No habrá escenario electoral inminente en Cataluña hasta la inhabilitación de Torra

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), AGOSTO DE 2020. Vista del delincuente presidente de la Comunidad autónoma de Cataluña, Joaquim Torra Pla, alias Quim Torra, que fue procesado, juzgado y condenado a inhabilitación y multa por el Tribunal Superior de Cataluña y cuya inhabilitación, recurrida por este individuo supremacista, se decidirá probablemente la mitad del próximo mes de septiembre de 2020. Torra ha dado hoy, lunes 31 de agosto de 2020, que el Tribunal Supremo le inhabilitará «no espero ninguna decisión que no sea la inhabilitación», mientra ha advertido a la Justicia que no piensa cumplir esa sentencia porque «he desobedecido dos veces y no creo que sea la última vez», ha amenazado este individuo supremacista separatista. Efe

Efe – La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha enfriado la posibilidad de un escenario electoral inminente al asegurar que prevén tener listo un primer borrador de los presupuestos de 2021 durante el otoño con el objetivo de poder aprobar las cuentas antes de fin de año. Barcelona (España), miércoles 2 de septiembre de 2020.

Si se cumpliera con esta agenda, la tramitación de unas nuevas cuentas -que habría que ver si esta vez cuentan con el apoyo de los comunes- alejaría un eventual adelanto electoral en Cataluña hasta 2021, ya que una vez disuelta la cámara -paso imprescindible para convocar los comicios- ya no se pueden aprobar los Presupuestos de la Generalitat.

El presidente catalán, Quim Torra, ha presidido este martes la primera reunión del ejecutivo del mes de septiembre, a las puertas de un otoño lleno de interrogantes sobre cuándo serán las elecciones, si el presidente será inhabilitado por el Tribunal Supremo y la evolución de la pandemia.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del ejecutivo, Meritxell Budó ha insistido en que la convocatoria de elecciones es una prerrogativa exclusiva del presidente de la Generalitat.

Torra sigue sin aclarar cómo afrontará su posible inhabilitación ni la fecha de las elecciones catalanas, que inicialmente quería celebrar durante la primavera, antes de que estallara una pandemia que lo ha trastocado todo.

“La convocatoria de elecciones compete al presidente de la Generalitat y, por lo tanto, será él quien acabe decidiendo cuál es el escenario final. A partir de aquí, todo está abierto”, ha subrayado la portavoz del Govern, de JxCat.

En esta línea, ha enfatizado que la convocatoria electoral no es una decisión “colegiada” del Govern sino solo del presidente: “Será el president Torra quien decida el mejor momento, depende de él”, ha subrayado.

Budó ha remarcado asimismo que el Govern está ahora centrado en la crisis de la pandemia y ha opinado que en estos momentos “la gente no pide elecciones, pide soluciones”.

Así se ha expresado Budó después de que esta mañana el vicepresidente del Govern y coordinador de ERC, Pere Aragonès, haya reclamado una “respuesta conjunta” del independentismo si inhabilitan a Torra.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Aragonès ha revelado que Torra no ha compartido con él las posibles fechas que baraja para convocar elecciones: “Yo no sé la fecha, pero doy por hecho que antes de que se haga pública por parte del presidente lo compartirá con los socios de gobierno, no tengo ninguna duda y estoy convencido de que será así”, ha afirmado.

Aragonès ha coincidido con el president de que, en el caso de que sea inhabilitado por condena firme e desobediencia, el próximo jefe del gobierno catalán debería ser elegido “por las urnas” tras una convocatoria electoral.

Un indicio de que Quim Torra no tiene prisa por convocar elecciones y trabaja ajeno a su proceso judicial -la vista de su recurso al TS es el 17 de septiembre- es la voluntad de que el Govern tenga listo un “primer borrador” para los presupuestos autonómicos de 2021 durante el otoño, con el objetivo de poder aprobar las cuentas antes de fin de año, según ha explicado este martes Budó.

Fuentes del Departamento de Economía dirigido por Pere Aragonès precisan que, aunque lo deseable sería tener el borrador en otoño, esta vez el calendario no dependerá solo de la voluntad del Govern, sino que habrá que esperar para conocer qué fondos llegan a Cataluña para la reconstrucción posterior a la pandemia, pues sin una previsión concreta de ingresos no se pueden decidir los gastos.

En todo caso, Budó ha resaltado que el nuevo proyecto presupuestario se orientará a la gestión de la crisis sanitaria, económica y social generada por la COVID-19.

Todo ello cuando aún están pendientes las modificaciones de los presupuestos de 2020 para adaptarlos a la crisis del coronavirus.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot