La cristiana Asia Bibi, desde su cárcel en Pakistán: «Mi sentimiento de gratitud» a España

Lasvocesdelpueblo

Asia Bibi desde la cárcel en Sheikhupura (Pakistán): «No tengo palabras para expresar mi sentimiento de gratitud, sé que estáis conmigo en esta situación crítica que vivo desde hace seis años. Sé que Hazte Oir, Mas libres, Citizengo y muchos otros españoles están orando, apoyando y haciendo todo lo posible para sacarme de este caso en el que falsamente fui implicada». Asia Noreen más conocida como Asia Bibi -casada con Ashiq Masih- es una mujer católica pakistaní con cinco hijos. Fue condenada el 8 de noviembre de 2010 a la horca por una corte del distrito de Nankana, por el supuesto delito de blasfemia contra el Profeta Mahoma (SWS). El pasado mes de julio 2015, tras cinco años en el corredor de la muerte, el Tribunal Supremo de Paquistán suspendió la condena a muerte de Bibi. Durante todo este tiempo, Asia Noreen (Asia Bibi) ha recibido la atención mundial, en particular del colectivo español ‘Más Libres’ (Hazte Oir), ya que Bibi es condenada por ser ciudadana paquistaní cristiana y no por querer convertirse a la religión Musulmana. Tras conocer la suspensión de su pena de muerte, la cristiana paquistaní, Asia Noreen, ha agradecido a los españoles, según ha avanzado el colectivo Más Libres este viernes 7 de agosto 2015, por carta desde su celda donde aun está pagando injustamente el precio por ser cristina en un país de tradición musulmana.

Asia Bibi a los españoles: «Soy inocente y no hice nada malo, nunca quise que mi familia tuviera que pasar por circunstancias tan terribles, especialmente mis hijas menores, Esha y Eisham, que eran tan pequeñas entonces. No tengo palabras, solo puedo expresaros la esperanza de que voy a poder abrazaros pronto para agradeceros mi liberación, muy pronto voy a estar con vosotros, por la gracia del Señor. ¡Qué ganas tengo de sentir de nuevo el sol y el frío y de ver el cielo abierto, las estrellas, la luna! Por favor, seguid rezando para sacarme de esta oscuridad y así podré estar con vosotros bajo el sol».

El caso Asia Bibi (Asia Noreen)

Según agencias de noticias y Wikipedia, En el mes de junio del pasado año 2009, Asia Bibi que nació en 1971 y es campesina, fue enviada a buscar agua mientras trabajaba en un campo con compañeras de trabajo de la religión musulmana, por lo que otras mujeres musulmanas protestaron ya que, al no ser ella musulmana, contaminaría el recipiente y lo haría impuro. Le exigieron abandonar su fe cristiana y se convirtiera al Islam, a lo que ella se opuso.

 Las campesinas musulmanas se pusieron hecho una furia y acudieron inmediatamente al imán local, esposo de una de ellas, quien la denunció a la Policía por el delito de blasfemia.

En su defensa, respondió a sus compañeras que “Cristo murió en la cruz por los pecados de la humanidad” y preguntó a las mujeres qué había hecho el profeta del islam, Mahoma (SWS) por ellas para que estén tan convencidas de que Mahoma (SWS) luchó para ellas. Evidentemente, se ve que estas palabras tan directas sin eufemismo fueron de muy mal gusto para sus compañeras campesinas, quienes unos momentos antes la consideraban impura solo por ser cristiana.

Asia Bibi: “he sido juzgada por ser cristiana. Creo en Dios y en su enorme amor. Si el juez me ha condenado a muerte por amar a Dios, estaré orgullosa de sacrificar mi vida por Él”.

Y es que al oír tales declaraciones, las campesinas musulmanas se pusieron hecho una furia y acudieron inmediatamente al imán local, esposo de una de ellas, quien la denunció a la Policía por el delito de blasfemia. Y es que el artículo 295 del Código Penal de Pakistán pena con la muerte blasfemar contra el profeta del Islam.

El juez, Naveed Iqbal, quien la condenó a muerte, entró en la celda y le ofreció convertirse al islam para salir libre. Asia respondió que prefería morir como cristiana que salir de la prisión siendo musulmana. Bibi también añadió a su abogado: “he sido juzgada por ser cristiana. Creo en Dios y en su enorme amor. Si el juez me ha condenado a muerte por amar a Dios, estaré orgullosa de sacrificar mi vida por Él”.

Agrupaciones cristianas, tanto católicas como evangélicas y protestantes en todo el mundo como por ejemplo en España: los colectivos Hazte Oir, Mas libres y Citizengo, han estado trabajando durante los últimos cinco años para evitar la muerte de Asia Noreen (Asia Bibi). Los obispos de Pakistán han pedido al Papa que intermedie en el conflicto.

El Papa Benedicto XVI pidió el indulto para Noreen. Ella ha reconocido que se siente “honrada” ante el llamamiento realizado por Benedicto XVI a su favor y ha declarado que “es un privilegio saber que ha hablado de ella y que ha seguido su caso personalmente” y espera “vivir lo suficiente para poder agradecérselo en persona”.

Las medidas de seguridad en torno a Asia Bibi en la cárcel de Sheikhupura, cerca de Lahore (Pakistán) se han reforzado después de la operación militar que mató a Osama Ben Laden. Permanece en aislamiento y cocina su propia comida para evitar ser envenenada.

Con la reivindicaciones internacionales en marcha el asunto se quedó en un callejón sin salida en el Tribunal Supremo de Pakistán. Por un lado Pakistán quien hasta ahora mantiene buenas relaciones con el occidente en particular, los Estados Unidos, y por otro lado la presión interna de los fundamentalistas islamistas intolerantes pakistaníes. De hecho, el imán local, marido de una de las compañeras campesinas de Asia Bibi, ya amenazó con que si se es perdonada o puesta en libertad, algunas personas “tomarán la ley en sus propias manos”.

Según subrayó Asia Bibi en unas de sus declaraciones desde la cárcel, pese a que el Tribunal Supremos pakistaní declarara su inocencia, “no sobreviviría” porque “los extremistas no la dejarían en paz nunca” a ella y a su familia. Las medidas de seguridad en torno a Asia Bibi en la cárcel de Sheikhupura, cerca de Lahore (Pakistán) se han reforzado después de la operación militar que mató a Osama Ben Laden. Permanece en aislamiento y cocina su propia comida para evitar ser envenenada.

El Imán Yusef Qureshi, de Peshawar, ha ofrecido casi 4.400 dólares por la muerte de esta madre católica, que lleva ya dos años en la galería de la muerte. Pese a su situación, permanece esperanzada y firme en su fe inquebrantable».

Asia Bibi, tras conocer la suspensión de su pena de muerte: «Nuestro Dios Todopoderoso está ahí para responder a vuestras oraciones y a todos los esfuerzos que ustedes todavía están haciendo por mí y por mi familia».

Y ha añadido que «estoy muy agradecida porque habéis dado a conocer mi historia a través de la película documental sobre mi caso y por la movilización internacional que habéis desencadenado. Gracias por tu amor y tus oraciones», sentenció.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies