Marc Corbacho, primer voluntario en España al que se le administró la vacuna contra covid 19 este 17 de diciembre de 2020

.A los participantes en el estudio, que serán asignados de forma aleatoria para recibir vacuna o placebo, se les pondrán dos inyecciones intramusculares en el brazo separadas por dos meses y se someterán a seguimiento médico vía teléfono.
.El inicio del ensayo en fase 3 llega después de la campaña de reclutamiento de voluntarios que la FLS puso en marcha a través de Internet para animar a participar en estudios tanto de covid-19 como del VIH y que en poco más de un mes ha reunido a más de 4.000 personas dispuestas a contribuir en la investigación. 

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), 17.12.2020. Marc Corbacho ha sido el primer voluntario en España al que se le administró hoy la primera dosis de la vacuna de Janssen (Johnson&Johnson) en fase III.Una vacuna que se se suministra en el Hospital Germans Trias i Pujol conjuntamente con la Fundación Lucha contra la Sida i las enfermedades infecciosas. Efe 

Efe – La Fundación Lucha contra el Sida y las Enfermedades Infecciosas (FLS) y el Hospital Germans Trias i Pujol han comenzado este jueves a administrar la vacuna contra la covid-19 a voluntarios en el marco del primer ensayo clínico de fase 3 sobre este suero que se realiza en España. Barcelona (España), jueves 17 de diciembre de 2020.

La vacuna, producida por la compañía Janssen -del grupo Johnson & Johnson-, ha empezado a suministrarse como parte del estudio Ensemble 2, que pretende esclarecer si es eficaz para prevenir la infección por el virus SARS-CoV-2.

A los participantes en el estudio, que serán asignados de forma aleatoria para recibir vacuna o placebo, se les pondrán dos inyecciones intramusculares en el brazo separadas por dos meses y se someterán a seguimiento médico vía teléfono.

Tal y como ha explicado a Efe el investigador de la FLS José Moltó, tras administrar la vacuna al primer voluntario del estudio, un profesional sanitario, primero se le han hecho una serie de analíticas y una prueba de covid-19 y, posteriormente, se le ha asignado una medicación antes de ponerle el suero.

Está previsto que el ensayo, en el que puede participar cualquier persona mayor de edad, dure un máximo de dos años y tres meses, por lo que los resultados finales no se tendrán hasta entonces aunque, como ha indicado Moltó, se realizarán análisis intermedios para conocer, en unos cuatro o seis meses, si la vacuna es eficaz para prevenir infecciones graves.

No obstante, dada la situación epidemiológica, no se descarta que la vacuna de Janssen pueda recibir una “autorización por vía de emergencia” tras los primeros resultados, con lo que podrá estar aprobada a lo largo de 2021.

De cualquier forma, Moltó ha destacado la importancia de continuar investigando para “generar información sobre otras alternativas” ya que, ha destacado, “no sabemos si el efecto va a durar seis meses, dos años o veinte”.

De hecho, ha explicado que, en función de cuánto dure el efecto sobre la inmunidad, podría ocurrir que alguien que se vacune en enero deba repetir el proceso en un tiempo: “Son interrogantes de los que hoy no tenemos respuesta”, ha admitido.

A diferencia de la vacuna de Pfizer, que debe conservarse a -70 grados, la de Janssen puede guardarse en un congelador normal, a -20 o -30 grados y, una vez fuera, permanece “estable” alrededor de 28 días en un frigorífico a 4 grados, lo que supone una “ventaja” a la hora de distribuirla en planes de vacunación masivos.

Por su parte, el primer voluntario en recibir la vacuna, el médico Marc Corbacho, ha explicado a Efe que se encuentra “perfecto” y sin síntomas y, aunque es “consciente” de que puede existir “algún riesgo”, ha asegurado que prefiere centrarse en lo “positivo”: “Puedo estar protegiendo a mis familiares (…). Vale la pena”.

Corbacho ha aseverado que la vacuna le ha sido suministrada en un “entorno controlado” y ha lamentado que muchas personas tengan “miedo” y “pierdan el foco”.

“Hay mucha gente detrás que sabe mucho, comités éticos que velan porque los participantes de los ensayos estén bien protegidos y tenemos un problema que es la pandemia, que eso sí no lo controlamos”, ha resaltado.

El inicio del ensayo en fase 3 llega después de la campaña de reclutamiento de voluntarios que la FLS puso en marcha a través de Internet para animar a participar en estudios tanto de covid-19 como del VIH y que en poco más de un mes ha reunido a más de 4.000 personas dispuestas a contribuir en la investigación.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot