La Generalidad separatista de Cataluña acata una sentencia judicial y vacunará contra COVID 19 a Policías y guardias civiles

.El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña dio razón al sindicato de Policía Nacional Justicia Policial (JUPOL), la asociación profesional de la Guardia Civil Justicia Guardia Civil (JUCIL) y una asociación policial, ordenó el pasado martes a la Generalidad secesionista de Cataluña que, en el plazo de 10 días, garantizase la vacunación a los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional en Cataluña con la misma proporción que los Mozos de Escuadra

FOTOGRAFÍA. PALACIO DE LA GENERALIDAD DE CATALUÑA (BARCELONA) ESPAÑA, 15.01.2021. El presidente en funciones de la Generalitat, Pera Aragonés y la consejera de la Presidencia, Meritxell Budó, durante la declaración institucional de aplazamiento de las elecciones, hoy Viernes en Barcelona. Efe 

Lasvocesdelpueblo y Agencias – El Departamento de Salud de la Generalidad separatista de Cataluña administrará la vacuna COVID 19 Moderna a más de 4.000 guardias civiles y policías nacionales destacados en Cataluña a partir del próximo lunes, en cumplimiento de la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). Barcelona (España), viernes 30 de abril de 2021.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña dio razón al sindicato de Policía Nacional Justicia Policial (JUPOL), la asociación profesional de la Guardia Civil Justicia Guardia Civil (JUCIL) y una asociación policial, ordenó el pasado martes a la Generalidad secesionista de Cataluña que, en el plazo de 10 días, garantizase la vacunación a los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional en Cataluña con la misma proporción que los Mozos de Escuadra.

El Departamento de Salud cumplirá la orden a lo largo de la próxima semana y vacunará a los agentes en cuatro comisarías, una por cada provincia, según han informado a Efe fuentes conocedoras de la organización de la inmunización.

Si bien el secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, alertó el pasado martes de que se podría dejar de vacunar a personas de entre 70 y 79 años -a los que se inocula Janssen y Pfizer- para cumplir con la orden del TSJC, finalmente no será así.

Tras los contactos de las últimas horas con el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil, el Departamento de Salud ha acordado vacunar a los agentes con Moderna.

Una vacuna que se destina al uso hospitalario, principalmente para inmunizar al personal sanitario (79,5% del colectivo ya tiene la pauta completa), y a pacientes con enfermedades graves (también mayoritariamente ya vacunados).

El TSJC obliga a que se vacune a los agentes de las fuerzas de seguridad del Estado en la misma proporción que los Mossos y el cuerpo autonómico tienen una cobertura del 80,39%, según los datos aportados por el Departamento de Salud en el proceso judicial.

Para alcanzar el mismo porcentaje del Cuerpo Nacional de Policía en Cataluña sería necesario pinchar a 2.065 agentes y, en el caso de la Guardia Civil, 2.333 personas, lo que suma en total 4.398 policías.

El sindicato de la Policía Nacional JUPOL y la asociación de la Guardia Civil JUCIL han mostrado su satisfacción por el inicio de la vacunación.

Según fuentes policiales consultadas por Efe, agentes de la Policía Nacional han empezado a recibir ya la notificación para apuntarse para recibir la primera dosis de la vacuna Moderna, en un proceso que en Barcelona se efectuará en sus dependencias de la Zona Franca los días 3, 4, 5 y 6 de mayo.

En paralelo, prosigue a buen ritmo la vacunación en Cataluña, que cogerá aún más impulso con la llegada este próximo viernes de la cifra récord de entregas de AstraZeneca: 258.600 dosis.

En Cataluña ya se han administrado desde el inicio de la campaña más de 2,5 millones de inyecciones, con lo que un 27 % de los catalanes mayores de 16 años ya tienen puesta una dosis y un 11,2% la pauta completa.

En cuanto a la evolución de la epidemia, los indicadores siguen empeorado ligeramente en las últimas 24 horas en Cataluña, donde se han diagnosticado de nuevo más de 2.000 nuevos contagios y se han notificado otras 16 muertes por COVID, aunque disminuye un poco la presión en los hospitales, que han bajado de los 500 pacientes en las UCI.

En este contexto, el vicepresidente en funciones de presidente sustituto, Pere Aragonès, ha asegurado en el Parlament que quiere “flexibilizar cuanto antes” las restricciones por la covid, aunque, a la vez, el ejecutivo prevé dotarse de mecanismos legales para tener la posibilidad, si fuera necesario, de mantener medidas excepcionales como el toque de queda una vez decaiga el estado de alarma el próximo 9 de mayo.

El pasado martes el Gobierno de la Generalidad separatista ya informó de que está preparando un marco normativo que le permita poder aplicar el toque de queda nocturno en Cataluña a partir del 9 de mayo, cuando presumiblemente se pondrá fin al estado de alarma en todo el país, aunque cualquier decisión de este tipo requerirá del aval de la justicia.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot