evitado corregir al presidente catalán , quien, según ha recalcado, habló de la “persistencia” e indicó que ese es el valor que había permitido “lograr retos como el fin del terrorismo en el Estado español”.

“Cualquier persona que conozca los valores del Gobierno catalán y de su presidente sabe que estamos absolutamente al lado de las víctimas del terrorismo”, ha subrayado.

La portavoz ha remarcado así que no hubo “ninguna voluntad de herir la sensibilidad de nadie” y ha expresado en nombre del Govern la “máxima solidaridad y respeto por las víctimas del terrorismo”.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot