El Gobierno Sánchez reivindica su competencia sobre los indultos del Procés frente a voces crecientes de dirigentes del PSOE

.Page ha advertido este jueves de que indultar a los dirigentes soberanistas sería “uno de los grandes errores de la democracia”, y ha subrayado que aún se está a tiempo de evitarlo

FOTOGRAFÍA. ATENAS (GRECIA), 10.05.2021. El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha asegurado este lunes que España está a cien días de lograr la inmunidad de grupo frente al coronavirus ya que cuando transcurra ese tiempo ha recalcado que estará vacunada el 70 por ciento de la población. Efe

Efe.- El Gobierno está resuelto a adoptar la decisión que considere oportuna sobre los indultos a los líderes independentistas del procés y reivindica esa competencia frente a las voces crecientes de los barones y otros dirigentes socialistas que rechazan la aprobación de esa medida de gracia. Madrid (España), viernes 28 de mayo de 2021.

Las declaraciones de los miembros del Ejecutivo, y en especial de su presidente, Pedro Sánchez, sugieren que ya tienen decidido aprobar los indultos.

El mensaje que ha lanzado Sánchez es que puede concederlos apelando a la necesidad de apostar por la concordia y la convivencia y no actuar con “revancha o venganza”.

Los partidos que apoyaron la moción de censura que aupó a Sánchez a la Moncloa son favorables y, por tanto, su concesión apuntalaría los apoyos que necesita para que siga avanzando la legislatura.

Además, en el Gobierno y en la cúpula del PSOE se confía que pese al rechazo que pueda tener inicialmente esa decisión, la evolución de los acontecimientos permita constatar que el problema catalán entra en vías de solución y que, en su momento, los ciudadanos entiendan que fue una medida acertada.

Pero Sánchez corre el riesgo de que eso no ocurra, ya que los independentistas siguen manteniendo su desafío en favor de sus postulados y reclamando una amnistía.

Eso podría traducirse en un castigo en las urnas del que ya están alertando algunos representantes socialistas y, especialmente, barones como el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, y el de Extremadura, Guillermo Fernández Vara.

Si se respetan los tiempos de mandato, ellos tendrán que acudir a sus respectivas elecciones en mayo de 2023, unos meses antes de que Sánchez convoque los comicios generales.

Page ha advertido este jueves de que indultar a los dirigentes soberanistas sería “uno de los grandes errores de la democracia”, y ha subrayado que aún se está a tiempo de evitarlo.

A su juicio, lo más grave es que quienes actuaron contra el orden constitucional insisten en que volverían a hacerlo y, ante ello, se ha preguntado en qué posición queda el que decide indultar.

Su rechazo se suma al expresado la víspera por Fernández Vara, para quien “resulta evidente que no debe ser indultado quien no quiere serlo”.

A su vez, el expresidente del Gobierno Felipe González también es contrario “en estas condiciones” a conceder el indulto.

Para él, la cuestión no es si los dirigentes independentistas se arrepienten o no, sino si están dispuestos a respetar la legalidad vigente.

De la misma forma, el diputado vasco Odón Elorza ha alertado de que los indultos no darían votos a Sánchez, “sino problemas”, y conllevarían muchos riesgos “a la vista de la polarización de la sociedad y de la crispación que agitan las derechas”.

Ha avisado de que “no puede haber dudas de que (los líderes del procés) volverán a romper la ley y atacar al Estado de Derecho” y ha pedido al Ejecutivo que explique con claridad en el Congreso su decisión.

Ante esas posiciones críticas en su partido, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha recordado que el PSOE es “plural y democrático”, pero que es el Ejecutivo, desde el respeto a todas las posiciones, el que tiene la “prerrogativa” para conceder indultos velando “por el interés general”.

No ha puesto fecha a la decisión tras el informe “no vinculante” del Tribunal Supremo y ha insistido en que el Gobierno quiere pasar página y “reconstruir los puentes que se dinamitaron y llevan demasiado tiempo destruidos” con Cataluña.

Juan Carlos Campo, ministro de Justicia, ha expresado su “confianza ciega” en el Supremo y ha defendido hacer “menos ruido” con este asunto y ver el indulto con naturalidad.

El director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, Iván Redondo, ha afirmado que para “arreglar” lo que ha pasado en los últimos años en Cataluña, “en la vida y en la política a veces no hay solución fácil, pero siempre hay un camino”.

Por su parte, el ministro de Transportes y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, cree que el Gobierno “no está solo” ante los posibles indultos sino que “quien se queda sola es la derecha una vez más”.

Desde este ámbito político, el líder del PP, Pablo Casado, ha pedido la comparecencia de Sánchez en un pleno monográfico del Congreso la próxima semana.

Además, el secretario general del partido, Teodoro García Egea, ha anunciado que presentarán mociones en los ayuntamientos para que el PSOE y otras fuerzas políticas se manifiesten públicamente.

También ha insistido en sus críticas la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, quien no ve justificación alguna en pasar “por encima del Tribunal Supremo y de la Justicia”.

El presidente de Cs en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha convocado una protesta constitucionalista el próximo 11 de junio, y el portavoz del partido, Edmundo Bal, ha pedido a los barones socialistas que sean valientes y den la batalla.

Entre los partidos que apoyan al Gobierno de coalición, el lehendakari, Íñigo Urkullu, ha defendido los indultos porque cree que están “en la lista de los más justificados” de todos los firmados durante los últimos 40 años.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot