El separatismo sigue vetando al Rey pese a la nueva “Normalidad Institucional (indultos)” impuesta por PSOE y Sánchez

.La Fundación Princesa de Gerona admite que su deseo sería dar sus premios en Gerona, pero que, ante el veto del equipo municipal que encabeza Marta Madrenas, de JxCat del golpista huido de la Justicia, Carles Puigdemont, a ceder el Auditorio, no han cambiado las circunstancias respecto a hace dos años y “no dispone de espacios que reúna las condiciones adecuadas” para acoger su gala, según fuentes de la entidad

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), 01.07.2021. (De izq a dcha) El rey Felipe VI, la princesa Leonor, la infanta Sofía y la reina Letizia posan este jueves antes de la entrega de los premios de la Fundación Princesa de Gerona (FPdGi) 2020 y 2021, este jueves. Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias.- Barcelona (España), jueves 1 de julio de 2021.  El jefe del Gobierno de la Generalidad de Cataluña, Pere Aragonés García, no ha asistido, ni ninguno de sus consejeros, a la entrega de los Premios Princesa de Gerona de la Fundación Princesa de Gerona (FPdGi) este jueves en Barcelona, en la que participan los reyes y sus hijas, al mantener el veto de su predecesor, Joaquim Torra Pla (Quim Torra), a los actos vinculados con la Corona.

Aragonés, vicepresidente de honor de la FPdGi, anticipó su ausencia la pasada semana, alegando que tenía “otras cuestiones de importancia fundamental para el país” y que no iba a participar en “actos de vasallaje a la monarquía”.

El dirigente de ERC coincidió dos veces con el rey en las últimas dos semanas, primero en el foro del Circulo de Economía y hace pocos días en la apertura del Mobile World Congress, sin participar en el recibimiento oficial a don Felipe.

Con su ausencia en el acto de los premios, que se celebra en CaixaForum, el jefe del Gobierno de la Generalidad de Cataluña mantiene el plante que instauró Torra a aquellos eventos ligados a la casa real como protesta contra el discurso que Felipe VI pronunció el 3 de octubre de 2017 en el que condenó el referéndum ilegal en Cataluña.

La FPdGi es una entidad privada, pero con un estrecho lazo con la Corona, puesto que su presidenta de honor es la princesa Leonor.

El separatismo no ha variado su postura a pesar de la nueva etapa de diálogo abierta con el Gobierno de Pedro Sánchez Pérez Castejón, quien ha confiado en poder recuperar “la normalidad institucional”, al indultar a los políticos presos del procés y permitir negociaciones dle procés con referéndum de autodeterminación y amnistía sobre la mesa de llamado Diálogo del Procés Generalidad-España.

En el acto de hoy, los reyes, la princesa Leonor y la infanta Sofía están acompañadas por la vicepresidenta primera del Ejecutivo, Carmen Calvo, por la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y por el de la Fundación La Caixa, Isidre Fainé.

También asisten la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera; la alcaldesa de Hospital de Llobregat y presidenta de la Diputación de Barcelona, Núria Marín, y el líder del PSC, Salvador Illa.

Al consistorio barcelonés le ha representado la tercera teniente de alcalde, la socialista Laia Bonet, ante la ausencia de la primera edil, Ada Colau, quien tampoco estuvo hace dos años.

Leonor de Borbón, que el 31 de octubre cumplirá 16 años, se estrenó en la ceremonia que tuvo lugar en noviembre de 2019, en la que fue su primera visita oficial a Cataluña.

En aquella ocasión, que por primera vez se celebraba en Barcelona, no estuvo Torra, que el año anterior había renunciado por carta a la vicepresidencia de honor, ni ningún otro representante de la Generalitat, con los que la princesa no ha tenido aún ningún contacto.

El último presidente de la Generalitat que asistió fue Carles Puigdemont en junio de 2017, en puertas de que se desatara el desafío independentista.

Puigdemont, ahora fugado de la justicia por su papel en el “procés”, también estuvo en la gala de 2016 y antes como alcalde de Girona, mientras que Artur Mas lo hizo en 2014.

Al distanciamiento de la Generalitat se unió el del Ayuntamiento de Girona, que en 2018 impidió celebrar los premios en la ciudad como rechazo al monarca con la excusa de que iba a estar de obras el Auditorio, el lugar habitual donde se entregaban los premios.

Ello llevó a que la FPdGi organizara la gala de los premios en el centro de eventos Mas Marroch, propiedad de los hermanos Roca, en la localidad de gerundense de Vilablareix, quienes recibieron críticas desde los sectores independentistas por acoger el acto.

Al año siguiente, se optó por llevarla a Barcelona con la justificación de que, al ser el décimo aniversario de la fundación, era preciso buscar un escenario con más capacidad de aforo y se optó por el Palacio de Congresos.

La Fundación Princesa de Gerona admite que su deseo sería dar sus premios en Gerona, pero que, ante el veto del equipo municipal que encabeza Marta Madrenas, de JxCat del golpista huido de la Justicia, Carles Puigdemont, a ceder el Auditorio, no han cambiado las circunstancias respecto a hace dos años y “no dispone de espacios que reúna las condiciones adecuadas” para acoger su gala, según fuentes de la entidad.

“Barcelona es la capital de Cataluña y es la mejor alternativa en este momento”, añaden desde la FPdGi, dedicada desde 2009 a fomentar el talento emprendedor, el empleo y la educación.

El consistorio gerundense llegó a declarar persona “non grata” a Felipe VI en octubre de 2017 por su postura frente a los independentistas.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot