El Parlamento navarro deroga la ley que prohibía la ikurriña en ayuntamientos

Lasvocesdelpueblo

Efe – La presidenta de la Cámara, Ainhoa Aznárez (Podemos), ha instado a la retirada de las enseñas, petición no atendida por los parlamentarios, lo que ha llevado a la suspensión temporal de la sesión. Finalmente el pleno ha continuado con todas las banderas sobre los escaños. Pamplona (España), jueves 30 de marzo de 2017. Fotografía: La portavoz del grupo parlamentario del PPN Ana Beltran (i), coloca sobre el atril una bandera de Navarra en presencia de la presidenta del Gobierno de Navarra Uxue Barkos (d), antes de intrevenir en el Pleno de hoy donde tras una votación se ha aprobado la derogación de la Ley de Símbolos de Navarra, con los votos a favor de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E, lo que supone eliminar la prohibición actual de que la ikurriña ondee en los Ayuntamientos de Navarra. Efe.

El Parlamento foral ha derogado hoy la Ley de Símbolos de Navarra, lo que permite que la ikurriña ondee en los ayuntamientos de la Comunidad, aunque la Delegación del Gobierno ha puntualizado que sigue vigente la prohibición de la enseña vasca en edificios públicos.

El debate para derogar la ley de 2003, que ha contado con los votos a favor de los partidos que sustentan al Gobierno foral (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E) y en contra de PSN-PSOE, UPN y PP, ha comenzado con tensión por la exhibición de varias banderas en la bancada.

Los parlamentarios de UPN y PPN han exhibido banderas de Navarra, contestadas por la republicana desde I-E, lo que los primeros han tildado de “inconstitucional”.

La presidenta de la Cámara, Ainhoa Aznárez (Podemos), ha instado a la retirada de las enseñas, petición no atendida por los parlamentarios, lo que ha llevado a la suspensión temporal de la sesión. Finalmente el pleno ha continuado con todas las banderas sobre los escaños.

El debate de la derogación en el Parlamento se ha celebrado la misma semana en que el Consejo de Navarra ha emitido un informe en el que se señala que, “desde el plano constitucional, nada impide la derogación de la ley”, aunque se advierte de que con su aprobación se puede crear una situación de “incertidumbre jurídica”.

La presidenta navarra, Uxue Barkos (Geroa Bai), ha expresado a los periodistas su “enorme preocupación” al comprobar cómo “algunos, no toda la oposición -ha dicho-, quieren reeditar la guerra de banderas”, tras lo ocurrido en el hemiciclo.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN), Joaquín Galve, por su parte, señaló hace unos días en una entrevista con Efe que, tras la derogación, no habrá “vacío legal” para el resto de símbolos, porque seguirá vigente lo dispuesto en la Constitución, la ley de 1981 sobre el uso de banderas oficiales y el Amejoramiento del Fuero.

El texto aprobado esta mañana mantiene como himno de Navarra el denominado Himno de las Cortes, “en tanto y cuanto no se apruebe una nueva Ley Foral de Símbolos”.

En la exposición de motivos se arguye que el “camino de la exclusión y la prohibición” emprendido al amparo de la Ley Foral 24/2003 (la que ha quedado derogada) ha conducido a una “espiral de enfrentamiento y restricción en el empleo de símbolos mayoritariamente aceptados por distintas entidades locales”.

Se recuerda también que dicha norma, concebida para “predicar la nulidad de pleno derecho de otras banderas”, no ha servido para resolver el problema de fondo, más allá de la acumulación de demandas por infracción generada a lo largo de más de una década.

El TSJN sentenció el pasado verano que, para la colocación de la ikurriña durante las fiestas locales en los ayuntamientos de Pamplona, Tafalla, Berriozar, Estella, Lakuntza, Etxarri Aranatz y Leitza, los consistorios incurrieron en “fraude de ley” y “desviación de poder”.

En la defensa de la derogación hoy de la actual norma, Adolfo Araiz (EH Bildu) ha incidido en que la ley de 2003 “no reflejaba la Navarra plural” y ha asegurado que las consecuencias de su eliminación “no serán el salto al vacío”.

Koldo Martinez (Geroa Bai) y Mikel Buil (Podemos) han coincidido en pedir “tranquilidad” porque con la derogación de esta “ley excluyente” Navarra no pierde sus símbolos. José Miguel Nuin (I-E) ha subrayado el deseo de acoger la “pluralidad”.

En el turno en contra, Javier Esparza (UPN) ha alertado de que el hecho de que Araiz haya usado el turno de defensa de la iniciativa en la Cámara demuestra “quién manda en esta Comunidad”, donde hoy se da “un paso más en el proyecto político, nacionalista y partidista” en favor de la Euskal Herria “inventada”, ha dicho. “Hoy es un día triste para miles de navarros”, ha incidido.

María Chivite (PSN-PSOE) ha afirmado que este asunto “no es prioritario para la ciudadanía navarra, pero sí es importante y prioritario para el proyecto nacionalista vasco”, al tiempo que Ana Beltrán (PPN) ha augurado que este asunto “va a provocar altercados”.

La derogación no ha sido interpretada de forma unánime, ya que la Delegación del Gobierno en Navarra ha afirmado que la ausencia de esta ley “no permite en ningún caso y de ninguna manera” que se puedan colocar en edificios públicos otras banderas.

Por el contrario, el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron (EH Bildu) ha valorado la “libertad” para que “la mayoría social y política de cada ayuntamiento decida cuáles son las banderas que les representan”. 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies