La célula terrorista islamista catalana compró cuchillos y hacha en Cambrils (Tarragona)

Lasvocesdelpueblo
CATALUÑA (ESPAÑA), 19.08.2017. El presidente de la Generalidad, Carles Puigdemont (d) y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (i), en La Rambla de Barcelona. Efe.

Agencias – La célula yihadista catalana que atentó en La Rambla de Barcelona y Cambrils (Tarragona) comprar a un comercio de Cambrils a las 21:26 horas del 17 de abril (día de los atentados en Barcelona y Cambrils) cuatro cuchillos y un hacha, según consta en el auto del juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu. Madrid (España), miércoles 23 de agosto de 2017. Fotografía: CATALUÑA (ESPAÑA), 19.08.2017. El presidente de la Generalidad, Carles Puigdemont (d) y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (i), en La Rambla de Barcelona. Efe.

Sus miembros también utilizaron una masía abandonada de la población de Riudecanyes (Bajo Campo) donde aparecieron en una pequeña hoguera y quemados parcialmente el pasaporte y el carnet de conducir de Mohamed Hichamy y el pasaporte de Younes Abouyaaqoub.

El auto también explica que la célula había comprado los días 1 y 2 de agosto una “ingente cantidad de acetona” que hasta el momento asciende a 500 litros y “el material necesario para la confección de artefactos explosivos” para a cometer “una acción terrorista de gran envergadura”.

Además, el 16 de agosto (un día antes de los atentados) compraron a San Carlos de la Rápita 15 fundas de almohada y bridas para contener los artefactos explosivos en su interior.

El auto, de 14 páginas, recoge la investigación de los Mozos según la cual la furgoneta que arrolló una gran cantidad de personas en la Rambla de Barcelona el 17 de agosto estaba conducida únicamente por Younes Abouyaaqoub, que fue reconocido posteriormente gracias a las imágenes de la empresa de alquiler de vehículos, como las de una gasolinera de Santa Perpètua de la Mogoda, así como por un agente de los Mozos que vio el autor de los hechos después de la comisión del atentado.

Alquilaron las furgonetas el 16 de agosto, el día del explosió

En el interior de la furgoneta encontraron el pasaporte de Mohamed Houla Chemlal -para el que el juez ha decretado prisión- y las comprobaciones posteriores a la empresa Telefurgo determinaron que tres de los miembros de la célula se presentaron en dos ocasiones en la oficina de esta empresa en Sabadell el día 16 de agosto y alquilaron dos furgonetas.

La primera a nombre de Driss Oukabir -también en prisión- que fue utilizada para hacer el atropello. La segunda a nombre de Mohamed Hichamy, que posteriormente fue localizada sin ocupantes cerca de Vic.

El alquiler lo pagó con tarjeta de crédito Youness Abouyaaqoub. Acetona y “gran cantidad de llaves” a AlcanarPel respecto a la explosión de Alcanar a las 23:30 del 16 de agosto, el auto explica que murieron al menos dos personas, y sólo se ha identificado las restos de Abdelbaki Se Satty, el imán de Ripoll. También resultó herido Mohamed Houla Chemlal, clave en la investigación, que fue detenido después en el Hospital de Tortosa el 17 de agosto.

Claves y acetonaA la vivienda había una “gran cantidad de bombonas de butano, productos como acetona, agua oxigenada, bicarbonato, gran cantidad de claves para ser utilizados como metralla y pulsadores para iniciar la explosión, entre otros”. Según el auto, “se estaba intentando fabricar peróxido de acetona”, conocido como Tapti, utilizado habitualmente para DAESH a sus acciones terroristas, como por ejemplo los atentados de París y Bruselas.

A los restos de la casa se encontró una cartera con documentación personal del imán de Ripoll, así como billetes de la compañía Vueling con destino a Bruselas a su nombre. En el momento de la explosión del imán estaría en la casa con el herido Mohamed Houla Chemlal y con Youssef aislado.

Un texto del Estado Islámico contra los “cruzados” En el registro de los restos de la casa también se encontró un libro de color verde que contiene en su interior una hoja manuscrita en árabe donde consta el siguiente texto: “En nombre de ‘Alá, El misericordioso, El compasivo.

Breve carta de los Soldados del Estado Islámico en tierra de Al-Andalus para los cruzados, los odiosos, los pecadores, los injustos, los corruptores “. En la primera página del libro de color verde consta escrito, entre otras palabras, el nombre de Abdelbaki Se Satty, el imán de Ripoll.

Segunda explosión en AlcanarLa auto recoge que el 17 de agosto, mientras se llevaban a cabo las tareas de desescombro de los restos de la explosión de Alcanar se produjo una segunda deflagración que hirió de diversa gravedad a varios bomberos y policías que estaban en el lugar, así como el operario de la máquina que estaba haciendo las tareas.

Ante la vivienda había una motocicleta a nombre de Mohamed Hichamy y un Peugeot 306 de El Houssaine Abouyaaqoub. Incidente en la AP-7També el 17 de agosto, el mismo día de los atentados, una furgoneta Kangoo sufrió un accidente en la AP-7 a la altura de Cambrils con otro conductor.

Los investigadores creen que sólo iba Mohamed Hichamy, según el testimonio del otro vehículo implicado que reconocerlo sin duda y explicó que en el momento en que le dijo que llamaría la policía este saltó la valla del autopista y se marchó por un camino.

La furgoneta había sido alquilada el mismo 17 de agosto a la empresa Ruzafa de Parets del Vallès por el mismo Mohamed Hichamy (que también había alquilado la furgoneta que se encontró en Vic). En el interior de la furgoneta había una tarjeta de crédito a nombre de Said aislado.

Atentado en Cambrils

El atentado en Cambrils tuvo lugar a la una de la madrugada del 18 de agosto (noche del 17 de agosto), cuando cinco personas a bordo de un Audi A3 a nombre de Mohamed aislado encontró un control de los Mossos. Según el auto, “antes de llegar al lugar donde estaban los agentes comenzaron a arrollar peatones que caminaban por la zona” y finalmente chocaron con el vehículo policial.

El vehículo volcó y los cinco ocupantes salieron armados con el hacha y varios gabinetes (que habían comprado anteriormente al mismo Cambrils) de grandes dimensiones. También portavoz cinturones de falsos explosivos.

Acabaron abatidos por los Mozos Moussa Oukabir, Said aislado, Mohamed Hichamy y El Hussain Abouyaaqoub.

El vehículo estaba a nombre de Mohamed Alla, hermano de Said Allí (abatido en Cambrils y titular de la tarjeta encontrada en la furgoneta Kangoo accidentada en la AP -7).

Aunque se vehículo estaba a nombre de Mohamed aislado, el propietario real era el hermano, Youssef aislado, que habría permitido su uso en el grupo. Según el juez no hay ninguna constancia de que Mohamed aislado (en libertad provisional) tenga participación en los hechos investigados.

“El motivo para que este vehículo se puso a nombre del hermano de Youssef aislado no fue otro que el hecho de que el primer tendría problemas para asegurarlo”.

Segons auto, las gestiones de la investigación permitieron tener conocimiento de la existencia de una masía abandonada en Riudecanyes que habría sido utilizada por los investigados.

Los Mozos investigaron el perímetro exterior y encontraron entre los restos de una pequeña hoguera el pasaporte y el carnet de conducir de Mohamed Hichamy y el pasaporte de Younes Abouyaaqoub. Los documentos estaban quemados parcialmente, pero los investigadores pudieron determinar su identidad para que se podían leer parcialmente los nombres y todos conservaban las fotografías de los titulares.

Compraron las fundas de almohada para los artefactos el mismo día del explosió

En esta hoguera también aparecieron varios comprobantes de compras que señalaban que los días 1 y 2 de agosto habían comprado una “ingente cantidad de acetona” (hasta el momento los investigadores tienen conocimiento de 500 litros) así como “el material necesario para la confección de explosivos.

El día 16 de agosto también habían comprado a las 20:25 en San Carlos de la Rápita 15 fundas de almohada y bridas para, “muy probablemente contener los artefactos explosivos en su interior y listos para ser utilizados”.

Constaban entre los restos de la explosión de Alcanar, que explotó el mismo 16 de agosto a las 23:30.

Según el juez, la explosión truncó el plan inicial de los terroristas y “precipitar la sucesión de hechos posterior”.

Es decir, el alquiler de las furgonetas, el atropello múltiple en La Rambla y el ataque con armas blancas en Cambrils, “compradas unas horas antes de los hechos en un comercio de la misma población”.

Dos vuelos para Driss OukabirLa auto también recoge que Driss Oukabir llegó de Marruecos en Barcelona el 13 de agosto con un vuelo de Air Arabian, pero “tenía un vuelo contratado para un día antes, el 12 de agosto de la misma compañía, procedencia y destino”.

Los vuelos les había pagado Salh El Karib, que ha declarado que los vuelos habían sido comprados en el locutorio de Ripoll por el hermano de Driss, Mousa Oukabir, que no tiene targeta.Reivindicació del Estado IslàmicFinalment el juez recoge que el 19 de agosto el Estado Islámico (Daesh) reivindicó a través de internet los atentados.

compartir
Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot
Share
Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies