El Tribunal quiere los correos de los “Jordis” y Puigdemont

Lasvocesdelpueblo
BARCELONA (ESPAÑA), 24.1.2018. La Guardia Civil abandona la sede Omnium Cultural en Barcelona después del registro efectuado durante todo el día donde han entrado con requerimientos de información del magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena. Efe.

Efe – El juez busca en esos mensajes el rastro de indicaciones, órdenes o instrucciones relacionadas con el proceso hacia la independencia, para corroborar su tesis de que el Govern cesado, la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, los miembros soberanistas de la Mesa y los “Jordis” diseñaron conjuntamente una hoja de ruta unilateral que conducía a la celebración del referéndum suspendido por el Constitucional y a la posterior declaración de independencia. Barcelona (España), miércoles 24 de enero de 2018. Fotografía: BARCELONA (ESPAÑA), 24.1.2018. La Guardia Civil abandona la sede Omnium Cultural en Barcelona después del registro efectuado durante todo el día donde han entrado con requerimientos de información del magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena. Efe.

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha enviado hoy la Guardia Civil a las sedes de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural para copiar los correos que sus líderes, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, compartieron con el Govern cesado, en busca de sus instrucciones sobre el “procés”.

Según han informado fuentes jurídicas, el volcado de las cuentas de correo electrónico de los “Jordis”, que precisamente hoy cumplen 100 días en prisión preventiva, la ha ordenado Llarena en el marco de una pieza secreta que forma parte de la causa por rebelión en que investiga al Govern cesado, la Mesa del Parlament y los líderes de las entidades independentistas.

En busca de las comunicaciones entre los líderes de las entidades y el Govern, los agentes han entrado además, con un requerimiento de información, en el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) de la Generalitat, situado en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), que centraliza la gestión del sistema informático de la administración catalana.

Los registros en las sedes de ANC y Òmnium se han practicado con la colaboración de técnicos de ambas entidades, cuyos actuales líderes en sustitución de los Jordis, Agustí Alcoberro y Marcel Mauri, han hecho sendos llamamientos a no acudir a sus sedes para protestar por la actuación de la Guardia Civil, ya que han asegurado que la situación era normal y de “absoluta tranquilidad”.

Precisamente, Sànchez y Cuixart fueron enviados a prisión acusados de promover las concentraciones del pasado 20 de septiembre a las puertas de la consellería de Economía, según el Supremo, con el propósito de impedir que la Guardia Civil pudiera practicar el registro de las oficinas, ordenado por el magistrado de Barcelona que investigaba los preparativos del 1-O.

Los guardias civiles, vestidos de paisano y acompañados por un secretario judicial, han acudido hacia las nueve de la mañana a las sedes de ANC y Òmnium Cultural en Barcelona para llevar a cabo un volcado de los correos electrónicos que los “Jordis” se intercambiaron con miembros del gobierno catalán entre 2016 y el pasado mes de octubre, cuando fueron encarcelados.

El juez busca en esos mensajes el rastro de indicaciones, órdenes o instrucciones relacionadas con el proceso hacia la independencia, para corroborar su tesis de que el Govern cesado, la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, los miembros soberanistas de la Mesa y los “Jordis” diseñaron conjuntamente una hoja de ruta unilateral que conducía a la celebración del referéndum suspendido por el Constitucional y a la posterior declaración de independencia.

Una vez practicado el clonado de las cuentas de correo electrónico investigadas -que incluía tanto la personal como la de presidencia de ANC y Òmnium-, el juez ha levantado el secreto que dictó hace quince días en relación a esta pieza separada, ya que su único propósito era garantizar la sorpresa de la diligencia.

Marcel Mauri, dirigente de Òmnium, ha insistido en que la diligencia practicada por la Guardia Civil “entra dentro de la normalidad”, si bien ha advertido de que se produce en un contexto de “represión” que tendría que “ruborizar a cualquier demócrata”·

Asimismo, ha resaltado que es la primera vez en los 57 años de historia de Òmnium que la Guardia Civil entra en la sede de esta entidad cultural, donde están dando la información requerida porque siempre, dijo, han colaborado con la Justicia, ya que no tienen “nada que esconder”.

Por su parte, el líder de la ANC, Agustí Alcoberro, se ha mostrado convencido de que la documentación incautada por la Guardia Civil se enmarcará en las “labores normales de un presidente de la ANC”, que es una entidad “cívica, pacífica” y que ha funcionado siempre de forma “ordenada y democrát

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies