Proyecto España 2050 de Sánchez (PSOE): “Fomentar la inmigración legal” (255.000 inmigrantes)

.Prevé el texto que una de cada tres personas tenga más de 65 años en 2050, lo que requerirá la llegada de al menos 255.000 inmigrantes anuales para compensar el envejecimiento de la población

FOTOGRAFÍA. MADRID (ESPAÑA), 20.05.2021. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la presentación del proyecto España 2050. Efe 

Efe – El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este jueves la apertura de “un gran diálogo nacional” para analizar los retos del país en los próximos treinta años e intentar construir desde la unidad la España de 2050. Madrid (España), jueves 20 de mayo de 2021.

La presentación del informe “España 2050”, realizado de forma altruista por un centenar de expertos de diversos ámbitos y que fija prioridades y objetivos para ese horizonte temporal, ha sido el escenario en el que Sánchez ha avanzado la puesta en marcha de ese diálogo.

Acompañado por sus cuatro vicepresidentas (Carmen Calvo, Nadia Calviño, Yolanda Díaz y Teresa Ribera), el vicepresidente de la Comisión Europea Maros Sefcovic; las presidentas del Congreso y el Senado (Meritxell Batet y Pilar Llop, respectivamente) y, entre otros asistentes, numerosos empresarios, Sánchez ha lanzado un mensaje de optimismo en la España del futuro.

Un optimismo que ha fundamentado en todo lo logrado por el país desde la Transición y en el estudio impulsado por la Oficina de Prospectiva y Estrategia creada hace algo más de un año.

El informe tiene una docena de grandes ejes entre los que se incluye una apuesta por un rediseño de las prestaciones sociales hacia un modelo que “proteja a la ciudadanía en función de sus necesidades y no sólo de su historial laboral”, junto a una reforma fiscal para aumentar su capacidad recaudatoria y su progresividad sin comprometer la sostenibilidad de las cuentas públicas.

Coincidiendo con la crisis migratoria en Ceuta, aboga por el fomento de la inmigración legal y de la captación de talento extranjero como vías adicionales para dinamizar la economía y apuntalar la viabilidad del estado de bienestar y el fortalecimiento de los servicios públicos.

Los jóvenes tienen un apartado específico en el que destaca una “ampliación drástica” de sus oportunidades, especialmente en ámbitos como la educación, el empleo y el acceso a la vivienda, así como la consecución de la plena igualdad de género

Así, propone estudiar una posible “herencia pública universal”, una dotación económica que recibirían los jóvenes alcanzada cierta edad y que podría destinarse a adquirir la primera vivienda, crear un negocio o completar la formación.

Plantea el proyecto un escenario económico a tres décadas mejor al actual, con menos paro, menos horas de trabajo (propone reducir la jornada laboral a 35 horas semanales), menos economía sumergida, una menor brecha de PIB respecto a los países europeos más ricos, mayor productividad y empresas de mayor tamaño.

Sin embargo, en el capítulo de las pensiones reconoce la presión que el envejecimiento de la población y el aumento de la esperanza de vida ejercerá sobre el sistema, lo que podría dejar “obsoleta” la edad legal de jubilación a los 67 años.

Prevé el texto que una de cada tres personas tenga más de 65 años en 2050, lo que requerirá la llegada de al menos 255.000 inmigrantes anuales para compensar el envejecimiento de la población.

Entre las recomendaciones del estudio, se plantea prohibir los vuelos en aquellos trayectos que se puedan realizar en tren en menos de dos horas y media y crear un impuesto sobre el uso real del vehículo.

Por otra parte, aboga por reducir la ingesta de alimentos de origen animal (señala que el consumo actual de carne en España es entre dos y cinco veces superior al recomendable) así como la adquisición de prendas de vestir o de dispositivos digitales y electrodomésticos.

También augura el documento que España se verá obligada a cerrar centros educativos a consecuencia de la pérdida de 800.000 alumnos, pero ello también abre la puerta a poder duplicar el gasto por alumno en infantil, primaria y ESO y pasar de los 4.880 euros actuales a unos 9.640 en el plazo de 30 años.

Ha explicado Sánchez que el estudio no es cerrado, sino que está abierto a aportaciones de todo tipo, y ha sido en ese contexto en el que ha anunciado la apertura de ese “gran diálogo nacional” que ha avanzado que durará varios meses y que estará abierto a las instituciones públicas y privadas y a todos los ciudadanos que quieran participar.

“Este es un proyecto de Estado y todo el país debe formar parte del mismo”, ha añadido antes de considerar que la participación plural permitirá un proyecto que abarque varias legislaturas y debatir lejos del enfrentamiento existente en muchos momentos de la política actual.

“Sentémonos a dialogar, a conversar; unamos voluntades y decidamos qué España queremos tener dentro de treinta años”, ha añadido.

Sin embargo, el informe ya ha sido criticado por el líder del PP, Pablo Casado, quien ha considerado un “insulto” que el jefe del Gobierno hable de la España “virtual” de 2050 cuando “la España real necesita soluciones reales e inmediatas”.

A juicio de Sánchez, tiene todo el sentido empezar a preparar esa España con una visión ambiciosa y realista, y el documento presentado cree que es un hito en la democracia.

En el acto han intervenido, entre otros, varios de los expertos que han trabajado en el documento y Maros Sefcovic.

El vicepresidente de la Comisión Europea ha elogiado la iniciativa de futuro impulsada por Sánchez, le ha invitado a presentar el documento en Bruselas y ha resaltado la importancia de dar respuesta en Europa a los retos desde la unidad y la solidaridad.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot