El Gobierno Sánchez pide “solidaridad” a los españoles para “reubicar” a los inmigrantes ilegales en sus barrios

.El Ejecutivo ha puesto énfasis en el incremento de las devoluciones (sin aportar cifras concretas), pero también ha pedido solidaridad a las demás comunidades autónomas para reubicar a las personas que llegan y ha vuelto ha advertir de la “xenofobia” que exhiben algunos al vincular la pandemia con la inmigración, como ha dicho el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez.

FOTOGRAFÍA. BRUSELAS (BÉLGICA), 10.12.2020. El presidente del Gobierno socioseparatista y socioetarra de España, Pedro Sánchez (PSOE), calificó este jueves de «una gran noticia para la UE» el acuerdo que ha permitido desbloquear los fondos de recuperación comunitarios ante la crisis por la pandemia de coronavirus. Efe

Efe – El Gobierno ha subrayado hoy el incremento de los retornos a sus países de origen de los inmigrantes llegados a Canarias de forma irregular, devoluciones que ya se están produciendo hacia Marruecos y Mauritania y que pronto comenzarán hacia Senegal pese a las dificultades derivadas de la pandemia. Madrid (España), miércoles 16 de diciembre de 2020.

Lo han afirmado en el pleno del Congreso la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, y el titular de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en una sesión de control en la que la oposición ha puesto el foco en la gestión del Ejecutivo ante llegada de migrantes a las costas canarias.

Costas a las que han arribado 21.452 personas en lo que va de año, según el último informe del Ministerio del Interior conocido esta tarde relativo a la primera quincena de diciembre, en la que se ralentizó el ritmo, con 1.886 inmigrantes, lejos de los más de 5.000 del mismo período del mes anterior.

El Ejecutivo ha puesto énfasis en el incremento de las devoluciones (sin aportar cifras concretas), pero también ha pedido solidaridad a las demás comunidades autónomas para reubicar a las personas que llegan y ha vuelto ha advertir de la “xenofobia” que exhiben algunos al vincular la pandemia con la inmigración, como ha dicho el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez.

O al vincularla con violaciones, atracos o palizas, como ha hecho la diputada de Vox Rocío de Meer en su interpelación a la ministra González Laya, quien ha respondido con dureza y ha acusado a ese partido de “deshonrar la imagen de España”.

“Un país de emigrantes”, ha recordado la titular de Exteriores, quien ha recordado que los españoles que salieron no hace mucho a trabajar fuera sufrieron “los estigmas” que ahora reproducen los dirigentes de Vox en la tribuna del Congreso para referirse a quienes llegan a España.

También se ha esforzado el Ejecutivo en rebatir que haya “una invasión”, en palabras de la misma diputada, pues el número total de migrantes llegados a España en lo que va de año (cerca de 40.000) es sensiblemente inferior a los 65.000 de 2018.

Tanto Sánchez como los ministros -ausente el del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por un acto de la Fundación de Víctimas del Terrorismo- han subrayado la incidencia de la pandemia y sus consecuencias en los países de origen en el incremento de las llegadas y en la ralentización de las devoluciones.

Pero Escrivá ha asegurado que ya se han incrementado las repatriaciones a Marruecos -uno de los países de los que se ha producido un mayor aumento de llegadas-, en tanto que González Laya ha añadido que también hay retornos a Mauritania y próximamente los habrá a Senegal. Mañana viaja a Gambia la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores, Cristina Gallach, para aumentar la colaboración entre ambas naciones en la lucha contra la emigración irregular.

Como ha apuntado el primero, aproximadamente dos tercios de los inmigrantes llegados a las islas proceden de países con los que España tiene acuerdos de retorno, aunque la pandemia ha cerrado las fronteras y ha dificultado la ejecución de unas devoluciones que se han retomado recientemente.

De acuerdo con las cifras aportadas por el ministro de Migraciones, al margen de las personas a la espera de deportación, cerca del 17 % de los llegados a las islas son solicitantes de protección internacional. Los especialmente vulnerables han sido derivados a centros de la península con mejores condiciones.

Entre tanto, el defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, ha visitado de nuevo Canarias y se ha mostrado contrario a macrocampamentos para albergar a inmigrantes, como el de Barranco Seco de Gran Canaria, y partidario de soluciones “dinámicas” ante el fenómeno migratorio que afecta a las islas.

Marugán, que fue muy crítico con el campamento ya desmantelado de Arguineguín, en el municipio grancanario de Mogán, y en la falta de garantías de los derechos humanos de los inmigrantes que allí se alojaron, ha advertido de que volverá a dirigirse a Interior si la situación se repite, si bien ha admitido que de momento es diferente.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot