La seguridad de ‘El Prado’ rechaza el «Laudo Obligatorio» y se plantea nuevas movilizaciones

CATALUÑA (ESPAÑA), EL PRAT DE LLOBREGAT (BARCELONA), 16.08.2017.- Trabajadores de Eulen protestan en la T2 del Aeropuerto de El Prado en el tercer día de huelga indefinida, horas antes de que esta tarde el Consejo de Ministros celebre una reunión extraordinaria para abordar el conflicto de El Prado, cuya solución pasa ahora por un arbitraje mediante un laudo obligatorio. Efe.

Agencias – Los trabajadores de los controles de seguridad del aeropuerto de ‘El Prado’ (Barcelona) Cataluña contratados por la empresa Eulen se han mostrado escépticos este sábado hacia el «Laudo de Obligado cumplimiento», del Gobierno del presidente Mariano Rajoy, dictado recientemente para poner fin al conflicto laboral que ha estallado este verano. Barcelona (España), sábado 2 de septiembre de 2017. Fotografía: CATALUÑA (ESPAÑA), EL PRAT DE LLOBREGAT (BARCELONA), 16.08.2017.- Trabajadores de Eulen protestan en la T2 del Aeropuerto de El Prado en el tercer día de huelga indefinida, horas antes de que esta tarde el Consejo de Ministros celebre una reunión extraordinaria para abordar el conflicto de El Prado, cuya solución pasa ahora por un arbitraje mediante un laudo obligatorio. Efe.

El comité de huelga ha lamentado en rueda de prensa que la resolución «no arregla el problema de fondo» y ha señalado que probablemente la asamblea de trabajadores del próximo lunes acordará nuevas convocatorias de huelga.

Uno de los motivos que genera recelo por parte del comité de huelga es el hecho de que la resolución no obligue Aena garantizar que se mantengan las mejoras laborales de cara a futuras adjudicaciones del servicio.

Al mismo tiempo, los trabajadores critican que este sábado aún no han entrado en vigor los refuerzos de personal establecidos en el laudo.

Por otra parte, el comité de huelga prevé que la asamblea de trabajadores acordará desconvocar la huelga prevista para el 8 de septiembre para que el laudo así lo requiere.

Dos días después de que el árbitro designado por el Gobierno español, Marcos Peña, dictara el resultado del laudo para resolver el conflicto laboral del aeropuerto de ‘El Prado’, los trabajadores han hecho las primeras valoraciones públicas este sábado.

Acompañados del abogado Leopoldo Garcia Quinteiro, que tildó el laudo de «disparate jurídico», el comité de huelga ha lamentado que el dictamen emitido por el árbitro «sólo ha servido para tapar lo que está sucediendo en el aeropuerto, como si fuera una tirita», y advirtió que la raíz del conflicto continúa sin resolverse.

Así lo aseguró el asesor del comité de huelga, Juan Carlos Giménez, que ha pedido de nuevo que la resolución incluya también la participación y corresponsabilidad de Aena, como ente gestor aeroportuario y titular de la adjudicación de la vigilancia de los controles de seguridad.

Gimenez ha criticado que Aena «se ha fugado» del contenido del laudo, ya que el dictamen no recoge ningún punto donde se garantice que las mejoras laborales actuales se mantendrán de cara a la próxima empresa que concurse para adjudicar este servicio de vigilancia.

Tanto Giménez como el abogado lamentaron que, cuando el servicio salga a una nueva licitación pública a mediados de 2018, sólo seguirán cobrando las mejoras salariales -los 200 euros por 12 pagues- aquellos trabajadores que sean subrogados, mientras que los empleados que contrate la nueva compañía adjudicataria no tendrán derecho a este plus.

«Se repetirá la situación que ya se está sufriendo este verano, para que los trabajadores contratados recientemente por Eulen no disponen del plus que tienen los empleados subrogados de la empresa anterior», explicó Leopoldo Garcia Quinteiro.

Al mismo tiempo, Garcia Quinteiro también ha criticado que el laudo no la falta de paridad en la distribución de los turnos de trabajo.

El abogado ha recordado que los grupos de empleados que controlan los arcos de seguridad no están diseñados de forma equitativa entre hombres y mujeres, de modo que ellas acaban asumiendo más carga de trabajo porque son las únicas que pueden registrar mujeres.

El abogado ha reprochado que «el laudo no atiende o no entiende que la cuestión de fondo no está relacionada con las condiciones laborales, sino con las condiciones del puesto de trabajo».

Respecte la distribución de la plantilla, el laudo instaba la compañía a establecer cinco trabajadores por el filtro de seguridad en temporada alta, más una bolsa de 25 empleados en franjas de máxima afluencia y hora punta.

Según el comité de huelga, sin embargo, este refuerzo todavía no se ha hecho efectivo, a pesar de otras medidas como la readmisión de dos trabajadores despedidos sí se han aplicado.

«Nos están llegando mensajes de una trabajadora que ha entrado a las cuatro de la mañana y hasta las doce del mediodía no ha podido ir al servicio», aseguró el asesor del comité.

Acatamiento del Laudo de Obligado Cumplimiento sin detener las reivindicaciones

Aunque el escepticismo ya expresado hacia el laudo, Juan Carlos Giménez ha reconocido que la plantilla tiene poco margen de actuación a la hora de cumplir el dictamen. «Si nos oponemos a un laudo que es de obligado cumplimiento, nos podemos meter en problemas».

Asimismo, Giménez ha emplazado a la asamblea de trabajadores de lunes por la mañana para conocer el posicionamiento oficial de la plantilla.

Será en esta reunión donde previsiblemente los trabajadores desconvocarán la huelga del día 8 de septiembre -porque el laudo obliga a deshacer los despidos que habían motivado la aturada- vez que acordarán nuevas movilizaciones.

El comité reclama la nulidad del laudo en los juzgados

El recelo los trabajadores hacia el laudo, sin embargo, no es sólo el contenido, sino que el comité de huelga insiste en que la tramitación del laudo en sí es «inconstitucional» porque no se cumplen las condiciones para llegar a la solicitud de una resolución forzosa del conflicto laboral.

Entre otros motivos, el comité sostiene que el anuncio para tramitar el laudo se hizo antes de que comenzara la huelga, critica que se alegó imposibilidad de acuerdo a pesar de haber una propuesta sobre la mesa y asegura que «vulnera» el derecho los trabajadores a hacer huelga.

Ante esta situación, este lunes pasado el comité impugnó en el Tribunal Supremo el acuerdo del Consejo de Ministros donde se activaba la maquinaria para designar al árbitro que elaborara el laudo.

Según detalló el abogado, la Sala 3ª ha admitido la demanda a trámite y en estos momentos ya ha solicitado al gobierno español toda la documentación que debe justificar la necesidad del laudo.

Garcia Quinteiro lamentó la «lentitud» de la justicia pero no descarta que los magistrados terminen sentenciando que el laudo es nulo.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot