Enfrentamientos y saqueos en Lavapiés (Madrid), heridos 16 policías y solo 4 inmigrantes

Lasvocesdelpueblo
LAVAPIÉS (MADRID), 16.03.2018. Varias personas han lanzado sillas contra los agentes. La tensión ha vuelto esta mañana al barrio madrileño de Lavapiés tras los disturbios de la pasada noche por la muerte del mantero senegalés Mmame Mbage, cuyos compatriotas, que responsabilizan de lo ocurrido a una persecución policial, se han concentrado durante horas en señal de protesta. Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias – Por la muerte del mantero senegalés Mmame Mbage. Los compatriotas del fallecido también se han desmarcado de los disturbios y saqueos. El enfado de los senegaleses ha ido en aumento. Han perseguido un coche de Policía al grito de “asesinos” y posteriormente han increpado a Mouctar Belal, cónsul de Senegal en Madrid, quien ha tenido que refugiarse en el bar Baobab, que ha echado el cierre. Lavapiés (Madrid), viernes 16 de marzo de 2018. Fotografía: LAVAPIÉS (MADRID), 16.03.2018. Varias personas han lanzado sillas contra los agentes. La tensión ha vuelto esta mañana al barrio madrileño de Lavapiés tras los disturbios de la pasada noche por la muerte del mantero senegalés Mmame Mbage, cuyos compatriotas, que responsabilizan de lo ocurrido a una persecución policial, se han concentrado durante horas en señal de protesta. Efe

La tensión ha vuelto esta mañana al barrio madrileño de Lavapiés tras los disturbios de la pasada noche por la muerte del mantero senegalés Mmame Mbage, cuyos compatriotas, que responsabilizan de lo ocurrido a una persecución policial, se han concentrado durante horas en señal de protesta.

El Ayuntamiento de Madrid ha abierto una investigación para averiguar qué ocurrió ayer por la tarde. El concejal de Seguridad, Javier Barbero, ha avanzado que hubo una intervención en la Puerta del Sol, pero no se estaba produciendo ni se había producido antes “ningún tipo de intervención policial frente a él o contra él”.

Ese mensaje encaja con la versión de la Policía Municipal, y es contradictorio con lo que defienden los compatriotas de Mmame y vecinos del barrio, que han insistido en que sí hubo una persecución.

Poco a poco, a lo largo de la mañana, se han sucedido conatos de enfrentamiento entre los cerca de 150 inmigrantes concentrados y la Policía y, sobre la una de la tarde, la situación se ha agravado con lanzamiento de adoquines y sillas por parte de los manifestantes y de pelotas de goma por parte de los antidisturbios de la Policía.

Los incidentes volvían así a Lavapiés, uno de los barrios históricos de Madrid, el más castizo de la capital y hoy en día uno de los más multiculturales, que se incendió anoche durante las protestas por la muerte de Mmame, aunque la Policía sospecha que fueron ultras radicales ajenos a esa protesta los autores de los destrozos.

El barrio ha amanecido con contenedores quemados, marquesinas destrozadas, sucursales bancarias saqueadas, un paisaje del que no se salvaban ni los parques infantiles ni la estación de bicis de alquiler público.

El balance de Emergencias Madrid es de veinte atendidos por el Samur, de ellos dieciséis policías antidisturbios y cuatro ciudadanos (dos con brechas en la cabeza), todos ellos leves. Dos coches del Samur y uno de bomberos y varios de Policía Municipal quedaron dañados. Hubo seis detenidos, todos españoles.

Mientras los servicios de limpieza se afanaban por recomponer la imagen del barrio y los comerciantes y vecinos trataban de volver a la normalidad, decenas de compatriotas de Mmame se han concentrado en la plaza de Nelson Mandela, a pocos metros de donde falleció.

Lo han hecho para dejar claro que murió por culpa de la persecución policial, no por un simple fallo cardíaco, aunque el atestado de la Policía Municipal de Madrid asegura que la operación contra el top manta se había desarrollado con anterioridad en la Puerta del Sol y que el senegalés no huía de un control policial cuando sufrió un paro cardíaco.

Los compatriotas del fallecido también se han desmarcado de los disturbios y saqueos de anoche, lo que encaja con las declaraciones del director general de la Policía, Germán López Iglesias, quien ha afirmado que quizá algunos radicales aprovecharan la protesta para causar los destrozos.

Pero a lo largo de la mañana, el enfado de los senegaleses ha ido en aumento. Han perseguido un coche de Policía al grito de “asesinos” y posteriormente han increpado a Mouctar Belal, cónsul de Senegal en Madrid, quien ha tenido que refugiarse en el bar Baobab, que ha echado el cierre.

Cinco furgonetas de los antidisturbios se han desplegado en la zona y han despejado la entrada al bar y buena parte de la plaza, momento en el que ha empezado una batalla entre manifestantes y policía, según ha constatado Efe.

Finalmente los agentes han ayudado al cónsul a salir del bar y meterse en su coche oficial, entre gritos de “asesino”, tras lo que han abandonado la plaza

Durante la mañana, se han sucedido las exigencias de información y de responsabilidades sobre la situación del fallecido y las consecuencias de su muerte.

SOS Racismo Madrid ha exigido una “investigación exhaustiva y detallada” y ha recordado que el fallecido llevaba 14 años en España, pero aún así seguía en situación irregular, en tanto que la Red Española de Inmigración y Ayuda ha anunciado que se personará en la causa judicial.

También el PSOE, Podemos e IU han pedido que se investigue y se depuren responsabilidades, en tanto que el PP ha acusado al Gobierno de la ciudad de “alentar” los incidentes y Ciudadanos ha criticado las “sospechas” del Ejecutivo de Manuela Carmena sobre el trabajo de la Policía Municipal en Lavapiés.

Los sindicatos de la Policía Municipal han reclamado al Ayuntamiento de Madrid que defienda la actuación de ese cuerpo y algunos de ellos estudian emprender acciones legales contra los políticos que han criticado la actuación policial.

Los policías afirman que el senegalés fallecido en Lavapiés no estaba siendo perseguido

Agentes municipales aseguran en un atestado policial que el ‘mantero’ que falleció el jueves en el barrio madrileño de Lavapiés no huía de un control cuando sufrió un paro cardíaco, sino que la operación contra el ‘top manta’ se desarrolló con anterioridad en la Puerta del Sol, lo que contrasta con la versión de vecinos y compatriotas.

Fuentes policiales han explicado este viernes a Efe que así lo relatan en uno de los atestados los agentes que intervinieron en el suceso, ocurrido a las cinco de la tarde en la calle del Oso, donde Mmame Mbage, senegalés de unos 35 años, falleció tras sufrir un infarto.

LAVAPIÉS (MADRID), 16.03.2018. Concentración en la plaza de Nelson Mandela, en el barrio madrileño de Lavapiés, para protestar por la muerte del mantero senegalés Mmame Mbage. Efe

Esta versión contrasta con la ofrecida por algunos vecinos que aseguraron que Mbage corría delante de dos policías municipales que iban en moto cuando se desplomó, y con la dada esta mañana por varios compatriotas, que han relatado a Efe que el hombre murió mientras era perseguido por la Policía y han denunciado la “violencia policial” que sufre el colectivo.

Ahora el Ayuntamiento de Madrid investiga si el ‘mantero’ era perseguido o no por los agentes en el momento de su muerte y el resto de circunstancias del suceso, analizando los atestados y comparecencias de Policía Municipal y Nacional.

Intervención policial en la Puerta del Sol

Según el relato policial, antes de las 17:00 horas agentes municipales intervinieron en la Puerta del Sol porque varios ‘manteros’ habían tirado al suelo deliberadamente a dos turistas, una de ellas francesa de avanzada edad que sufrió una brecha en la cabeza. En esta intervención fueron detenidos dos ‘manteros’ y los agentes buscaron a un tercero.

Dicha actuación, según aseguran los agentes, no tiene nada que ver con lo ocurrido luego en la calle del Oso, donde una patrulla que debía entregar una citación judicial a una persona fue requerida por un hombre para que prestará ayuda a un amigo que se encontraba mal, según las fuentes consultadas por Efe.

Dos policías iniciaron maniobras de reanimación a esta persona, a las que se sumaron otros cuatro hasta que llegó el Samur y atendió al hombre, que finalmente falleció. Cuando estaban en esa labor ya fueron increpados por varias personas y luego se registraron disturbios en la zona.

Varios responsables municipales se encuentran reunidos para analizar los diferentes atestados y comparecencias policiales a fin de dilucidar lo ocurrido, han explicado a Efe fuentes del área de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid.

El Consistorio ha suspendido un acto que había previsto a primera hora de esta mañana en la Sección Canina de Policía Municipal y al que iba a asistir el concejal de Seguridad, Javier Barbero, porque han dado prioridad a la investigación de los hechos ocurridos el jueves, según esta fuentes.

El Ayuntamiento de Madrid: no hubo ninguna “intervención policial” contra el senegalés fallecido en Lavapiés

El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, ha asegurado que en el momento en el que el ‘mantero’ de origen senegalés Mmame Mbage sufrió el jueves un paro cardíaco no se estaba produciendo ni se había producido antes “ningún tipo de intervención policial frente a él o contra él”.

Así lo ha garantizado el responsable del área de Seguridad en rueda de prensa, donde ha atribuido su muerte a un infarto y donde ha explicado que se ha iniciado una investigación en la que, entre otras cosas, se ha pedido la revisión de todas las cámaras que hay entre la Puerta del Sol y la calle del Oso, en el barrio de Lavapiés, donde se produjo el fallecimiento.

Barbero y la alcaldesa en funciones, Marta Higueras, han comparecido este viernes para explicar lo que se sabe hasta hora de lo sucedido en la tarde del jueves con el ‘mantero’ senegalés fallecido de un infarto en el céntrico barrio de Lavapiés, que desencadenó disturbios y enfrentamientos con la Policía Local a lo largo de la noche, que terminaron con siete detenidos, todos de nacionalidad española, destrozos en el mobiliario urbano, quema de contenedores, barricadas y el ataque a tres sucursales bancarias.

El ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, que lamentó los “incidentes” y ha manifestado sus “condolencias” por la muerte de Mmame Mbage, ha transmitió su “solidaridad” con la Policía Municipal de Madrid, y ha agradecido el “esfuerzo” de la Policía Nacional, que hubo de intervenir para “dominar la situación” y frenar los disturbios posteriores provocados por radicales antisistema.

La Policía solo intervino para reanimarle

Según ha relatado el delegado municipal a partir de los datos recabados hasta el momento, Mmame Mbage, de 35 años, residente sin papeles en el barrio de Lavapiés desde hace más de 12 años, estaba en la Puerta del Sol con otras personas, donde hubo una intervención policial en torno a la venta ambulante.

Tras ella, regresó junto a un amigo al barrio de Lavapiés y, estando al lado de la calle del Oso, sufre “un infarto de miocardio con parada cardiorrespiratoria”. Su amigo pidió ayuda llamando al número de emergencias 112 y apareció un coche de Policía Municipal que intentó su recuperación mediante las maniobras de reanimación cardiopulmonar. Llegó el Samur y estuvieron casi 45 minutos intentando reanimarlo sin conseguirlo.

“Los hechos hablan de que ni en el momento de la parada cardiorrespiratoria ni antes hubo ninguna intervención policial contra él”, ha explicado Barbero, citando los datos que se disponen hasta ahora, incluyendo testimonios de personas “muy cercanas” al fallecido y que, por lo tanto, “la causa inmediata de la muerte es el infarto”.

Investigación abierta

Este mensaje coincide con la versión de la Policía Municipal, pero es contradictorio con lo que defienden los compatriotas de Mmame y vecinos del barrio, que han insistido en que sí hubo una persecución.

Pese a ello, y a que desde el Ayuntamiento que dirige Manuela Carmena respaldan “el trabajo policial habitual que tiene que ver con el cumplimiento de la normativa y la protección de los derechos humanos” y su “buena praxis”, han abierto un expediente de información reservada habida cuenta de que ha habido un fallecimiento y, entre otros datos, han solicitado el informe policial, declaraciones de testigos y grabaciones con cámaras del trayecto del ‘mantero’ desde la Puerta del Sol hasta el lugar en el que murió.

“Hay que afinar al máximo sobre cómo se han empleado los mecanismos de intervención. No es una cuestión de que ponga en duda sobre la Policía sino de prudencia porque en el ejercicio de la fuerza hay que preguntarse sobre la proporcionalidad. No dudo de las personas sino de evaluar conductas, sin más”, ha justificado Barbero en rueda de prensa.

Barbero ha pedido no “correlacionar” la operación de Sol con el fallecimiento de Mmame Mbage en Lavapiés, ya que ha asegurado que son “dos situaciones distintas” con “distintos testigos” y ha valorado la rápida actuación de los agentes municipales para tratar de reanimar al fallecido.

Barbero, que procede del ámbito sanitario, ha especulado con las condiciones de “estrés crónico” que sufre un inmigrante sin papeles como Mbage, que vive “situaciones diarias de supervivencia pura y dura” huyendo de la policía y con “miedo” permanente a ser deportado, como causa latente de una posible enfermedad cardiaca que desemboca en un infarto fulminante como el que ha sufrido.

Por su parte, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha hecho un llamamiento a la convivencia pacífica. “No puede repetirse ningún tipo de violencia como la que anoche sufrieron vecinos y servidores públicos. Lavapiés quiere seguir siendo un barrio donde la convivencia siempre es ejemplar”, ha escrito Carmena en su cuenta de Twitter.

Carmena ha regresado de París, donde se encontraba para acudir a un encuentro de la UNESCO, y ha despejado su agenda de cara al fin de semana tras la muerte de este vecino. “Quiero que sepáis que el Ayuntamiento escuchará siempre todas las expresiones pacíficas”, ha asegurado Carmena también en el mismo tuit.

Mbage, “víctima del sistema capitalista”

Aún más, el concejal presidente del distrito Centro, Jorge García Castaño, que también ha comparecido ante los medios, ha afirmado que a Mbage se le puede considerar “una víctima del sistema capitalista”, dando así por bueno el tuit de la concejala presidenta de los distritos de Arganzuela y Usera, Rommy Arce, que tachó de “xenofobia institucional” la muerte de este hombre.

“En Lavapiés convivimos muchos vecinos con otros que llevan muchos años en el distrito, que viven en la ilegalidad”, ha explicado García Castaño, quien ha subrayado que el Estado no les reconoce papeles y les obliga a vivir en la exclusión, “en la economía sumergida y la economía informal”.

Esto hace difícil, ha agregado, la actuación de los servicios sociales, de los sistemas educativos y de las políticas de vivienda y genera “problemas obvios en una parte de la población que ha venido de otros sitios”, por lo que ha destacado la necesidad de avanzar en la normalización y el progreso económico de estos vecinos de Lavapiés que tienen que trabajar en ámbitos “muy precarios”.

Ganemos Madrid responsabiliza al Ayuntamiento

Casi al mismo tiempo que el Ayuntamiento ofrecía su versión de lo sucedido a los medios, la plataforma de Ganemos Madrid, a la que pertenecen una parte de los concejales del Gobierno municipal, ha señalado al consistorio de la capital como “principal responsable” de los disturbios tras el fallecimiento del ‘mantero’, que desde esta plataforma vinculan con el “racismo”, la explotación capitalista y la pobreza.

Exigimos una investigación y que se diga la verdad. Son dos años ya desde que la Asociación de Inmigrantes Sin Papeles y el Sindicato de Manteros y Lateros de Madrid empezaron a presentar denuncias por hostigamiento, persecuciones, malos tratos y palizas por parte de agentes de la Policía Municipal, sin que haya una respuesta clara ni haya cambiado esta situación”, ha señalado.

Ganemos Madrid ha pedido “aclarar” el suceso y “hacer públicos los métodos que han acompañado al denominado plan policial contra los manteros que puso en marcha el Ayuntamiento de Madrid en el verano de 2016”, cuando ya estaba Manuela Carmena como alcaldesa, con el que “persecuciones y carreras a manteros en el centro de Madrid (…) se han convertido ya en algo habituales”.

La plataforma vincula la muerte de Mmame Mbage a “la presión infinita a la que se somete a estas personas, seguramente la escala social más baja para el racismo y la desigualdad que imperan en esta ciudad”. “Esta vez no se pueden echar balones fuera”, apuntan, pidiendo que “la apertura de investigaciones y la depuración de responsabilidades debe mirar más allá”.

A esto, el delegado de Seguridad ha recalcado que “si hay hechos de violencia policial, todos los presentes sostendremos que no estamos de acuerdo con la violencia policial”. Barbero ha asegurado que “habría que investigar, pero no dar por hecho” que ha habido violencia policial.

El director de la Policía apunta que “algunos radicales” se “aprovecharon” de la muerte del ‘mantero’ en Lavapiés

El director general de la Policía, Germán López Iglesias, ha dicho sobre los disturbios ocurridos entre el jueves y este viernes en el barrio de Lavapiés de Madrid tras la muerte de un ‘mantero’ senegalés, por los que fueron detenidos seis españoles, que quizá algunos radicales “se pudieron aprovechar” de este suceso.

“Son sucesos desagradables y en España no estamos acostumbrados a que se nos pueda revolver la gente en un momento determinado” de esta forma, ha comentado el director de la Policía tras inaugurar un acto.

López Iglesias ha explicado que la Policía Nacional acudió a una llamada de la Policía Municipal, “ya cuando se habían iniciado algunos hechos que se produjeron a raíz de la muerte de un ciudadano senegalés”.

Respecto a las circunstancias de la muerte de Mmame Mbage, de 35 años, considera que “seguramente ha sido una cosa fortuita pero a partir de ahí quizá se desproporciona la situación y hay gente que la aprovecha para de alguna manera radicalizarse y decir lo que piensa a través de esos hechos desagradables”, ha apuntado.

Ha recordado al respecto que “los detenidos son españoles que viven allí y tampoco podemos decir que han sido personas de fuera”, y ha insistido: “Todo ha tenido un hecho inicial y no sé si alguno se ha aprovechado de ese suceso”. La Brigada de Información de la Policía Nacional investiga el origen de los disturbios, han informado a Europa Press fuentes policiales.

La Asociación de Policía Municipal de Madrid, contra Ramón Espinar

Por otra parte, la Asociación de Policía Municipal de Madrid anunció anoche que pensaba tomar “medidas” contra el secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar, quien en un mensaje publicado en su perfil en Twitter calificaba de la muerte del senegalés Mmame Mbage, de 35 años, como un “fracaso como democracia”.

“Señor Ramón Espinar, si hoy hay algún disturbio y herido por su culpa tomaremos medidas legales contra usted”, respondió la APMU al mensaje previo de Espinar en la red social.

Los sindicatos policiales denuncian falta de apoyo del Ayuntamiento

Varios sindicatos de la policía municipal madrileña, como CCPM y CSITUP, así como la asociación de jefes de policía municipal, han lamentado en sendos mensajes en Twitter que “algunas personas están distorsionando la realidad de lo sucedido” y que los agentes actuaron “como héroes intentando salvar la vida a un ciudadano”, mientras “el Gobierno de la Ciudad de Madrid no está a la altura, no solo no apoyando a sus trabajadores sino criminalizando y prejuzgándolos”.

compartir
Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot
Share
Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies