Puigdemont huyó en coche hacia Bélgica desde Finlandia porque “sabía que en avión le podrían detener”

.Los dos imputados agentes independentistas de los Mozos, que fueron detenidos a su llegada a territorio nacional del Reino de España están acusados de un delito de encubrimiento, por el que la Fiscalía pide tres años de prisión y otros tantos de inhabilitación para cada uno

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), 06.07.2021. Los dos agentes de los Mozos de Escuadra que acompañaban al prófugo de la Justicia expresidente de la Generalidad de Cataluña, Carles Puigdemont Casamajò, cuando fue detenido en marzo de 2018 en Alemania, cinco meses después de huir de la Justicia española, acompañados por su abogado, a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares. Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias.- Madrid (España), miércoles 7 de julio de 2021. El expresidente de Gobierno de la Generalidad de Cataluña, prófugo de la Justicia desde la proclamación de independencia de la República Catalana en octubre de 2017 en la Comunidad autónoma de Cataluña, Carles Puigdemont Casamajò, huyó en coche hacia Bélgica desde Finlandia porque “sabía que si lo hacía en avión le podrían detectar y detener en cualquier aeropuerto tras la reactivación de la euroorden de arresto contra él”, según ha sostenido en la Audiencia Nacional un agente de Información de la Policía.

La Audiencia ha continuado este miércoles el juicio a los dos agentes de la policía catalana, Mozos de Escuadra, que viajaron junto al expresidente golpista de la Generalidad de Cataluña, Carles Puigdemont Casamajò, en su itinerario por varios países del norte de Europa hasta que fue detenido en la frontera entre Alemania y Dinamarca el 25 de marzo de 2018, dos días después de la reactivación de la euroorden que decretó el Tribunal Supremo por su implicación en el Procés.

Los dos imputados agentes independentistas de los Mozos, que fueron detenidos a su llegada a territorio nacional del Reino de España están acusados de un delito de encubrimiento, por el que la Fiscalía pide tres años de prisión y otros tantos de inhabilitación para cada uno.

El testigo que ha declarado y que instruyó dos informes sobre el periplo de Puigdemont por el norte de Europa durante aquellos días, ha explicado que una vez emitida la euroorden los aeropuertos cuentan con herramientas para identificar “incluso las reservas de los vuelos” de los buscados, por lo que el expresidente decidió viajar en coche desde Helsinki hasta Bélgica, donde según los procesados, “iba a entregarse” a la Fiscalía.

También ha relatado que la Comisaría General de Información de la Policía Nacional instó a la alemana a establecer un dispositivo para detectar el paso del vehículo en el que viajaba Puigdemont en la frontera entre Dinamarca y Alemania, el lugar “más factible” para practicar su detención. “Hicimos una aproximación horaria, intuimos el momento en el que podía pasar”, ha añadido.

Sabían cuál era el vehículo y hacia dónde se dirigía, pero no quién lo ocupaba. “No les identificamos hasta que se produjo el arresto”, ha destacado.

Asimismo, el agente ha confirmado que el itinerario que siguieron Puigdemont y sus acompañantes desde Estocolmo -donde los mozos acusados recogieron al al procesado golpista Puigdemont- hacia Bélgica fue “la más razonable”, un dato que los procesados contaron al juez en su declaración y que la investigación de la Policía respalda.

A preguntas del fiscal, ha afirmado que la oficina de intercambio de información internacional SIRENE le informó que la policía alemana había detenido al golpista Puigdemont y a sus cuatro acompañantes.

Esta aseveración contradice la versión que dieron los acusados durante su declaración del pasado martes, en la que aseguraron que los agentes alemanes les pidieron la documentación, procedieron a la detención de Puigdemont y dejaron ir al resto de ocupantes del coche. “Nos preguntaron si íbamos armados, dijimos que no y nos dejaron continuar tranquilamente”, incidieron.

El abogado de los mossos ha esbozado la posibilidad de que uno o varios agentes de la Policía Nacional o la Guardia Civil se encontrase en Helsinki durante la estancia del prófugo de la Justicia en la capital finlandesa en vísperas de la reactivación de la euroorden. Sin embargo, el testigo lo ha negado rotundamente.

Por su parte, los policías que detuvieron a los mossos Carlos de Pedro L. y Xavier G. a su llegada a España han apuntado que ambos se negaron a declarar tras su arresto, ordenado por la Comisaría General de Información.

Tras ser detenido, Puigdemont pasó 13 días en la cárcel de Neumünster hasta que un tribunal alemán lo dejó en libertad bajo fianza y tiempo después cerró el proceso de extradición abierto contra él.

A diferencia de la mayoría de miembros del Gobierno de la Generalidad de Cataluña que encabezó, no ha sido juzgado y el Tribunal General de Unión Europea ha suspendido provisionalmente el levantamiento de su inmunidad como eurodiputado.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot