El Tribunal investiga a Forcadell y miembros de J×Sí en la Mesa del Parlamento de Cataluña 

joseph Azanméné Ngabgué
La secesionista disputada de la coalición antiespañola: Juntos Por El Sí (JxSí), y ex-concejala de Izquierda Republicana de Cataluña de Oriol Junqueras Vies en la localidad de Sabadell, ex-presidenta del colectivo racista Asamblea Nacional Catalana (ANC) y actual presidenta del Parlament autonómico español en Cataluña, Carme Forcadell Lluís. Archivo Lasvocesdelpueblo.

Agencias – En su escrito, el alto tribunal catalán recuerda que la Fiscalía sostenía en su querella que Forcadell, el vicepresidente primero de la Mesa, Lluís Maria Corominas, la secretaria primera, Anna Simó, y la secretaria cuarta, Ramona Barrufet, pusieron en evidencia “su voluntad inequívoca e irreversible de llevar adelante su proyecto político por la fuerza de los hechos consumados, con total desprecio de la Constitución”. Barcelona (España), martes 28 de febrero de 2017. Fotografía: La actual presidenta de parlamento catalán, Carme Forcadell, en una imagen archivo de Lasvocesdelpueblo.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha acordado investigar a la presidenta del Parlamento, Carme Forcadell, y los miembros de Junts pel Sí en la Mesa de la cámara por permitir que el pleno votara el 6 octubre de 2016 dos resoluciones a favor del referéndum separatista.

En auto, la sala civil y penal del TSJC ha acordado admitir a trámite la querella de la Fiscalía por prevaricación y desobediencia contra Forcadell y los miembros de la Mesa Lluís Maria Corominas, Anna Simó y Ramona Barrufet -todos ellos de JxSí-, y acumularla a la causa que ya tenía abierta contra la presidenta de la cámara por permitir que el pleno votara en julio pasado la hoja de ruta separatista.

En su escrito, el TSJC remarca que la querella de la Fiscalía “cumple satisfactoriamente” tanto el requisito de tipicidad como el de verosimilitud para fundamentar su admisión a trámite, “al valorar inicialmente como posible” la comisión por parte de los querellados de los delitos de desobediencia y prevaricación, por lo que ordena incoar diligencias para la investigación de los hechos.

En atención a las “reglas de conexidad delictiva”, el alto tribunal ha acordado que la investigación a Forcadell, Corominas, Simó y Barrufet se acumule a la pieza que el TSJC abrió en octubre de 2016 contra la presidenta de la cámara por permitir que se votara en julio pasado la hoja de ruta independentista, en una pieza que ya estaba a punto de dar por finalizada la magistrada instructora, Maria Eugenia Alegret.

El TSJC recuerda que la Fiscalía alegó que no pudo incorporar en su primera querella contra Forcadell la votación de la propuesta sobre el referéndum porque aún no se había producido, pese a que ambas causas responden al “mismo plan o designio de burlar los pronunciamientos y mandatos del Tribunal Constitucional”.

Según el alto tribunal, la acumulación de ambas causas -la referida a la votación sobre la hoja de ruta separatista, el 27 de julio, y la del referéndum, el 6 de octubre- no debe excluirse “por razón de una eventual complejidad o de una inaceptable dilación procesal”.

En su escrito, el alto tribunal catalán recuerda que la Fiscalía sostenía en su querella que Forcadell, el vicepresidente primero de la Mesa, Lluís Maria Corominas, la secretaria primera, Anna Simó, y la secretaria cuarta, Ramona Barrufet, pusieron en evidencia “su voluntad inequívoca e irreversible de llevar adelante su proyecto político por la fuerza de los hechos consumados, con total desprecio de la Constitución”.

Los querellados permitieron con sus votos que el pasado 5 de octubre que la Mesa del Parlamento admitiera a trámite dos propuestas de JxS y la CUP que instaban a convocar un referéndum, pese a “tener pleno conocimiento” de que el TC había prohibido desarrollar cualquier resolución que emanara de la declaración de ruptura del 9 de noviembre, que abría la puerta a una vía unilateral a la secesión en Cataluña.

En su auto, el TSJC recoge los argumentos de la Fiscalía, en el sentido de que las dos resoluciones sobre el referéndum -la de JxS y la de la CUP- “suponen avanzar en el plan de separación de Cataluña del Estado español pues, además de insistir en la capacidad de Cataluña para la autodeterminación, instan al gobierno catalán a celebrar un referéndum vinculante, ‘con una pregunta clara y de respuesta binaria’, estableciendo un límite temporal para su realización”.

Según la Fiscalía, las dos propuestas que permitió votar la Mesa del Parlamento contradicen la “radical incompetencia de la Generalidad de Cataluña para convocar y celebrar un referéndum vinculante”.

Para la Fiscalía, al permitir que el pleno votara el 6 de octubre pasado ambas propuestas -en la jornada de conclusiones del debate de política general-, los miembros de la Mesa de JxSí “incumplieron con pleno conocimiento” la resolución del Constitucional que les obligaba a paralizar cualquier iniciativa encaminada a ignorar la suspensión de la hoja de ruta separatista.

El ministerio Público excluyó de su querella al diputado de CSQP y miembro de la Mesa del Parlamento, Joan Josep Nuet, porque, pese a que también permitió que se votaran ambas propuestas sobre el referéndum, no las secundó y porque también valoró su trayectoria política, ya que es contrario a la secesión.

La resolución del TSJC ha sido notificada hoy en persona a los cuatro miembros de la Mesa, que pueden recurrir la admisión a trámite de la querella en un plazo máximo de tres días.

En Twitter, Carme Forcadell ha publicado una fotografía de los cuatro miembros de la Mesa firmando la notificación del TSJC y ha subrayado: “Como siempre, firmes en la defensa de la libertad de expresión”.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Noticias relevantes

Videos Hot