El líder del régimen amarillo en alerta ante un JxCat que pide «cuestión de confianza»

0
198
FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), 27.09.2022. El segundo debate de política general de la legislatura se inició esta mañana a las 11.30 horas con la intervención del líder del régimen amarillo y coordinador general de la ultraizquierda ERC, Pere Aragonés García (en la imagen), que se centró en tres ideas, un escudo social de 300.000.000 de euros por hacer frente al aumento del coste de la vida, mantener las transformaciones relacionadas con el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible y la propuesta de un acuerdo de claridad en España. Esta tarde, el presidente del Grupo parlamentario de VOX, la cuarta fuerza política, Ignacio garriga Vaz de Concicao, le ha dado un repaso tremendo al líder del régimen sobre los vínculos de la violencia, agresiones sexuales y violelaciones exuales con la inmigración ilegal en Cataluña y ha sufrido varias interrupción de su intervención por parte de la vicepresidente en funciones de presidente, Alba Vergés Bosch (ERC). Parlamento de Cataluña/Lasvocesdelpueblo (Ñ Pueblo).

Lasvocesdelpueblo y Agencias.- Barcelona (España), miércoles 28 de septiembre de 2022. El presidente del régimen amarillo y coordinador general de la ultraizquierda separatista ERC, Pere Aragonès García, ha convocado una reunión extraordinaria del régimen para esta tarde.

Abordarán la crisis en el seno de la coalición del régimen después de que JxCat haya amenazado con pedirle que se someta a una cuestión de confianza.

Este martes el líder de JxCat en el Parlament, Albert Batet Canadell, avisó por sorpresa a Aragonès de que su partido pedirá una cuestión de confianza si el líder del régimen no da «garantías» de cumplimiento de tres puntos del acuerdo de gobierno que JxCat considera fundamentales.

Fuentes del régimen amarillo han explicado que el hecho de que el vicepresidente del régimen, Jordi Puigneró Ferrer (JxCat), supiera lo que iba a decir Batet y no advirtiera a Aragonès con antelación ha generado malestar en las filas de la ultraizquierda separatista ERC.

ERC lo considera un «acto de deslealtad» al presidente del régimen por parte de Puigneró, máximo representante de JxCat en el ejecutivo hispanófobo y antiespañol.

Según fuentes de la izquierda radical separatista ERC, en cambio, Puigneró sí fue informado con antelación de la propuesta que formuló ayer Aragonès en su discurso en el debate de política general. Habló de un «referéndum pactado» con el Gobierno socialcomunista de España que preside Pedro Sánchez Pérez castejón (PSOE) en base a un «acuerdo de claridad» como el que aprobó el Canadá para resolver la cuestión quebequesa, sin embargo, ni Canadá es España ni Quebec es Cataluña.

Perplejidad en el Palacio del régimen

En el Palacio de la Generalidad de los catalanes, ocupado ilegítimamente por parte de este régimen, hay perplejidad por la amenaza de JxCat, ya que, según señalan fuentes de Presidencia, Aragonès respondió «favorablemente» a las peticiones de Batet de cumplir los tres puntos del acuerdo de gobierno que JxCat considera claves.

Son reactivación de un «Estado Mayor del Procés», unidad en el Congreso de los Diputados, en Madrid, y negociación de «amnistía» de los golpistas y fugados golpistas y un referéndum ilegal de autodeterminación en la mesa de la traición a Cataluña y al resto de España para destruir España y construir la República Catalana.

Para Aragonès, subrayan las fuentes consultadas, «es fundamental el respeto institucional y que» el régimen amarillo «esté al cien por cien para abordar la situación económica, social y resolver» los golpes de estado separatistas de 2017 en Cataluña.

En opinión de estas fuentes, son quienes hablan de «ultimátums» y cuestiones de confianza quienes deben «decidirse» si siguen o salen del ejecutivo amarillo.

Aragonés había suspendido su agenda ante la crisis

Aragonès suspendió a primera hora de la mañana la agenda de actos que tenía prevista para este miércoles después de que anoche sus socios en el régimen, dieran una vuelta de tuerca más a la crisis de la coalición gubernamental xenófoba y separatista.

Aragonès tenía previsto desplazarse por la mañana a Gurb (Barcelona), donde junto al consejero de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray (ERC), iba a participar en la colocación de la primera piedra del nuevo edificio del instituto de este municipio, y por la tarde tenía que visitar el Ayuntamiento de Berga (Barcelona).