Podemos pide papeles para 2,5 millones de “inmigrantes y nacionalizar” a todos los que trabajaron durante la alarma

FOTOGRAFÍA. MADRID (ESPAÑA), 13.09.2018. Vista del líder del partido de la extrema izquierda en España (Podemos), pablo Manuel Iglesias Turrión, Pablo Iglesias, alias «el chepas» o «el coletas», durante una declaración a la prensa. Efe

Redacción – La alianza de ultraizquierda de la coalición comunista gubernamental «Unidas Podemos-En Común Podemos-Galicia en Común» (Unidas Podemos), del vicepresidente del Gobierno de España, Pablo Iglesias, ha propuesto hoy, miércoles 8 de julio de 2020, “otorgar la nacionalidad española a las personas inmigrantes que hayan trabajado en servicios esenciales durante la crisis del coronavirus (covid 19), así como conceder el permiso de residencia y trabajo a los extranjeros que estuvieran en España cuando se declaró el estado de alarma”. Madrid (España), miércoles 8 de julio de 2020.

En palabras del ultraizquierdista Pablo Echenique, portavoz del grupo parlamentario confederal de (Unidas Podemos), esta propuesta, presentada en forma de documento abierto, supondría “cumplir con los derechos humanos, reforzar la economía y luchar contra la economía sumergida, garantizar la sostenibilidad de las pensiones y acorralar al racismo y la discriminación”.

La iniciativa de la extrema izquierda en nuestro país recuerda que “mucha de la población de nacionalidad extranjera no comunitaria que se encuentra en España ha contribuido de una manera muy relevante a que el conjunto de la sociedad española haya podido superar los momentos más duros de la crisis sanitaria”, por lo que es “decente, justo y patriótico reconocer a estos héroes de la epidemia como compatriotas” españoles.

En el caso de los inmigrantes que “hayan desempeñado labores esenciales durante el estado de alarma”, la ultraizquierda propone “otorgarles la nacionalidad española por carta de naturaleza”.

Para “el resto de inmigrantes ilegales que estuvieran en España cuando se declaró el estado de alarma, la propuesta pasa por concederles el permiso de residencia y trabajo, con independencia de su situación administrativa”, dicen desde la alianza de extrema izquierda.

“No puede ser que, cuando hablamos de no dejar a nadie atrás, no incluyamos en dicha máxima a cientos de miles de personas que viven y trabajan con nosotros, y que han vivido junto a nosotros la peor epidemia en un siglo”, subrayó este miércoles el ultraizquierdista Echenique en una rueda de prensa en el Congreso.

El portavoz admitió que “hay diferentes posiciones políticas a este respecto”, e invitó al resto de fuerzas con representación parlamentaria a “conversar” y “buscar puntos comunes” a partir de este documento, que se ha enviado a los grupos y que la alianza comunista (Unidas Podemos) “quiere también debatir en la sociedad”.

La alianza de extrema izquierda del vicepresidente Pablo Iglesias (Podemos) y ministro de Consumo, Alberto Garzón (Izquierda Unida), además, hace hincapié en “la necesidad de reforzar los recursos humanos y materiales de los que disponen los diferentes departamentos que se ocupan de los trámites administrativos relacionados con las personas migrantes, para reducir de forma significativa los plazos de resolución, que actualmente con larguísimos”.

A juicio del grupo parlamentario extremista filochavista, “la emergencia social y económica provocada por la COVID-19 supone una circunstancia excepcional que requiere una respuesta rápida y justa que anticipe sus consecuencias, y que proteja a todas las personas sin dejar a nadie atrás”.

Se trata de un plan con el que la extrema izquierda quiere asegurarse el voto de al menos 2,5 millón de inmigrantes —actualmente con o sin papeles en nuestro país— a las próximas elecciones generales a las cortes españolas y a las próximas elecciones municipales.

La iniciativa de la ultraizquierda permite también regularizar a todos los inmigrantes ilegales en España hasta el junio de 2020 para que beneficien del sueldo mínimo llamado Ingreso Mínimo Vital que ha aprobado el Gobierno de coalición comunista del presidente Pedro Sánchez (PSOE) y vicepresidente Pablo Iglesias.

Los comunistas son conscientes de que su teoría y discurso para enfrentar a los pobres y ricos, al hombre y la mujer y, con ellos, conseguir sus fines de una España de bandos, no acaba de convencer al pueblo y que su única salida para ser decisivo en unas elecciones generales a las cortes españolas sería el voto de los inmigrantes.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot