El notario pide al Parlamento de Navarra la retirada inmediata de la Exposición de Represión 1936

Lasvocesdelpueblo
Fotografía facilitada en el comunicado -un recorte del archivo pdf adjunto al comunicado-. lasvocesdelpueblo.

Redacción – A última hora de la mañana de esta martes, el Doctor de Derecho Abogado Jaime Ignacio del Burgo ha requerido a la Presidenta del Parlamento de Navarra por vía “notarial para que proceda a la inmediata retirada de la Exposición sobre la represión de 1936 de la referencia a su padre Jaime del Burgo Torres en el texto explicativo que acompaña al cuadro número 6 así como a la retirada de la citada muestra de un cuadro en el que se representa a su hijo Jaime del Burgo Azpiroz”. Así aseguran fuentes del despacho del abogado español Del Burgo hoy en un comunicado a Lasvocesdelpueblo. Barcelona, 19 de abril 2016. Fotografía facilitada en el comunicado -un recorte del archivo pdf adjunto al comunicado-. lasvocesdelpueblo.

El texto del requerimiento dice así:

EXPOSITIVO:

I.- Que el pasado día 8 de abril de 2016 se inauguró en el Parlamento de Navarra la exposición “Navarra-1936-Nafarroa” para conmemorar el 80 aniversario de la represión en Navarra. En ella se exhiben 36 cuadros de Don Jesús Urtasun, representativos de los hechos acaecidos entre 1936 y 1939, promovida por la asociación “Autobús de la Memoria”. La muestra permanecerá abierta hasta el día 20 de abril del año en curso.

II.- Que en el acto de inauguración, la presidenta del Parlamento Foral, Doña Ainhoa Aznárez, manifestó que “la exposición que hoy inauguramos es una recreación de esos sucesos; debemos recordar que lo que en ella hay de barbarie, de salvaje, de incómodo, se cometió con más 3.452 personas, navarros y navarras. Y su conocimiento, el acercamiento a lo que sucedió, no debe darnos miedo ni reparo, debe servir para leer este pasaje de nuestra historia como lo que nunca debió suceder, y como bálsamo para que no vuelva a pasar”.

Asimismo, según la presidenta, Navarra ha vivido bajo una represión hasta su llegada y la de Doña Uxúe Barcos, durante los últimos 80 años. (Navarra.com, 8 de abril de 2016).

III.- Que junto a alguno de los cuadros se insertan notas explicativas. En el cuadro número 6, bajo el título de “El primero de la lista” se hace referencia a la muerte de Don José Rodríguez-Medel Briones, jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Navarra, que tuvo lugar en Pamplona el 18 de julio de 1936. En dicho texto se dice lo siguiente:

“Primer acto sangriento en Pamplona tras el golpe fascista apoyado en Navarra por el Conde de Rodezno, por los requetés carlistas de Baleztena y Del Burgo, por la Falange, la Iglesia, el director de Diario de Navarra, Raimundo García Garcilaso, y dirigido por el general Emilio Mola…”.

IV.- Que en el cuadro número 18, bajo el título de “Los matones”, se dice entre otras cosas:

“Me pregunto cómo puede entenderse la crueldad del ser humano. Desenfocaríamos el análisis de nuestra pregunta si en este cuadro negro nos aceráramos al foco, principalmente, sobre el perfil de los ejecutores y promotores del golpe, Mola Franco, Queipo de Llano, Domínguez Arévalo… La estrategia psicopática de represión sistemática creó un contexto sin límites, propicio para la violencia. Este entorno transformó a los asesinos en héroes y a la sociedad civilizada en una sociedad enferma de culpa y miedo. Quienes la ejecutaron [la represión sistemática], fueron y son los responsables máximos. Sin ellos, no habría ocurrido”.

V.- Que el comentario del cuadro número 6 identifica al padre del compareciente como uno de los matones que, a tenor del comentario del cuadro número 18, sería responsable de la represión desatada tras el inicio de la guerra civil de 1936.

La intención de tal identificación se desprende con toda claridad del hecho de que en la relación de promotores de la violencia desatada, en lugar de referirse al carlismo o a la Comunión Tradicionalista, al igual que se hace con la Falange o la Iglesia en el comentario del cuadro número 6, se cita específicamente a los “requetés de Baleztena y Del Burgo”, como si en ellos recayera la responsabilidad del alzamiento. A este respecto, cabe recordar, pues es un hecho histórico, que en aquellos fatídicos días más de diez mil carlistas navarros se pusieron en pie de guerra secundando la orden del monarca en el exilio Don Alfonso Carlos I.

VI.- Que en julio de 1936 el padre del compareciente tenía 23 años y no formaba parte de ningún órgano de gobierno nacional, regional o local de la Comunión Tradicionalista, ni tampoco ejercía el mando de los requetés de Navarra.

El padre del compareciente no tuvo participación en ningún acto de violencia o represión como los que se denuncian en la exposición, ni en Navarra ni en ningún otro lugar de la geografía española, siendo un hecho históricamente demostrado que el mismo 19 de julio de 1936, encuadrado junto a los requetés de Pamplona y bajo el mando del Teniente Coronel García Escámez, salió con destino a Madrid. Luchó en el frente de Somosierra hasta finales del mes septiembre de 1936 y poco después fue destinado a Guipúzcoa con la finalidad de organizar el Tercio de Nuestra Señora de Begoña integrado por requetés vizcaínos. Procede recordar que entre julio y septiembre de 1936 se produjo la mayor parte de los crímenes que mancillaron, ciertamente, a quienes creían combatir por elevados ideales en el campo de batalla.

Por consiguiente, es absolutamente falsa y contraria a la verdad histórica la idea, que se transmite en la exposición, de que la sublevación del 19 de julio en Pamplona y la posterior represión fue responsabilidad de “los requetés carlistas de Del Burgo”.

VII.- Que la inclusión de otro cuadro (sin texto explicativo) en el que se representa a un hijo del dicente en el marco de una exposición sobre la represión de 1936 no tiene otra finalidad que la de extender la idea, a todas luces injuriosa, de que la responsabilidad de aquélla recae también sobre los descendientes de quienes formaron parte del bando nacional, lo que es una aberración que viola su derecho al honor y a la propia imagen, protegidos por la Constitución española.

VIII.- Que, en consecuencia, la imputación al padre del dicente de ser uno de los “matones” sobre los que recae la responsabilidad de los crímenes perpetrados en Navarra durante la guerra civil es infame, calumniosa y falsa. Y la insólita inclusión de un cuadro que representa a un hijo del dicente (nacido en 1971, por lo que nada tiene que ver con la represión de 1936) revela una voluntad de transferir a las nuevas generaciones la calumnia vertida contra su abuelo.

OBJETO DEL REQUERIMIENTO:

Que, habida cuenta de lo que antecede, requiere al Notario para que a su vez requiera a Doña Ainhoa Aznárez, en su calidad de presidenta del Parlamento de Navarra, en los siguientes términos:

1.- Que proceda a la inmediata supresión de la referencia a Don Jaime del Burgo Torres del texto explicativo del cuadro número 6 de la exposición, así como proceda a la retirada del cuadro que representa al hijo del compareciente.

2.- Que de no avenirse la requerida a esta justa y legítima pretensión, el compareciente se reserva el derecho a interponer contra la Sra. Aznárez las acciones legales que sean pertinentes, civiles o penales, por autorizar y permitir que la sede de una institución como el Parlamento de Navarra, y con empleo de fondos públicos, sea utilizada para calumniar al padre del compareciente, ya fallecido, con motivo de la referida exposición sobre la represión de la guerra civil de 1936, sentencian.

Documento de fotografías adjunto

Descargar (PDF, 832KB)

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies