Israel: «Continuaremos con nuestros objetivos de guerra: erradicar a Hamás»

El ministro británico de Asuntos Exteriores, quien asumió el cargo la semana pasada, expresó su "solidaridad" con Israel por el ataque que sufrió por parte de Hamás el 7 de octubre, que incluyó el lanzamiento de miles de cohetes y la infiltración de unos 3.000 milicianos que masacraron a unas 1.200 personas y secuestraron a otras 240 en las aldeas israelíes cercanas a la Franja.

0
57
FOTOGRAFÍA. JERUSALÉN (ISRAEL), 23 DE NOVIEMBRE DE 2023. Una fotografía proporcionada por la Oficina de Prensa del Gobierno de Israel (GPO) muestra al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu (R), con el secretario de Asuntos Exteriores de Gran Bretaña, David Cameron, durante una reunión en la Knesset en Jerusalén, 23 Noviembre de 2023. efe

Jerusalén (Israel), jueves 23 de noviembre de 2023 (Efe).- El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, aseguró este jueves que «no hay esperanza de paz entre Israel y los palestinos y entre Israel y los países árabes» sin la erradicación del grupo islamista Hamás, durante un encuentro en Jerusalén con el flamante canciller británico, David Cameron.

Israel| «Continuaremos con nuestros objetivos de guerra, es decir, erradicar a Hamás», dijo Netanyahu, al calificar al grupo islamista -al que Israel declaró la guerra el 7 de octubre- de «secta terrorista genocida».

«No hay esperanza de paz entre Israel y los palestinos, entre Israel y los Estados árabes, si no erradicamos este movimiento asesino que amenaza el futuro de todos nosotros», añadió el mandatario israelí, durante una reunión con Cameron en la Knéset, el Parlamento israelí.

El ministro británico de Asuntos Exteriores, quien asumió el cargo la semana pasada, expresó su «solidaridad» con Israel por el ataque que sufrió por parte de Hamás el 7 de octubre, que incluyó el lanzamiento de miles de cohetes y la infiltración de unos 3.000 milicianos que masacraron a unas 1.200 personas y secuestraron a otras 240 en las aldeas israelíes cercanas a la Franja.

Desde ese día, Israel declaró la guerra a Hamás y ha realizado incesantes ataques por aire, tierra y mar sobre el enclave palestino, donde ya suman más de 14.500 muertos y 35.000 heridos, la mayoría niños y mujeres, así como 1,7 millones de desplazados que viven en condiciones críticas por la falta de albergues, el colapso de los hospitales y la escasez de agua potable, alimento, medicinas, electricidad y combustible.

Se espera que Israel y Hamás inicien el viernes un alto el fuego por varios días, que incluirá el intercambio de rehenes por palestinos presos en cárceles israelíes.

«Es importante que hablemos de esta posible pausa humanitaria. Creo que es una oportunidad crucial para sacar a los rehenes y llevar ayuda (humanitaria) a Gaza», dijo Cameron.

Se estima que entre las víctimas del ataque de Hamás hay ocho británicos muertos y otros ocho secuestrados.

«Esperamos sacar a nuestros rehenes. Esto no viene sin desafíos, pero tenemos que hacerlo», comentó Netanyahu, al subrayar que su país «continuará la batalla» contra Hamás.

Netanyahu se reunió horas antes en Jerusalén con el presidente de España, Pedro Sánchez, y con el primer ministro belga, Alexander De Croo, a quienes mandó mensajes en la misma línea y mostró un vídeo con imágenes del ataque de Hamás en suelo israelí el pasado 7 de octubre.

Cameron llegó esta mañana a Israel para realizar una visita oficial que incluyó un recorrido -junto a su homólogo israelí, Eli Cohen- por el kibutz Beeri, una de las comunidades cercanas a la Franja de Gaza más afectadas por el ataque de Hamás.

El canciller británico también se reunió con el presidente israelí, Isaac Herzog, quien estimó que Hamás es «una terrible máquina de guerra con una ideología yihadista, islámica, tipo Estado Islámico».

«Si no fuera por Israel, Europa sería la siguiente», recalcó al reunirse con Cameron.

El ministro británico reiteró a Herzog que la tregua entre Israel y Hamás debe aprovecharse para brindar ayuda a los civiles palestinos en Gaza, y se comprometió a aportar insumos y logística.

«Es de vital importancia que demostremos al pueblo palestino, al mundo, que queremos ayudar. Esa gente necesita comida, necesita agua, necesita medicinas. Necesitan combustible, porque es esencial poder llevar ayuda a toda Gaza para hacer funcionar las plantas desalinizadoras (de agua) y garantizar que los hospitales puedan funcionar», indicó.

Tanto el primer ministro británico, Rishi Sunak, como el predecesor de Cameron, James Cleverly, han visitado Israel desde que estalló la guerra.