Secretario General del FPÖ Michael Schnedlitz (Austria): “No estoy vacunado y no me dejaré inocular a la fuerza”. “Es mi cuerpo y es mi decisión”

.Schnedlitz criticó al Gobierno de Alexander Schallenberg por querer, según dijo, “acallarlos y tenerlos sometidos” como si fueran “súbditos”

Lasvocesdelpueblo y Agencias.- Viena (Austria), sábado 20 de noviembre de 2021. Michael Schnedlitz, el Secretario General del partido político FPÖ del exministro de Interior de Austria, Herbert Kickl, ha asegurado este sábado ante más de 100.000 manifestantes contra la nueva “coronadictadura” instaurada en Austria por el Gobierno de coalición globalista progre (entre ecologistas y conservadores) de Alexander Schallenberg que ni estaba vacunado ni se dejaría inmunizar a la fuerza.

“Os digo que no estoy vacunado y no me dejaré inocular a la fuerza. Es mi cuerpo y es mi decisión”, aseguró el Secretario General del partido político FPÖ en su intervención.

Schnedlitz criticó al Gobierno de Alexander Schallenberg por querer, según dijo, “acallarlos y tenerlos sometidos” como si fueran “súbditos”.

El partido político FPÖ impulsó la protesta desde las redes sociales, donde Herbert Kickl, un antiguo ministro del Interior que ha defendido que el coronavirus se puede tratar con un desparasitador para animales, ibuprofeno y vitamina C, alentó la protesta para defender la “libertad” y evitar la “dictadura”.

El FPÖ, la tercera formación parlamentaria de Austria con un 20 % de intención de voto, se ha mostrado radicalmente en contra de las vacunas y de las restricciones para evitar contagios.

Ayer el jefe del Gobierno de coalición globalista Alexander Schallenberg vinculó al FPÖ con el bajo nivel de vacunación del país y calificó su posición de “irresponsable” y de cometer “un atentado contra la sanidad pública”.

Aunque la presencia de figuras de derecha y de simpatizantes del FPÖ era clara, la manifestación atrajo a una variedad heterogénea de personas, desde partidarios a no someterse a los experimentos de muerte que, para ellos son la llamada “vacuna COVID 19”, hasta personas que desconfían del poder excesivo del Estado, pasando por grupos de cristianos evangélicos.

“El confinamiento de los «no vacunados» me parece un error, no creo que los derechos fundamentales se deban aplicar en función de que alguien tenga un fármaco en el cuerpo”, explicó a Efe una universitaria que portaba un símbolo de la paz.

Otras dos jóvenes llevaban un cártel en el que se leía: “Mejor manifestarse con el partido político FPÖ que callar con la izquierda” cómplice de la nueva dictadura globalista en Austria y traidora, calificaba las restricciones como un “camino a la dictadura” en Austria.

LLAMADA A LA CONCORDIA

La creciente división en la sociedad debido a la dictadura instaurada en Austria es tal que el Presidente de Austria, Alexander Van der Bellen, apeló anoche a la concordia y a la unidad en un discurso televisado por el nuevo confinamiento totalitario.

“Las acusaciones recíprocas no resuelven nada ahora. No se soluciona nada con señalar con el dedo al otro y dirigirle nuestra ira”, dijo Van der Bellen a los austríacos y les animó a superar divisiones que han fracturado familias y amistades.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot