ERC y JxCat pondrán a prueba la estabilidad del régimen amarillo en el debate de política general y Vox ofrecerá la alternativa

.El verdadero principal partido de la oposición, el Grupo Parlamentario de Vox -cuarta fuerza política en Cataluña-, va a defender los derechos humanos de los catalanes como la educación en español/castellano también y, además, la seguridad ciudadana y denunciará la violencia e inseguridad en los barrios que vinculará a la inmigración masiva e ilegal, entre varias medidas que presentará el jefe de las filas de los verdes durante su intervención que esta vez los separatistas, traidores y cómplices van a quedarse e el hemiciclo para escuchar el discurso del dirigente de Vox y no repetir el ridículo de la sesión de investidura y constitución de la cámara catalana

BARCELONA (ESPAÑA), 01.10.2022. El. Presidente del régimen amarillo y coordinador general de la ultraizquierda separatista ERC, Pere Aragonès García, saluda a la presidente del Parlamento de Cataluña y dirigente de derecha separatista JxCat, Laura Borràs Castanyer, durante el acto con el que el separatismo pretender recordar sus golpes de estado de 2017 en Cataluña. Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias.- Barcelona (España), domingo 25 de septiembre de 2022. El debate de política general sobre el estado de la Comunidad autónoma española de Cataluña será una prueba más para la estabilidad del régimen amarillo xenófobo y separatista y para la relación de ambos partidos que lo conforman, la ultraizquierda ERC y la derecha JxCat.

Previsto para el martes, 27 de septiembre de 2022, y el viernes 30 de septiembre, desde JxCat ya han avisado de que será el debate «más importante de los últimos años» y lo han situado como «un punto de inflexión».

ERC, por su parte, reclama que «no sirva para atacar a nadie» y hace un llamamiento a hacer propuestas «generosas y aplicables».

El debate llega en plena pugna entre las formaciones del régimen por lo cuál debe ser la vía hacia la separación de Cataluña del resto de España, sin una estrategia unitaria en el horizonte.

Precisamente el presidente del régimen hispanófobo y coordinador general de la ultraizquierda ERC, Pere Aragonès García, ha avanzado que quiere lanzar una «propuesta amplia» para la destrucción de España para sumar «todos» golpistas, traidores y cómplices.

JxCat ha puesto el debate de política general sobre el estado de Cataluña en su punto de mira y ha asegurado que será «un punto de inflexión».

A finales de agosto, después de hacer públicos los resultados de la auditoría del acuerdo de gobierno donde constataban que el ejecutivo «suspende» en el eje nacional, fijaron el debate como fecha límite para «revertir» la situación. «¿Por qué tienes que ir gente de muleta hacia una dinámica que va en contra de lo que estás defendiendo?», llegó a pedir el secretario general del partido y golpista delincuente indultado, Jordi Turull Negre, a principios de septiembre.

Desde entonces, varios dirigentes del partido han ido recordando que el horizonte del debate de política general debe servir para «trabajar» y poner «todos los esfuerzos» para cambiar la dinámica.

Entre los puntos que reclaman se encuentra la constitución de una dirección estratégica del separatismo y la unidad de acción el Congreso de los Diputados en Madrid.

La derecha separatista -liderada por la expresidente expulsada del Parlamento de Cataluña tras abrir la Justicia el Juicio Oral contra ella por presunta corrupción, Laura Borrás Castanyer- considera que «si es necesario mejorar cosas o rectificarlas para cumplir el acuerdo de gobierno, la mayor oportunidad es la del debate de política general».

JxCat remarcó que, una vez pasado el debate, tienen previsto reunirse para valorar «los resultados obtenidos» y «tomar una decisión».

De todas formas, en las últimas semanas JxCat ha rebajado la amenaza del calendario. La presidente de la formación ha asegurado que el debate de política general «no es que sea un límite» sino que «mostrará hacia dónde se dirige el curso político», y ha añadido que JxCat «no hace ultimátums».

En un sentido similar, el portavoz de JxCat, Josep Rius Alcaraz, evitó hablar de fechas límites en la rueda de prensa posterior a la última reunión de la ejecutiva e insistió en que ahora la prioridad es que ERC «cumpla» el acuerdo de gobierno.

ERC rechaza «el ultimátum» y pide que el debate no sirva «para atacar a nadie»

Desde ERC ya han advertido de que no se sienten «interpelados» por el «ultimátum» de JxCat. La República Catalana «no puede esperar a que se pongan de acuerdo», les ha recriminado la portavoz de la ultraizquierda separatista, Marta Vilalta Torres.

La dirigente separatista podio a JxCat «responsabilidad, lealtad y altura de miras» y ha criticado que JxCat traslade sus «debates internos» al debate de política general o a la estabilidad del régimen amarillo.

También, los diputados de ERC han hecho llegar una carta al resto de representantes del arco parlamentario como previa al debate. En la misiva advierten que el debate «no debería servir para atacar a nadie» y añaden: «Sabemos que equivocarnos de adversario nos aleja del horizonte» golpista «que algunos perseguimos».

Además, reclaman que «nadie se esconda detrás de las palabras vacías y estériles que no sirven para nada» y reclaman que sea «un espacio de encuentro útil para hacer avanzar al país y que las propuestas sean generosas, propositivas, responsables y aplicables».

La propuesta de Aragonès

Aragonès ya ha avanzado que en el debate de política general, que empezará con su intervención, formulará una propuesta «mucho más amplia» para» la separación de Cataluña del resto de España, «que vaya más allá del golpismo.

En una entrevista a la agencia catalana de noticias, el xenófobo coordinador de la ultraizquierda ERC ya explicó que ahora «es la hora de una propuesta inclusiva de solución» del golpismo «y que permita que» a los separatistas «se la trate como mayor de edad».

Recientemente en declaraciones a los medios desde Estados Unidos Aragonés ha concretado que la propuesta irá enfocada a la «solución» al golpismo y que, por tanto, debería «sumar todos los demócratas».

Según el separatista, un referéndum de autodeterminación, que la Constitución española no permite, es la propuesta «más inclusiva, más democrática y que debe permitir resolver de una vez por todas» el golpismo.

El vicepresidente del régimen amarillo y miembtde JxCat, Jordi Puigneró Ferrer, aseguró que Aragonès se ha comprometido a compartir su propuesta con Junts antes de hacerla pública.

¿Cómo encaran el debate los grupos parlamentarios?

A pocos días del inicio del debate que debe marcar el curso político los grupos han avanzado ya en qué ejes quieren poner el foco.

La mayoría se centrarán en realizar propuestas en clave económica, coincidiendo con la crisis derivada de la guerra, aunque las propuestas de resolución relacionadas con el proceso independentista y el derecho a la autodeterminación seguirán teniendo peso.

Es el caso de ERC, que pretenden centrar el debate por un lado en la negociación el Gobierno socialcomunista de España y por otro en la crisis económica y energética.

Además, presentarán una propuesta de resolución para reclamar la transferencia competencial en materia tributaria. Los republicanos reclaman que la Agència Tributària de Cataluña pueda gestionar y recaudar todo el IRPF, así como el nuevo impuesto a las energéticas y la banca.

JxCat también centrará parte de las propuestas en el eje independentista, con la voluntad de «recuperar la agenda» hacia la destrucción de España..

También dedicará propuestas a la falta de inversión en infraestructuras por parte de España y, específicamente, al «desastre de gestión» de Cercanías.

De hecho Puigneró ya fijó el debate de política general como «fecha límite» para encauzar el traspaso del servicio.

Los 11 de Vox

El verdadero principal partido de la oposición, el Grupo Parlamentario de Vox -cuarta fuerza política en Cataluña-, va a defender los derechos humanos de los catalanes como la educación en español/castellano también y, además, la seguridad ciudadana y denunciará la violencia e inseguridad en los barrios que vinculará a la inmigración masiva e ilegal, entre varias medidas que presentará el jefe de las filas de los verdes durante su intervención que esta vez los separatistas, traidores y cómplices van a quedarse e el hemiciclo para escuchar el discurso del dirigente de Vox y no repetir el ridículo de la sesión de investidura y constitución de la cámara catalana.

«Los 11 de Vox» quieren aprovechar el debate para proponer una reducción de la administración pública, una bajada de impuestos «para que la gente tenga más dinero en el bolsillo» y que se garantice la seguridad ciudadana en las calles.

El Grupo Parlamentario presidido por Ignacio Garriga Vaz de Concicao va a aprovechar también del debate de política general sobre el estado de Cataluña para presentar la alternativa que ofrece la formación presidida por Santiago Abascal Conde frente al consenso entre separatistas, traidores y cómplice que pasa por enterrar para siempre el secesionismo en una aplicación duradera del Artículo 155 de la Constitución, así como afirmó el, presidente del partido recientemente en la manifestación «Español, lengua vehicular».

Los verdes, como no podría ser de otra manera, advertían al régimen amarillo y a los traidores y cómplices de que «Los 11 de Vox» no van a cerrar los ojos en ningún momento que cuando ‘vuelvan a hacer’ pues «Vox lo volverá también a hacer», en palabras del secretario general del partido, Francisco Javier Ortega Smith Molina, también recientemente ante el Tribunal Constitucional donde junto a la jefa de la Secretaría Jurídica Nacional, Marta Castro Fuentes, los de Abascal presentaron un recurso de inconstitucionalidad contra el Decreto-Ley del régimen amarillo y la llamada «Ley del catalán -aprobada en el Parlamento de Cataluña con los votos de JxCat, ERC y los síes de los traidores y cómplices- que prohíbe la enseñanza e  español/castellano en las escuelas e institutos de toda Cataluña: un idioma oficial de Cataluña y resto de España que de acuerdo con la nueva normativa lingüística del régimen amarillo pasaría a ser una lengua «curricular» al tiempo que las únicas lenguas vehiculares serán el catalán y el aranés.

El objetivo del PSC-PSOE, según aseguran, es enfocar las propuestas de resolución en los temas «que preocupan a la gente» en momentos de crisis económica. Algunas de sus ideas irán relacionadas con la subida de precios y los tipos de interés.

Por su parte, la extrema de la más extrema izquierda separatista CUP se centrará en medidas para dar respuesta al encarecimiento general del precio de la vida ya la situación de «precariedad» en lo que se refiere a derechos laborales.

De hecho los jltras han iniciado una campaña bajo el lema ‘Mengémonos los ricos’ justamente para englobar las propuestas que lanzarán al debate. Entre las cuestiones que propondrán están la Renta Básica Universal, el control de precios, la nacionalización de suministros y el «impuesto por el futuro».

En cuanto a ultraizquierda de la más ultra Unidas Podemos (los Comunes), considera que el debate debe ser «sobre los problemas que afectan» la República Catalana y no «de las medallas de los partidos» separatistas.

Unidas podemos pretende plantear el debate siguiendo tres ejes: cómo afrontar la inflación, cómo encarar la crisis energética, el despliegue de renovables y el encarecimiento de la luz; y cómo «potenciar» Cataluña ante un Gobierno «paralizado».

Además, ya han avanzado que una de las propuestas que traerán será para que el Parlamento se posicione sobre la necesidad de mantener el impuesto de patrimonio, una cuestión que enfrenta a los dos partidos a Gobierno.

En la misma línea Ciudadanos (Cs) considera que el «gran foco» del debate debe ser las medidas económicas para combatir la crisis. De todas formas, creen que es necesario no obviar el proceso independentista y también prevén presentarlo sobre esta temática, porque a su juicio es lo que «drena los recursos» de Cataluña.

Por su parte el PP quiere poner el acento en las medidas contra la «ola delictiva» y la «inseguridad» que aseguran que se vive en Cataluña. Según han explicado, quieren reivindicar que Cataluña sea «un lugar de libertad y seguro» y defenderán «el derecho a vivir en paz, tranquilos y sin miedo». Una de las propuestas que van a plantear es la creación de un teléfono de atención urgente contra el empleo, como el que ya tiene la Comunidad de Madrid.

¿Cómo se desarrollará el debate?

El debate empezará el martes 27 a las once y media del mediodía con la intervención de Aragonès, y seguirá con las réplicas de los grupos parlamentarios. Aunque inicialmente la Junta de Portavoces había previsto que Aragonés contestara a los grupos en una sola intervención, finalmente el presidente -que es quien tiene la potestad para decidirlo- ha optado por responderles individualmente.

La sesión no se reanudará hasta el viernes, ya que se acordó que el miércoles y el jueves no hubiera sesión porque coincide con el juicio en el Tribunal Supremo en la diputada de la CUP Eulàlia Reguant. La cupera está acusada de un supuesto delito de desobediencia grave por negarse a responder a las preguntas de la acusación popular de Vox durante el juicio sobre el 1-O.

El viernes a las 11 de la mañana los grupos tendrán diez minutos para defender sus propuestas de resolución -un máximo de 15 por grupo-, y sobre las 12.30 horas se harán las votaciones.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot