Pedro Sánchez dixit, la Ley en España se cumple menos yo. Solo yo puedo confabular para destruir España

.Pedro Sánchez Pérez Castejón necesita defenderse contra tanta conspiración de poderes ocultos, de los medios que intoxican, de todo cuanto se oponga a sus planes o delate sus mentiras

FOTOGRAFÍA. ESPAÑA, JULIO DE 2022. El presidente de Gobierno socialcomunista de España y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez Pérez Castejón. Efe

Redacción.- Barcelona (España), jueves 25 de agosto de 2022. Evidente, todos los españoles hemos visto muchas veces como el presidente de Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez Pérez Castejón, se salta la Constitución Española. ¡Ah, vale! Es que la Constitución no es ley para él. Solo lo son sus leyes y zafios decretazos, que muchas veces también son in-o-anticonstitucionales. O bien, como el último, entra en flagrante contradicción con múltiples leyes, decretos, normas y demás panfletamen de este paletudo Gobierno. A renglón seguido Pedro Sánchez Pérez Castejón nos dio el soberbio ejemplo corbatero que ahí queda para la historia. Cogió el helicóptero. Se subió al Dassault Falcon 900. Nos dio la espalda. Y no hubo nada.

Es su estilo: «Cumplir lo que yo os mando y os impongo, pero no se os ocurra hacer lo que yo hago, ni nada parecido… ¡Ese soy yo!». Así es. El gran defensor de nuestra sociedad nos recomienda primero y nos impone… Ante que eso del coche particular «tiene asociados una serie de costes externos muy elevados que tampoco la sociedad actual puede soportar», solemnemente nos lo ha dicho, a lo peor él se lo cree. Es evidente. Si todos utilizásemos siempre el Dassault Falcon 900 y helicóptero no causaríamos todos esos daños que la sociedad actual no puede soportar. Creo que está pensando en el simple trueque de nuestro coche por un helicóptero y un Dassault Falcon 900 para cada uno de nosotros. ¡Simple! Así no habría costes externos que no puede soportar la sociedad.

Pero si ya nos lo decía una y veinte veces en plena pandemia: «Saldremos más fuertes». Profeta también. ¡Ya lo vemos! A las pruebas me remito: Casi todos los países ya han salido, nosotros no; no vemos la luz al final del túnel; vemos cada vez más oscuridad; el Gobierno Sánchez nos lo pone cada día más difícil para salir; mintió, miente y se reafirma en la mentira; hace y hará todo lo posible para mantenernos humillados, desposeídos, agobiados y progresando en ello; su especialidad; nos da la receta: pasar calor, pasar frío y quitarse la corbata y malgasta cada vez más nuestros dineros robados. Los necesita para su gasto diario de 470.000.000 de euros en mantener su Gobierno, sólo el Gobierno, no el Estado, no organismos, no el Congreso de los Diputados; no, nada de eso; sólo para el Gobierno, cada día del año. Es lo que nos costó cada día del año 2021, este año será más… ¡Qué pena! ¿Quién pudiese sacar de ahí una milésima parte de un solo día del año y tendría para todo el año? Diez mil familias de 6 miembros vivirían muy bien todo el año con el gasto de un solo día de este chungo Gobierno. Solo para hacernos idea.

Yo, desde el momento mismo que oí a Pedro Sánchez Pérez Castejón decir que España tiene garantizado el suministro de gas para afrontar el invierno, he comenzado a apilar leña. Gobernanza Sánchez: donde la mentira y la opresión siempre van unidas como contraposición a la verdad y la libertad. He pensado seriamente, y lo tengo meridianamente claro, que nos gobierna la patología Síndrome de Hubris. Muestra constantemente los 10 síntomas característicos de ese síndrome patológico. Necesita con toda urgencia tratamiento psiquiátrico intensivo. Yo le recomiendo encarecidamente ese tratamiento, por su bien, pero sobre todo por el Bien Común perdido en aras de ese síndrome. Y a todos, pero en especial a los jóvenes, recomiendo, siguiendo al gran sociólogo alemán Hans-Werner Sinn, que ante la enorme crisis a la que nos somete, solo la familia será una comunidad confiable para los años y décadas difíciles que se avecinan. Volver a los valores familiares tradicionales, porque el Estado no es en absoluto confiable, pero sí lo es la familia. El Estado en crisis tiene unos límites casi infinitos. Las personas que asuman sus responsabilidades tienen posibilidades de superar las situaciones, y mucho mejor en la comunidad familiar.

Tenemos que tener en cuenta que la realidad que sufrimos es estrictamente la doctrina marxista: El Estado Nación está siendo un mero instrumento muy eficaz para ejercer el poder sin límites, de forma totalitaria y tiránica; en él la búsqueda del bien común es una total utopía; y no digamos la soberanía popular, eso es un mito de juerga, lo estamos viviendo todos los días aquí. Han destrozado la nación. Prescinden totalmente de ética, moral y religión. Socavan fieramente a la familia. Es decir, la familia, la nación y la religión que nos moldean como eficaces personas humanas, están siendo cínicamente combatidas en esta gobernanza. Como han perdido totalmente la humanidad, buscan eso mismo para todos y manejan también el arma social de la enseñanza escolar, lo que de mala manera llaman educación, y lo convierten en adoctrinamiento ideológico para destruir infancia, adolescencia y juventud, para amasar rebaños al servicio del capricho, del poder absolutista y, con alguna frecuencia, dar más oportunidades a los pederastas.

«La ley en España se cumple». Por eso se prepara otra nefasta ley para puentear la Constitución en su defensa de la libertad de expresión y de comunicación. Una auténtica censura férrea, con total discrecionalidad para el gobierno, con veto a la justicia y con sanciones hasta millonarias. Ya está en la rampa de salida en Moncloa, un tal Bolaños se las ingenia con ese proyecto a punto de caramelo. Pedro Sánchez Pérez Castejón necesita defenderse contra tanta conspiración de poderes ocultos, de los medios que intoxican, de todo cuanto se oponga a sus planes o delate sus mentiras. Solo él puede confabular para destruir España. La ley en España se cumple menos yo. Yo estoy contra España.

Isidro García Getino

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot