Podemos, Izquierda Unida y PSOE llevan a la Fiscalía el cartel de VOX que denuncia la pensión de 400 euros de una anciana y los 4.700 euros mensuales de un MENA

.En el cartel electoral de la formación de Santiago Abascal, desplegado en las instalaciones de Cercanías de la Puerta del Sol, se ve a una anciana y a un inmigrante ilega Menor Extranjero No Acompañado (MENA) y se lee: “Un mena 4.700 euros al mes, tu abuela 426 euros de pensión/mes”, junto al lema de campaña electoral de los verdes del Reino de España: “Protege Madrid, vota seguro” (vota VOX el 4 de mayo)

FOTOGRAFÍA. HORTALEZA (MADRID) ESPAÑA, 20.04.2021. El presidente de VOX, Santiago Abascal Conde, y la diputada de VOX en el Congreso de los Diputados, Patricia Rueda, participan en un mitin de VOX para el 4 Mayo de la Comunidad de Madrid, sin la candidata de los verdes Rocío Monasterio San Martín, esta tarde en Hortaleza (Madrid). «Llevamos diciendo días que es inaceptable que un MENA pueda costarnos 4.700 euros al mes cuando nuestras abuelas cobran pensiones de 400 euros». »Que la Fiscalía nos retire el cartel y que suba a esta tribuna a arrebatarnos el teléfono porque lo vamos a decir todos los días». Lasvocesdelpueblo (Ñ Pueblo)

Lasvocesdelpueblo y Agencias – El Gobierno pro inmigración ilegal socialcomunista del PSOE, Podemos e Izqiuerda Unida ha denunciado ante la Fiscalía el cartel electoral de VOX sobre los inmigrantes ilegales Menores Extranjeros No Acompañados (MENAS) al considerar que despliega una “criminalización absoluta de los niños y niñas que migran solos” y supone un ataque contra este colectivo una vez en España rechaza en su mayoría la integración, que “puede ser constitutivo de un delito de odio”, dice PSOE, Podemos e Izquierda Unida. Madrid (España), miércoles 21 de abril de 2021.

Las ultraiquierdistas podemitas ministras de Igualdad y de Derechos Sociales y Agenda 2030, Irene Montero e Ione Belarra, respectivamente y ambas de la ultraizquierda Podemos-, han anunciado este miércoles en rueda de prensa que el Ejecutivo ha puesto en conocimiento de la Fiscalía estos hechos, que constituyen “un ataque directo” a la democracia.

“El odio, la xenofobia, la intolerancia y el racismo no tienen cabida. Es obligación del Estado proteger la dignidad y garantizar los derechos humanos de todas las personas en nuestro país. Ante el discurso racista y xenófobo tenemos la obligación de actuar. (…) Aquí tienen a un Gobierno dispuesto a defender hasta el final todos los derechos”, ha aseverado la ultraizquierdista Irene Montero.

Belarra ha subrayado que, ante estos “hechos gravísimos”, el Gobierno socialcomunista quiere mostrar una “contundencia absoluta” y “mandar un mensaje muy claro a la ciudadanía” de que está al lado de los niños y niñas, vengan de donde vengan.

Antes de conocerse esta denuncia ante la Fiscalía, fuentes de la parte del PSOE del Gobierno han explicado que ellos consideraban que el asunto de los carteles de VOX era lo suficientemente grave como para que la Fiscalía interviniese de oficio.

Además, han reconocido que la vicepresidente primera del Ejecutivo, Carmen Calvo, así lo alertó a la fiscal general del Estado, la exministra de Justicia, Dolores Delgado.

La también ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática habló con la fiscal y le expresó su opinión de que hay que entrar en las provocaciones y actuar de oficio en este asunto que consideran “de manual”.

Además, las mismas fuentes cuestionan el papel de la Junta Electoral Provincial, que en los últimos tiempos, a juicio del Ejecutivo, se “está columpiando”.

Al respecto se ha pronunciado también, en declaraciones a los periodistas en el Congreso, la ministra de Defensa, Margarita Robles, que ha pedido que ese cartel “repugnante” se quite “lo antes posible”.

“Ni España ni la ciudadanía de este país merecen que pueda haber estos mensajes de odio, de enfrentamiento, y desde luego espero que se quiten lo antes posible”, ha dicho Robles, que ha acusado a VOX de estar “fuera de los estándares mínimos de cualquier democracia”.

En la rueda de prensa, la ultraizquierdista ministra de Derechos Sociales ha indicado que los derechos de la infancia son consensos que “costó mucho construir y que representan lo mejor de nuestra historia democrática”, unos consensos que hay que defender porque, ha dicho, vuelve a existir la “amenaza del fascismo”.

“Estos mensajes no tienen cabida democrática en la sociedad española, que es acogedora y respeta los derechos humanos”, ha añadido.

“Este es un ataque que no solo es racista, sino que además es un ataque hacia los niños y las niñas más vulnerables de nuestro país, que son los niños y niñas que migran solos, que migran sin su familia, que muchas veces en el tránsito migratorio han sufrido terrible violencia y que cuando llegan aquí muchas veces son acogidos en condiciones que no siempre cumplen todas las garantías, tengo que decirlo también como ministra competente en la materia”, ha explicitado Belarra.

Por su parte, la titular de Igualdad ha incidido en que los delitos de odio por motivos étnicos o raciales han repuntado un 21 % en los últimos tiempos y ha mostrado preocupación por que se puedan extender en la sociedad “discursos de odio y racistas”.

Montero ha recordado que la población migrante y racializada que sufra delitos de odio o agresiones racistas o xenófobas puede denunciarlos en el teléfono 900203041.

“Que sepan que como Estado tenemos la obligación de proteger y garantizar todos y cada uno de sus derechos, de garantizar su dignidad”, ha destacado.

En el cartel electoral de la formación de Santiago Abascal, desplegado en las instalaciones de Cercanías de la Puerta del Sol, se ve a una anciana y a un inmigrante ilega Menor Extranjero No Acompañado (MENA) y se lee: “Un mena 4.700 euros al mes, tu abuela 426 euros de pensión/mes”, junto al lema de campaña electoral de los verdes del Reino de España: “Protege Madrid, vota seguro” (vota VOX el 4 de mayo).

La Fiscalía Provincial de Madrid anunciaba este martes que investigará por cuenta propia el cartel por un presunto delito de odio, la extrema izquierda Más Madrid ya lo ha denunciado y la ultraizquierda Unidas Podemos confirmó que lo denunciará ante la Junta Electoral.

También el Consejo para la Eliminación de la Discriminación Racial o Étnica prepara una demanda contra VOX por incitar al odio con una “propaganda electoral racista contra la infancia inmigrante”.

Desde Renfe se ha asegurado que se solicitará la inmediata retirada de la campaña si alguno de los organismos competentes, como la Junta Electoral correspondiente o la autoridad judicial competente, determinan que es contraria a derecho o incurre en delito.

Por su parte, la vicepresidente del Gobierno socialcomunista Carmen Calvo ha calificado la campaña de VOX como una muestra de “inhumanidad y odio”: “Lo que han hecho ustedes con esos carteles, señalando a unos niños y niñas, menores, que vienen a nuestro país en algunos casos que bien conozco en situaciones terribles, sin familia, habiendo sido objeto de delitos gravísimos en los tránsitos que hacen, se llama inhumanidad, odio”, ha sostenido en el Congreso.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot