Partidos políticos y sindicatos rechazan la toma del poder por los militares en Chad (África) tras anunciarse la muerte del presidente del país Idriss Déby

.Tras anunciar la muerte de Déby, los militares comunicaron ayer la creación del CMT, presidido por un hijo del fallecido, general Mahamat Idriss Déby, de 37 años, y que en la Carta de Transición consta como el presidente de la República, jefe de Estado y jefe supremo del Ejército

FOTOGRAFÍA. DJAMENA (CHADA), AÑO 2014. FECHA DW LOS HECHOS, 21.04.2021. Partidos políticos y sindicatos de Chad rechazaron hoy la toma del poder por los militares después de anunciarse ayer la muerte en combate contra rebeldes del presidente de este país africano desde hacía treinta años, Idriss Déby. Efe

Efe – Partidos políticos y sindicatos de Chad rechazaron hoy la toma del poder por los militares después de anunciarse ayer la muerte en combate contra rebeldes del presidente de este país africano desde hacía treinta años, Idriss Déby. Djamena (Chad), jueves 22 de abril de 2021.

Una decena de partidos condenaron “cualquier transferencia monárquica del poder en el Chad”, declaró el portavoz de las formaciones políticas que desean una transición dirigida por civiles, Mahamat Bichara, citado por medios locales.

Igualmente, llamaron a la población a “no obedecer a las decisiones ilegales, ilegítimas e irregulares tomadas por el Consejo Militar de Transición (CMT)” y a vigilar “toda forma de toma de poder o de su confiscación por la fuerza”.

La Unión de Sindicatos de Chad rechazó también hoy en un comunicado que la transición sea dirigida por los militares, condenó “categóricamente la toma del poder por las armas” y llamó a un “diálogo inclusivo” y a que se restablezca el orden constitucional.

Tras anunciar la muerte de Déby, los militares comunicaron ayer la creación del CMT, presidido por un hijo del fallecido, general Mahamat Idriss Déby, de 37 años, y que en la Carta de Transición consta como el presidente de la República, jefe de Estado y jefe supremo del Ejército.

El CMT se apresta a dirigir el país durante los próximos 18 meses antes de una eventual convocatoria de elecciones.

Sin embargo, la Constitución chadiana estipula que, en caso de muerte del jefe del Estado, el presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento) debe asumir el poder, de modo que se convoquen elecciones entre 45 y 90 días.

Las autoridades militares anunciaron ayer que se habían disuelto la Constitución, el Gobierno y el Parlamento, declararon un toque de queda de 18.00 hora local (17.00 GMT) a 05.00 (04.00 GMT) y el cierre -hasta nueva orden- de las fronteras terrestres y aéreas.

No obstante, el CMT confirmó hoy la reapertura de las fronteras, retrasó el inicio del toque de queda a las 20.00 hora local (19.00 GMT) e instó a los miembros del Gobierno a “seguir ocupándose de los asuntos corrientes hasta el establecimiento del Gobierno de Transición”.

Desde ayer, el CMT mantiene reuniones con los líderes de la oposición con el objetivo de obtener su apoyo y el de la sociedad civil.

“NO TENEMOS INTENCIÓN DE MANTENER EL PODER”

“El presidente del CMT, el general Mahamat Idriss Déby, ha decidido consultar a especialistas, líderes de la oposición y actores sociales para que le ayuden a llevar esta transición a buen puerto. No tenemos intención de mantener el poder”, declaró a Efe el portavoz del CMT, general Azem Bermando Agouna.

Según recoge el diario pro gubernamental Alwihda Info, el presidente del CMT declaró hoy que “el enemigo contra el que cayó el mariscal y otras muchas amenazas terroristas exigen que el Ejército asuma sus responsabilidades y cumpla con su deber de salvaguardar la independencia nacional y la continuidad del Estado”.

El jefe del CMT ya ha recibido a Moussa Faki Mahamat, presidente de la Comisión de la Unión Africana (UA), así como a opositores políticos como Albert Pahimi Padacké, exministro y candidato que obtuvo la segunda posición en las elecciones presidenciales del pasado 11 de abril con un 10,32 % de los votos.

“Esta mañana he sido recibido personalmente por el hijo del presidente Déby. Me hizo saber que están ahí sólo por 18 meses debido a la inestabilidad de la seguridad en este momento”, declaró hoy a Efe Padacké.

“Pero le hice entender que la transición debía dejarse en manos de un civil mientras desempeñaba el papel de ministro de Defensa. Prometió debatirlo con los demás”, añadió el opositor.

Una parte del Ejército no parece estar de acuerdo con el CMT, según hizo saber a Efe un portavoz de generales críticos.

“Creemos que lo que ha ocurrido es un golpe de Estado. Este pequeño círculo que creó este Consejo Militar de Transición debe devolver el poder a los civiles para una transición. Nosotros, los oficiales superiores del Ejército, condenamos esto y apoyamos a la oposición y a la sociedad civil”, declaró a Efe el general Idriss Abdéramane Dicko.

REBELDES DICEN DIRIGIRSE A LA CAPITAL

Por su parte, el grupo rebelde que inició la incursión en territorio chadiano el pasado 11 de abril, el Frente por la Alternancia y la Concordia en Chad (FACT, en sus siglas en francés), declaró anoche en un comunicado que “Chad no es una monarquía” y “no puede haber una transmisión dinástica del poder en nuestro país”.

Igualmente, señalaron que las fuerzas del FACT “se dirigen hacia Yamena (la capital) en este mismo momento. Con confianza, pero sobre todo con valor y determinación”.

Por su parte, otro grupo rebelde, el Consejo de Mando Militar para la Salvación de la República (CCMSR), expresó ayer en un comunicado su apoyo al FACT y señaló que “no puede haber sucesión monárquica en Chad”, por lo que “la lucha de liberación debe continuar” hasta poner “fin a este sistema dictatorial”.

Déby, que gobernaba Chad desde hacía 30 años tras derrocar a través de un golpe de Estado al exdictador Hissène Habré, falleció por las heridas sufridas combatiendo contra rebeldes chadianos este lunes, el mismo día que fue proclamado vencedor de los comicios del 11 de abril, con un 79,32 % de los votos.

El fallecido presidente será enterrado el próximo viernes en una ceremonia solemne con honores militares a la que asistirá el presidente francés, Emmanuel Macron, entre otros jefes de Estado.

Idriss Déby era un aliado clave de Francia en la lucha antiterrorista en el Sahel, donde París mantiene más de 5.000 soldados para combatir a los grupos yihadistas que operan en esa región.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot