La Generalidad entra en pánico por la performance pacífica con “sangre” de un pueblo indignado

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), 08.11.2020. El pueblo inicia su revolución contra los regímenes totalitarios que han decidido cumplir el estado de alarma inconstitucional decretado por el Gobierno central socioseparatista del presidente Pedro Sánchez y vicepresidente Pablo Iglesias durante 6 meses en toda España mientras la Constitución española solo establece una durada de 15 días prorrogables con control del Gobierno en el Congreso de los Diputados cada 15 días para ese estado de alarma. Supuestos trabajadores de la hostelería se han puesto este domingo en la primera línea del frente para liberar al pueblo español de la tiranía «progre» que ataca España y su pueblo, saltando la Carta Magna del Reino de España. Lasvocesdelpueblo (Ñ Pueblo)

Lasvocesdelpueblo y Agencias – Ha reconocido que deben ser capaces de “leer la realidad“, ya que las restricciones por el coronavirus han provocado “rabia” en la calle. El de los Mozos de Escuadra, Eduard Sallent, ha atribuido la manifestación pacífica de ayer a una “acción de personas individuales” que trabajan en un local de Hospitalet de Llobregat (Barcelona) y que, sin ninguna convocatoria previa, “arrojaron pintura y sangre a la fachada de la sede del Gobierno de la Generalidad de Cataluña”. Cuatro de los supuestos autores de este manifestación pacífica ya fueron identificados ayer por los Mozos de Escuadra que custodiaban el edificio del Palacio de la Generalidad y ya han sido interrogados en sede policial. Barcelona (España), lunes 9 de noviembre de 2020.

Una furgoneta de orden público de los Mozos de Escuadra custodiará a partir de ahora toda la semana las 24 horas del día el Palau de la Generalitat, tras la pacífica performance con pintura —en representación de la sangrienta situación en la que los trabajadores de hostelería 8bares, restaurantes, ocio nocturno, etc.) están sufriendo debido a las medidas totalitarias del Gobierno en funciones de coalición nacionalsocialista del vicepresidente Pere Aragonés (ERC)— de los trabajadores de ocio este domingo, 8 de noviembre de 2020, al edificio de ese Ejecutivo secesionista en la Plaza San Jaime de Barcelona, que el consejero de Interior de la Generalidad de Cataluña, Miquel Sàmper, ha atribuido a la “rabia” social por las restricciones.

El Gobierno socioseparatista del presidente Pedro Sánchez y vicepresidente Pablo Iglesias ha declarado un estado de alarma de 6 meses en toda España, que usan las 17 autonomías del país para dictar medidas totalitarias contra el Pueblo. La Constitución española establece solo 15 días de durada para cualquier estado de alarma.

Así lo ha indicado Sàmper en una rueda de prensa, en que ha asegurado que no destituirá a nadie por una supuesta falta de vigilancia por parte de los Mozos de Escuadra en el edificio del Palau de la Generalidad, donde un pequeño grupo de valientes trabajadores de ocio -cuatro de las cuales han sido identificadas- arrojaron “pintura y sangre” a la fachada sin que nadie se lo impidiera.

Sàmper ha desvelado que ayer por la tarde, horas después del ataque con pintura al Palacio de la Generalidad de Cataluña, se reunió con el comisario jefe de los Mozos de Escuadra, Eduard Sallent, y el director de la Policía, Pere Ferrer, y acordaron que una furgoneta de la ARRO (antidisturbios) se sitúe en las inmediaciones de la plaza de San Jaime de Barcelona para proteger la sede del Gobierno nacionalsocialista las 24 horas del día, siete días a la semana y hasta el fin de las restricciones.

Sallent ha explicado que, dadas las “circunstancias especiales” a nivel social, con protestas por las restricciones para evitar el contagio el coronavirus, “ahora toca” reforzar la sede del Ejecutivo separatista así como también aquellos departamentos de la Generalidad que tienen una “mayor presencia” en la gestión de la crisis de la covid.

Además, también se incrementará la vigilancia en los actos públicos en que participen representantes de la Generalidad, para garantizar el “normal desarrollo de sus funciones”, según Sallent.

El separatista Sàmper ha detallado que cuando un reducido grupo de personas arrojó ayer pintura y sangre en el Palacio de la Generalidad, en el interior del edificio había un Mozo de Escuadra más de los que fijan los estándares de custodia en fin de semana para un periodo normal.

No obstante, ha reconocido que deben ser capaces de “leer la realidad”, ya que las restricciones por el coronavirus han provocado “rabia” en la calle, por lo que este tipo de situaciones “se pueden volver a repetir”.

Por este motivo, en la reunión de “urgencia” que mantuvo ayer por la tarde con Sallent y Ferrer decidieron poner en las inmediaciones de Palau una furgoneta de la Arro, sin descartar otras unidades de orden público, como la Brimo, para proteger el Palacio de la Generalidad y otros edificios públicos “susceptibles” de ser “atacados de forma vandálica”.

A preguntas de los periodistas, Sàmper ha asegurado que no prevé destituir a nadie en los Mozos de Escuadra por este caso -“no creo que sea lo más oportuno”, ha dicho- y ha aclarado que si existe “algún responsable” de no “haber visto” que la seguridad del Palau se tenía que reforzar antes debido a la situación “excepcional” por las restricciones del coronavirus, es únicamente él.

Este refuerzo de la seguridad se mantendrá hasta que se dé por “estabilizada” la crisis epidemiológica y el “sentimiento de frustración y rabia” en sectores de la sociedad por las restricciones, según Sàmper.

Sallent ha detallado que la protección del Palacio de la Generalidad fluctúa según la situación, ya que se tiene en cuenta si son días laborales, si hay reunión del Gobierno separatista, si el presidente está en su interior o si es fin de semana y no hay nadie trabajando dentro, como ayer domingo, cuando únicamente había agentes para “garantizar la inviolabilidad del edificio”.

De hecho, Sallent ha indicado que ayer tenían previsto enviar a agentes de orden público en los alrededores de la plaza de San Jaime, aunque dos horas después del ataque con pintura, cuando estaba convocada una concentración.

El comisario jefe ha atribuido la manifestación pacífica de ayer a una “acción de personas individuales” que trabajan en un local de Hospitalet de Llobregat (Barcelona) y que, sin ninguna convocatoria previa, “arrojaron pintura y sangre a la fachada de la sede del Gobierno de la Generalidad de Cataluña”. Cuatro de los supuestos autores de este manifestación pacífica ya fueron identificados ayer por los Mozos de Escuadra que custodiaban el edificio del Palacio de la Generalidad y ya han sido interrogados en sede policial, según Sallent.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot