Había fusiles de asalto y explosivos en el zulo cuya ubicación salió del «Pendrive» de la abogada de ETA Arantza Zulueta

.Los dos policías franceses han detallado con la ayuda de una traductora que allí encontraron tres agujeros diferentes con bidones en los que se guardaban un fusil Kalashnikov búlgaro, un fusil G3 español, 90 kilos de clorato de sodio y un kilo azufre -mezcla explosiva-, munición, un temporizador con la inscripción de ETA y 20.000 dólares en efectivo

FOTOGRAFÍA. SAN SEBASTIÁN (ESPAÑA), 27.01.2020. El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi (d), ha informado este lunes en San Sebastián de que la mesa política de la coalición ha propuesto por unanimidad a Maddalen Iriarte (i), como candidata a lehendakari. Efe

Efe.- Madrid (España), martes 27 de julio de 2021. Dos de los policías franceses que descubrieron en 2011 el zulo cuya ubicación en el monte Jara fue encontrada en un pendrive escondido en el despacho de la abogada Arantza Zulueta han declarado que allí hallaron dos fusiles de asalto, material explosivo y dinero en efectivo.

Así lo han testificado este martes en la Audiencia Nacional en una nueva sesión del juicio por el “sumario 13/13” en la que también ha comparecido como testigo el exjefe militar de ETA Jurdan Martitegi.

Este procedimiento se dirige contra ocho presuntos miembros del aparato jurídico de ETA, que supuestamente lideraba Zulueta, para quien la Fiscalía pide 19 años de cárcel por integración en organización terrorista en condición de dirigente y por depósito de armas y explosivos.

Para el resto de acusados, entre los que se encuentra el abogado Jon Enparantza, el Ministerio Público solicita entre 7 y 12 años de prisión por su presunta pertenencia a ETA o colaboración con la banda. Se trata de Naia Zurriarain, Julen Celarain, Iker Sarriegui, Nerea Redondo y Saioa Aguirre.

En la sesión del pasado lunes los guardias civiles que participaron en el registro del despacho de Bilbao en el que trabajaba Arantza Zulueta relataron al tribunal que dos pendrives cayeron al mover un cuadro y uno de ellos almacenaba un plano de un zulo en el monte Jara.

Los dos policías franceses han detallado con la ayuda de una traductora que allí encontraron tres agujeros diferentes con bidones en los que se guardaban un fusil Kalashnikov búlgaro, un fusil G3 español, 90 kilos de clorato de sodio y un kilo azufre -mezcla explosiva-, munición, un temporizador con la inscripción de ETA y 20.000 dólares en efectivo.

Los agentes tomaron muestras de las huellas halladas en el embalaje de las armas y concluyeron que eran de Alejandro Zobarán, jefe militar de la banda en 2011.

Por su parte, Jurdan Martitegui, que también fue líder de este aparato entre 2008 y 2009, ha negado haber intercambiado comunicaciones con ETA a través de Arantza Zulueta, con la que sí se envió cartas, según ha declarado, durante su estancia en prisión.

Martitegui fue condenado a 139 años de prisión en 2014 por su participación en el atentado con coche bomba contra el cuartel de Calahorra (La Rioja) en 2008, que causó ocho heridos. Además, fue pareja sentimental de la acusada en esta causa Saioa Aguirre hasta que en 2006 pasó a la clandestinidad.

También ha asegurado que no la utilizó para ponerse en contacto con ETA desde la cárcel. “Solo nos comunicábamos a través de otros miembros de la banda”, ha subrayado.

Acto seguido ha contado que se escondió y no dio explicaciones ni a Aguirre ni a su familia. Sin embargo, una noche abordó a su expareja y mantuvieron una conversación. “Hubo más emociones que palabras”, ha señalado.

En fechas posteriores se intercambiaron cartas “de contenido sentimental” a través de un pendrive que dejaban escondido en un banco.

El juicio continuará este miércoles con la declaración de otros testigos.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot