Exigen otro referéndum en Escocia

FOTOGRAFÍA. EDIMBURGO (ESCOCIA) REINO UNIDO, 23.01.2020. La exconsejera separatista huida del Procés, Clara Ponsatí, a su salida del tribunal de Edimburgo que celebra este jueves la audiencia preliminar sobre su juicio de extradición a España, requerida por el referéndum ilegal de independencia de Cataluña en 2017. Efe

Efe – La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, pidió este lunes el voto para el Partido Nacionalista Escocés (SNP) en las elecciones regionales del próximo 6 de mayo; un apoyo que permita “celebrar un referéndum (de independencia) en la primera parte de la nueva legislatura”. Edimburgo (Reino Unido), martes 1 de diciembre de 2020.

Sturgeon clausuró la 86 Conferencia Anual del SNP con un discurso electoral con el objetivo de “buscar la autorización de la sociedad escocesa para celebrar un nuevo referéndum de independencia” gracias al Parlamento que salga de los comicios.

Expresó que “el derecho a la autodeterminación es inalienable, y no puede y no será sujeto a veto por parte de Westminster”, sede del Legislativo británico.

Contra aquellos que defienden que no es el momento de una consulta por la inminente salida del Reino Unido de la Unión Europea y la crisis de la pandemia, preguntó: “¿Quién debe dirigir el futuro de Escocia en la salida de esta crisis? ¿Un Gobierno escocés elegido por la sociedad escocesa o un Gobierno de Westminster conservador?”.

La líder del SNP denunció “el fin de la libertad de movimientos, la salida de la Unión Europea y del mercado único” de Escocia en contra de su voluntad, que tendrá consecuencias económicas -–haya o no acuerdo–, en alusión al rechazo mayoritario en Escocia del Brexit en el referéndum de 2016.

También criticó la “amenaza” a la descentralización y al traspaso de competencias que supone a su juicio la Ley de Mercado Interno, con la que el Gobierno británico quiere regular los intercambios comerciales entre las nacionalidades que componen el Reino Unido una vez se consuma el Brexit, el próximo 31 de diciembre.

Sturgeon se mostró comprensiva con aquellos que prefieren fortalecer el Parlamento escocés antes que la independencia, pero, según ella, “esa opción no está encima de la mesa” para las autoridades británicas, y así lo demuestran la Ley de Mercado Interno y la actitud del líder conservador en la Cámara de los Comunes, Jacob Rees-Mogg.

PLANES PARA AVANZAR EN LA CONSULTA

El Gobierno escocés presentará en sede parlamentaria la última parte de su Ley para el referéndum antes que finalice la presente legislatura, señaló el domingo el secretario de Constitución del Gobierno escocés, Michael Russell.

La intención de los nacionalistas es incluir esa legislación en el programa electoral para ser votada por la sociedad escocesa en los comicios del 6 de mayo, y llevarla a cabo en caso de obtener la mayoría absoluta.

El Ejecutivo de Sturgeon pedirá a principios de año a la Comisión Electoral el estudio de la pregunta del referéndum y del tiempo que deberá pasar entre su aprobación y la campaña para la consulta de autodeterminación, en caso de que el Gobierno central levantase su veto.

Las últimas encuestas muestran una intención de voto superior al 50 % para el SNP, otorgándoles una representación de 70 miembros en la Cámara, lejos del Partido Conservador Escocés (20 % de los votos y una representación de 24 parlamentarios), y del Partido Laborista Escocés, (18 % de votos y de 18 a 20 representantes).

“¿Debería Escocia convertirse en un país independiente?”, será la pregunta que el Gobierno proponga, la misma que se formuló en la consulta legal de 2014 donde el ‘No’ venció al ‘Sí’ por 55 % a 45 %.

El apoyo a la independencia alcanzó un máximo histórico de un 58 % en octubre, mientras que las últimas encuestas muestran un respaldo del 56 % frente al 44 %, según un sondeo de la casa Panel Base el pasado 11 de noviembre.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot