Terrorismo de ETA| El rey llama a la unidad y reivindica el espíritu de Ermua

.Felipe VI ha instado a defender, «como un deber permanente», los derechos de los que fueron privados Miguel Ángel Blanco y todas las víctimas del terrorismo: «la vida, la libertad, la dignidad»

FOTOGRAFÍA. ERMUA (ESPAÑA), 10.07.2022. El rey Felipe VI, durante su intervención en la conmemoración del 25 aniversario del secuestro y asesinato del concejal del PP Miguel Ángel Blanco por ETA, este domingo en la localidad vizcaína de Ermua. Efe

Efe.- Ermua (España), domingo 10 de julio de 2022. El rey, que este domingo ha presidido en Ermua el homenaje de Estado a Miguel Ángel Blanco Garrido y el resto de víctimas del terrorismo, ha hecho un llamamiento a la unidad y ha reivindicado el espíritu de Ermua para recordar «el valor de la paz, la vida, la libertad y la democracia».

«El espíritu de Ermua es la victoria de la conciencia colectiva de todo nuestro pueblo; es la victoria de la dignidad y de la moral frente al miedo y al terror; es ejemplo, en fin, de nuestra fortaleza», ha afirmado el monarca, quien ha remarcado: «Que la unidad nos convoque en torno a nuestra historia reciente».

Ha instado a todos a seguir «perseverando para que lo vivido no caiga en el olvido; para que la unidad nos convoque en torno a nuestra historia reciente, y para que el espíritu de Ermua nos recuerde, cada día, el valor de la paz, de la vida, de la libertad y de la democracia».

Felipe VI ha instado a defender, «como un deber permanente», los derechos de los que fueron privados Miguel Ángel Blanco y todas las víctimas del terrorismo: «la vida, la libertad, la dignidad».

El monarca, cuyo discurso ha sido precedido por las intervenciones del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y del lehendakari, Íñigo Urkullu, ha dicho que España no se puede permitir que haya generaciones «que ignoren lo que pasó en esos dolorosos días» del secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco, «que no sepan cómo y por qué unió» la conciencia colectiva y sirvió para «asentar» la convivencia.

Felipe VI, que ha recordado que él tenía entonces 29 años, los mismos que Miguel Ángel Blanco cuando fue asesinado, ha dicho que «Ermua ─su espíritu─, fue uno de los momentos más relevantes que marcaron para ETA el camino hacia su final».

«Ese punto de inflexión, triste y desolador, nos ha traído hasta aquí», ha agregado.

Ha rememorado los días en los que Miguel Ángel Blanco fue secuestrado y después asesinado y ha resaltado que en Ermua «nació un espíritu que trascendió sus límites, se extendió por toda España y fue decisivo y determinante» en la historia de la lucha contra el terrorismo.

El lazo azul fue, ha recordado, símbolo «de la lucha por la libertad, de la unidad de los demócratas ante las amenazas».

«Ese color azul expresaba mucho más que un compromiso individual. Era un símbolo colectivo de humanidad, de enorme valentía, de condena y de apelación a una responsabilidad compartida», ha destacado.

Felipe VI se ha referido al «silencio atronador» vivido en innumerables manifestaciones en toda España durante aquellos días, que «transmitió mucho más de lo que ninguna persona hubiese podido decir en momentos tan terribles».

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot