España| Rubén Moreno: «Halloween se ha convertido en una celebración en la que cada vez más se acrecienta el consumo»

0
103
FOTOGRAFÍA. ESPAÑA, 31 DE OCTUBRE DE 2017. Escaparate de una tienda con disfraces para la noche de Halloween. Efe

Madrid (España), martes 31 de octubre de 2023 (Efe).- Halloween ha dejado de ser un producto importado desde el otro lado del Atlántico para convertirse en una oportunidad de negocio para miles de empresas españolas de distintos sectores, que convierten el terror de la noche del 31 de octubre en uno de sus principales picos de facturación del año.

Para las tiendas de disfraces, «Halloween es la segunda festividad más importante, solo por detrás de Carnaval», cuentan desde la empresa Disfrazzes, aunque para otras, como Welcomefiestas, está por delante de cualquier otra celebración en cuanto a venta de artículos de fiesta.

En esta línea, uno de los principales distribuidores de disfraces del país, que prefiere permanecer en el anonimato, avanza a Efe que colocará unos 300.000 en tienda, un 15 % más que en 2022.

«En los últimos cinco años los pedidos de esta campaña han aumentado un 200 % solo en España», comparte el director ejecutivo de Don Disfraz, Roberto Domínguez, que espera alcanzar los 30.000 pedidos.

Otros establecimientos reconocen que, pese al movimiento, las cifras son algo peores este año debido «al efecto de la subida de precios en la ciudadanía», dice Disfrazzes, que calcula vender entre 10.000-15.000 trajes y 30.000-40.000 artículos de maquillaje.

Los españoles se gastarán de media 34 euros en atuendos, con Castilla y León, La Rioja y Aragón a la cabeza, con más de 36, y Cantabria a la cola, con menos de 32, indica un estudio de Don Disfraz.

Día de dulces y calabazas

Los trajes sombríos son sinónimo de Halloween, pero también las golosinas que acostumbran a recoger niños y niñas de Estados Unidos puerta por puerta, tradición que empieza a calar en España.

España| «Halloween se ha convertido en una celebración en la que cada vez más se acrecienta el consumo», destaca el secretario general de la Asociación Española del Dulce – Produlce, Rubén Moreno, a Efe

Según trasladan las compañías del sector -que facturan 6.750 millones de euros anuales- a la patronal, cada año sube el peso de las ventas durante octubre en el computo total del ejercicio, hasta representar el 10 % en varias de las 69 empresas de Produlce.

No obstante, los beneficios de estas entidades no provienen del mercado interior, sino de la exportación, ya que «siete de cada diez kilogramos de caramelos, chicles y golosinas son vendidos fuera de España», asegura Moreno.

Las exportaciones en temporada de Halloween no solo se notan en los dulces, sino también en otra de las grandes protagonistas de la festividad: la calabaza.

Desde Alcàsser (Valencia), Florfruits ha cargado entre cinco y seis camiones de la variedad ‘etample’, utilizada para decorar, al día en dirección a supermercados y mercados de mayoristas de Europa y el golfo Pérsico desde septiembre.

«Exportamos entre el 75 % y el 80 % de la producción», asevera el gerente de Florfruits, Vicent Bataller, a EFE.

Para satisfacer la demanda creciente, la empresa agrícola ha incrementado la producción entre un 30 y un 35 % en 2023, hasta 1,2 millones de unidades, de las que ya no queda ninguna por vender.

Bataller apunta que «nunca habían alcanzado volumen igual», lo que supondrá una mayor facturación, de la que la clase ‘etample’ representa el 30 % de los ingresos anuales.

Noche de fiesta

Además de las actividades infantiles, la madrugada del 31 de octubre al 1 de noviembre es una de las más lucrativas para el ocio nocturno.

«Nochevieja todavía es la mejor noche del año, pero seguida de cerca por Halloween», afirma el presidente de la Federación España Nacional de Empresarios de Ocio y Espectáculos – España de Noche, Ramón Mas.

Los locales auguran una facturación un 1,5 % superior a la de 2022 y la generación de más de 18.000 puestos de trabajo, según datos de la patronal.

Sin embargo, el sector considera que «el ritmo de crecimiento económico de esta celebración se ralentiza», especialmente tras dos años de cifras superlativas, potenciadas por la reactivación del ocio nocturno tras el fin de las restricciones por la pandemia.

El informe muestra que el 26,2 % de los establecimientos consultados opina que la fiesta será menos importante en términos de ingresos que en 2022, mientras que el 24,1 % responde que sí que lo será.

«Se venderán todas las entradas, aunque el consumo en barra podría ser inferior al del año pasado», indica Mas, cuya organización puntualiza que los ingresos subirán un 6,3 % en bares de copas -con entrada gratuita- y retrocederán un 0,7 % en discotecas.

Pese a que los locales de ocio nocturno concentrarán la oferta de la velada -más del 94 % organizarán fiestas temáticas-, existen alternativas, como teatros o parques de atracciones, abiertos hasta altas horas de la madrugada.

Los parques temáticos reciben más visitantes en esta fecha, como admite el Parque Warner, que comunica un crecimiento del 10 % respecto al año anterior.

«La temporada de Halloween se ha convertido en un elemento fundamental en el calendario turístico de España», sentencia el director del centro de ocio madrileño, Diego García.

En definitiva, los datos económicos de «la noche más terrorífica del año» en España agradan más que asuntan, aunque siguen sin impactar como en Estados Unidos: la Federación Nacional de Retail cifra un gasto de 12.200 millones de dólares (unos 11.490 millones de euros al cambio actual) en la festividad.