Sánchez blinda el Cupo Vasco y acepta la “Nación” vasco a campo del «sí» de PNV

FOTOGRAFÍA. CONGRESO DE LOS DIPUTADOS 8MADRID), 30.12.2019. El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez (i), y el presidente del PNV, Andoni Ortuzar (d) , durante la firma del acuerdo por el que los nacionalistas vascos votarán a favor de la investidura de Sánchez, este lunes en el Congreso. Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias – En este sentido, se procederá en el plazo de seis meses al traspaso de las competencias de tráfico a la Comunidad Foral de Navarra, “con el mismo contenido y extensión que las realizadas en su momento a Las Vascongadas”. Se trata, en definitiva, de acordar, las modificaciones legales necesarias, a fin de encontrar una solución tanto al contencioso en Cataluña como en la negociación y acuerdo del nuevo Estatuto de Las Vascongadas, “atendiendo a los sentimientos nacionales de pertenencia (Nación vasca)”. Sobre las medidas fiscales que el Gobierno quiera proponer, el acuerdo contempla una interlocución previa con el PNV, así como garantías para “encauzar las discrepancias que puedan producirse en las relaciones en el ámbito fiscal o el financiero establecidas por el Concierto Económico”, eufemismo usado para señalar el llamado «Cupo Vasco» o Concierto Económico vasco. Madrid (España), lunes 30 de diciembre de 2019. 

El acuerdo firmado entre el PSOE y los separatistas del PNV por el que los separatistas votarán a favor de la investidura de Pedro Sánchez, prevé impulsar las “modificaciones legales necesarias” para el reconocimiento de las identidades territoriales y encontrar una solución al contencioso de Cataluña y la adecuación del nuevo Estatuto vasco.

El texto, presentado en el Congreso por el líder socialista, Pedro Sánchez y el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, recoge además la voluntad de ambas partes de mantener una “comunicación fluida y constante” con el Gobierno vasco para evitar la “judicialización de las discrepancias, que debe ser sustituida por el acuerdo político”.

También incluye la reivindicación de Las Vascongadas de proceder en 2020 a la negociación y traspaso a esa comunidad de las competencias estatuarias pendientes.

En este sentido, se procederá en el plazo de seis meses al traspaso de las competencias de tráfico a la Comunidad Foral de Navarra, “con el mismo contenido y extensión que las realizadas en su momento a Las Vascongadas”.

En el asunto de la identidad, el acuerdo incluye el compromiso para impulsar a través del diálogo entre partidos e instituciones, “las reformas necesarios para adecuar la estructura del Estado al reconocimiento de las identidades territoriales”.

Se trata, en definitiva, de acordar, las modificaciones legales necesarias, a fin de encontrar una solución tanto al contencioso en Cataluña como en la negociación y acuerdo del nuevo Estatuto de Las Vascongadas, “atendiendo a los sentimientos nacionales de pertenencia” (Nación vasca).

En el texto, el PSOE se compromete a modificar con el acuerdo de PNV el contenido de los conocidos como decretos digitales – que permiten intervenir servicios digitales si amenazan el orden público- “de manera que las discrepancias manifestadas en el ámbito parlamentario” sean resueltas.

También apuesta de forma “urgente, firme y decidida” por las infraestructuras correspondientes al Estado en la comunidad vasca, especialmente, lo relativo al Tren de Alta Velocidad (TAV), incluido el cronograma de trabajos y los compromisos complementarios ya cerrados con el Gobierno central.

Asimismo, el documento aboga por impulsar la construcción europea y la presencia y participación del País Vasco en las instituciones de la Unión.

El nuevo Gobierno se compromete a impulsar “decididamente” la industria y su adecuación a la transformación energética con el mantenimiento de la actividad económica y el empleo,” posibilitando una transición realista y protegiendo los puestos de trabajo de los sectores afectados por estos cambios”.

Sobre las medidas fiscales que el Gobierno quiera proponer, el acuerdo contempla una interlocución previa con el PNV, así como garantías para “encauzar las discrepancias que puedan producirse en las relaciones en el ámbito fiscal o el financiero establecidas por el Concierto Económico”.

Finalmente el texto asegura que los criterios de reinversión el superávit de entidades locales y diputaciones forales se harán en el marco de las comisiones mixtas de concierto y convenio y se abren cauces para promover la representación internacional de Euskadi en el ámbito deportivo y cultural.

Sobre «Cupo Vasco» o Concierto Económico vasco

El «Cupo Vasco» es la aportación anual que realizan las comunidades autónomas forales: País Vasco y Navarra, en concepto de gastos generales que asumen por las competencias no transferidas (Defensa y Casa Real), representación exterior, mantenimiento de las instituciones comunes (Congreso, Senado…) e infraestructuras (puertos, aeropuertos, AVE). 

Asimismo, el Concierto Económico vasco es un instrumento jurídico que regula las relaciones tributarias y financieras entre la Administración General del Estado de España y la comunidad autónoma del País Vasco, y que forma parte del régimen foral. Históricamente, las tres provincias vascas gestionaron sus propios sistemas tributarios derivados de sus fueros, pero tras la Tercera Guerra Carlista (1876) se implanta un sistema de colaboración entre los territorios históricos y el Estado.

Estos conciertos han evolucionado con el tiempo: en una primera etapa entre 1878 y 1937 las tres provincias vascas dispusieron de ellos, mientras que durante el franquismo y hasta 1980 solo la provincia de Álava los mantuvo por su apoyo al régimen dictatorial. A partir de 1981, y tras ser reconocidos los derechos históricos de los territorios forales en la Constitución de 1978 y el Estatuto de Guernica (1979), se aplica el concierto actualmente vigente.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot