Sube C’s, baja Podemos y coalición podemitas-Rojos supera al PSOE y cae PP que ganaría con 27,4%

Lasvocesdelpueblo
Un combo de fotografía de los principales candidatos al 26-j 2016: Albert Rivera (C's, Mariano Rajoy (PP), Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Iglesias (Podemos) Santiago Abascal (VOX). Archivo Lasvocesdelpueblo.

Lasvocesdelpueblo y rtve – La encuesta se hizo antes de la disolución de las Cortes. Mariano Rajoy y Pablo Iglesias, los líderes que más bajan en valoración. El PP ganaría, pero con menos ventaja; sube Ciudadanos y baja la formación extremista podemita de Pablo Iglesias, Podemos. Si suman sus fuerzas, obtendrían el 23,1% de los votos, por el 21,6% del PSOE; según el barómetro del CIS para el mes de abril 2016. Barcelona, 6 de mayo 2016. Fotografía: Un combo de fotografía de los principales candidatos al 26-j 2016: Albert Rivera (C’s, Mariano Rajoy (PP), Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Iglesias (Podemos) Santiago Abascal (VOX). Archivo Lasvocesdelpueblo

El barómetro del CIS íntegro en pdf

Descargar (PDF, 259KB)

La confluencia electoral entre Podemos e IU que se encuentran negociando ambos partidos estos días serviría, al menos aritméticamente, para superar al PSOE si hoy se volvieran a celebrar elecciones generales en España. Eso es lo que predice el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del mes de abril que se ha dado a conocer este viernes

Las elecciones las volvería a ganar el PP, con un 27,4% de los votos, que perdería 1,3 puntos respecto a los resultados del 20D, aunque vería reducir su ventaja con el segundo, el PSOE, con el 21,6% de intención de voto, apenas se dejaría medio punto. Pero lo más notable es que la suma de Podemos e IU obtendría el 23,1% de los votos y, si esta aritmética resistiera al acuerdo, serviría para lograr el ‘sorpasso’ al PSOE en las fuerzas de la izquierda.

Ciudadanos, por su parte, que seguiría siendo la cuarta formación en intención de voto, mejora sus expectativas electorales a la luz del CIS, al contar con el 15,6% de intención de voto (fue del 13,9% en las elecciones generales de diciembre).

IU compensa a un Podemos que pierde fuelle

A la luz de los datos del CIS, una potencial coalición electoral entre Podemos e IU potencia al partido de Pablo Iglesias, que por sí solo -es decir, manteniendo su confluencia con En Comú Podem, En Marea y Compromís- bajaría tres puntos, del 20,66% que obtuvo en el 20D al 17,7% que le da ahora este sondeo. Sin embargo, IU mejora casi dos puntos, del 3,67 de diciembre al 5,4% de intención de voto que pronostica para el partido de Alberto Garzón. Es la misma subida en puntos que la de Ciudadanos, pero en proporción la de IU es mayor.

Es cierto que el CIS pregunta a los ciudadanos sobre estos partidos por separado y no tiene forma de estimar los efectos de una coalición real entre Podemos e IU. Y también es cierto que ese potencial 23,1% no es mayor que el 24% que habrían tenido sumando el voto obtenido en diciembre. Pero lo crucial de este dato es que llega en medio de las negociaciones entre Podemos e IU para decidir una coalición con capacidad real para provocar un cambio de hegemonía en la izquierda política en España.

De esta manera, al superar Podemos e IU al PSOE en un 1,5% de intención de voto, obtendrían una posición de ventaja a la hora de intentar formar gobierno; porque lo que deja claro esta proyección del CIS es que después del 26J seguirá haciendo falta que los partidos negocien.

Este es el primer estudio electoral del CIS tras convocarse elecciones generales el próximo 26 de junio. La encuesta, con un margen de error del 2%, se realizó en entre el 1 y el 10 de abril, coincidiendo con la publicación de Los papeles de Panamá -que acabó con la renuncia de José Manuel Soria como ministro de Industria-, y con la ruptura de las negociaciones para la formación de gobierno. Para entonces, Pedro Sánchez ya había fracasado en su intento de investidura y estaba pendiente de realizarse una tercera ronda de consultas del rey, que confirmaría que no era posible formar gobierno y había que volver a las urnas.

‘Sorpasso’ ya anunciado en enero

El último barómetro con datos de intención de voto del CIS se hizo en enero, apenas quince días después de las elecciones. Aquel sondeo daba la victoria al PP, con un 28,8% de los votos; otorgaba al PSOE una caída de 1,5 puntos, hasta el 20,5%, y pronosticaba el ‘sorpasso’ de Podemos y sus confluencias, que subirían hasta el 21,9%, por sí solas, sin necesidad de más alianzas. Ciudadanos cosecharía un 13,3% de los sufragios, empeorando levemente su resultado en las generales (13,9%).

Las cosas han cambiado desde entonces, en especial para IU e Ciudadanos, que experimentan las subidas más apreciables. El PP ve reducida su ventaja, a 5,8 puntos, pero mantiene una línea regular y seguiría siendo la fuerza más votada, a expensas de ver cómo se reflejaría en escaños, algo que este barómetro no muestra.

Fuente: Barómetro del CIS. La estimación de voto para Podemos en el barómetro postelectoral no incluye las confluencias con Compromís, En Marea y En Comú Podem, con las que llegaría al 21,9%. En el preelectoral, el CIS también midió así el voto, lo que suponía una suma del 15,7%.
En las elecciones del 20D, los resultados fueron: PP 28,72%; PSOE 22,01%; Podemos 20,66%; Ciudadanos 13,93%. Unidad Popular 3,67%.

Los datos de este barómetro, más alejados de la inmediatez postelectoral, ofrecen varias lecturas posibles. En clave ideológica, al margen del ‘sorpasso‘, entre las fuerzas de la izquierda, se observa que IU crece, el PSOE remonta y Podemos se desgasta. Al otro lado del espectro, Ciudadanos prospera mientras el PP se erosiona. Y en términos de agregación, resultaría que Podemos, sus confluencias, IU-UP y el PSOE superarían en intención de voto al PP incluso apoyado este por Ciudadanos (44,7% de los votos frente al 43%).

Si se quiere interpretar en clave de negociaciones, tras más de cien días de negociaciones y una legislatura breve como un parpadeo, los ciudadanos estarían recompensando con su voto -aunque desigualmente- el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos, así como la voluntad negociadora de IU, mientras que PP y Podemos reciben un castigo relativo por su comportamiento, el que ha sido tildado de “bloqueo” por los socialistas y la formación de Rivera.

Esta interpretación se vería refrendada en la valoración de los líderes. El presidente del PP, Mariano Rajoy (2,89 puntos sobre diez), y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (3,16), son los políticos más penalizados por su actuación durante las negociaciones para formar gobierno, mientras que el de Ciudadanos, Albert Rivera, sube su puntuación (3,99) y el socialista Pedro Sánchez baja una décima (3,74).  Alberto Garzón (IU) sigue siendo el líder más valorado, aunque suspende con 4,69 puntos de valoración sobre 10.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies